Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones disponsible ¡gratis!

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Crisis de prioridades

Es triste ver cómo los líderes confunden el camino hacia el futuro y equivocan el orden de las cosas.

Lo peor que puede pasar en política es que los líderes, esos seres privilegiados que el pueblo elige para que dirijan la marcha hacia el futuro,  equivoquen las prioridades de la sociedad.

Vea también: ¿Medicare y Medicaid siguen en peligro?

Concentrar esfuerzos y recursos en un camino que puede llevarnos en dirección contraria de la recuperación y la prosperidad es fatal en cualquier circunstancia. En medio de una crisis económica es un punto menos que una tragedia nacional. Pero eso es exactamente lo que está ocurriendo en Washington. Ni más ni menos.

En el momento en que lo verdaderamente urgente es crear las condiciones idóneas para reducir el desempleo, tanto el presidente como los líderes de ambas cámaras del Congreso enfocan sus esfuerzos en un problema de mucho más largo plazo: reducir el déficit mediante recortes sustanciales a lo largo y ancho del espectro presupuestal, incluyendo los programas de Medicare, Medicaid y Seguro Social.

No ha importado que insignes economistas nacionales y extranjeros advirtieran a gritos que, lejos de crear oportunidades de trabajo, esas medidas a destiempo aumentarían más el desempleo y profundizarían la crisis económica que el país padece desde mediados de 2008.

Nadie se molestó en recurrir a la matemática —esa ciencia exacta e infalible— para descubrir que cuando uno corta programas o actividades de cualquier tipo la primera consecuencia es el despido masivo de las personas que operan esos programas.

Así las cosas, el presidente Obama y el presidente de la Cámara, John Boehner, permanecieron a las greñas casi todo el verano disputándose cuál se alejaba más de la realidad y quién se mantenía más tiempo de espaldas a las verdaderas necesidades de la población.

Lo peor fue que en medio de la refriega que manchó el discurso político nacional tal vez para siempre, volvieran a fijar la mirada en los programas de ayuda social, principalmente en el de Seguro Social, ese elemento tan odiado por tantas generaciones de republicanos desde su nacimiento en 1935. A nadie sorprendió, pues, que el programa para retirados inmediatamente formara parte del debate.

No demoraron los candidatos presidenciales a sumarse a la comparsa  contra el Seguro Social. El más enardecido de todos es el gobernador de Texas Rick Perry, quien se refirió al programa como una “estafa tipo Ponzi” y como “una monstruosa mentira”.

La ironía de todo esto, sin embargo, es que el Seguro Social no ha contribuido ni un solo dólar al enorme déficit nacional. Todo lo contrario, acaso sea el más atinado y solvente de los programas de gobierno. La mayor diferencia que lo distancia de esa estructura conocida con el nombre de Ponzi es que mientras ésta es una especie de pirámide en que las ganancias proceden del timo a sus miembros, el Seguro Social es un fondo al que todo el que trabaja contribuye mediante aportes que se descuentan por nómina. Es lo que se ha dado en llamar en inglés como pay-as-you-go, lo cual equivale a un permanente círculo de financiamiento.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

El tío Sam
a tu servicio

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.