Conoce más

Abrir
expedia resort membership travel aarp benefit

Ofertas en viajes

AARP® Travel Center Powered by Expedia®

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar tus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

 

 

 

 

Ofertas exclusivas de puntos para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Reloj en primer plano y mujer bostezando al fondo

¿Qué tanto sabes del cambio de horario? Trivia

Parques nacionales

Cómo hacerse voluntario en los parques nacionales

Hazte voluntario. Requisitos

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Qué necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

La reelección en la mira

Obama en San Juan

¿Puede dársele estatus de visita oficial a las cuatro horas que el presidente pasó en Puerto Rico?

En el registro de la Casa Blanca el viaje del Presidente Obama a Puerto Rico el martes aparece como la segunda visita oficial de un presidente de Estados Unidos en funciones desde que hace exactamente 50 años el Presidente Kennedy visitó la isla en 1961.

Vea también: Los deseos del presidente al cumplir 50 años.

No cuentan como visitas oficiales el viaje que hizo el Presidente Johnson en 1968 para visitar una base militar, ni la del Presidente Ford en 1976 para servir de anfitrión en una cumbre económica del Grupo 7.

Desconozco el criterio que utiliza la Casa Blanca para dar o negar categoría oficial a los viajes de los presidentes, pero para mí la base más importante para explicar, justificar o categorizar una visita (no sólo del presidente sino de cualquier persona) a un sitio determinado es el motivo. El porqué. Y si aplicáramos ese elemento al viaje de Obama a San Juan, su visita de apenas cuatro horas a la isla sería menos oficial que la de Johnson o Ford. Tanto así que en lugar de positiva la visita podría resultar negativa e incluso ofensiva.

Surgen, por ejemplo, algunas preguntas claves. ¿Hay algún asunto pendiente entre Estados Unidos y Puerto Rico cuya importancia  requiera la intervención presidencial? No creo. El tema de inmigración no es aplicable porque los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses. El asunto del estatus es ya una cuestión de rutina para el que ya existe una comisión que monitorea todo lo relacionado con las posibles opciones en la relación de la isla con Estados Unidos.

Y las opciones son las de siempre: independencia total, convertirse en un estado más de la unión, y la condición actual de estado libre asociado. La comisión, llamada en inglés President’s Task Force on Puerto Rico’s Status, fue creada en 2005 y en 2007 emitió una recomendación de que se celebraran no menos de dos referéndums más sobre el estatus antes de 2012.

Entonces. Para nadie es un secreto que este viaje tenía todas las indicaciones de ser una escala más en la campaña de reelección de Obama, lo cual queda muy lejos de ser una visita oficial. Fue una burda manera de atraer el voto puertorriqueño en el territorio estadounidense continental (los puertorriqueños que residen en la isla no pueden votar en elecciones presidenciales, aunque sí en primarias partidistas). Una suerte de carambola política, tal vez planeada con mucha astucia por sus consejeros electorales, pero desastrosa cuando se analiza la sensibilidad que debe conformar la presencia del presidente en la isla.

Los números no fallan. Ahora hay más puertorriqueños en Estados Unidos que en la isla (casi 4 millones en la isla; más de 4.5 millones en el continente), la mayoría concentrados en la región de Orlando en el centro de la Florida. Es ahí dónde la nueva ola ha encontrado su destino y no en Nueva York, como lo fue en la pasada generación. Y es precisamente en el centro de Florida donde el presidente espera haber causado el mayor impacto con su visita a la isla.

Todo esto explica las cuatro horas que duró la visita, el discurso pronunciado en un hangar del aeropuerto, la visita casi turística a La Fortaleza, el almuerzo informal en mangas de camisa en una fonda puertorriqueña, la ausencia de una declaración conjunta o de una conferencia de prensa con el gobernador Luis Fortuño, las entrevistas con el diario El Nuevo Día y la estación local de Univisión, todos actos típicos de una campaña electoral.

Es cierto que cuando visitó la isla como candidato había prometido regresar cuando fuera presidente. Pero del modo que han resultado las cosas, la promesa cumplida se convirtió en una prolongación de aquel viaje anterior de campaña electoral.

Conclusión: Este viaje no cuenta y habría que descontarlo del registro de viajes oficiales de la Casa Blanca. En mi cuenta la última (y única) visita oficial de un presidente estadounidense a la Isla del Encanto sigue siendo la del Presidente John F. Kennedy en 1961.

El contenido de esta columna refleja estrictamente la opinión del columnista y no la postura de AARP. AARP es una organización no partidista, sin fines de lucro que ayuda a las personas mayores de 50 años de edad a ser independientes y a ejercer control de sus vidas de manera asequible y que les beneficie a ellos y a la sociedad. AARP no respalda a ningún candidato a cargos públicos ni dona a campañas políticas ni a ningún candidato.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Dile al Congreso que proteja a Medicare

Medicare es un acuerdo establecido con el pueblo hace mucho tiempo. Ahora le toca al Congreso protegerlo. Únete a la lucha

 

Publicidad

El tío Sam
a tu servicio

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad