Un hito histórico en la igualdad de género

Las Naciones Unidas y el momento crucial para las mujeres en el mundo.

Grupo de mujeres - Igualdad de género

Conferencia Mundial de la Mujer en 1995. — Anat Givon/AP

In English | Fue estimulante. Fue agotadora. Fue gloriosa. Fue extenuante. Estoy recordando la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, organizada por la ONU, celebrada hace 20 años este septiembre en Pequín. Fue la conferencia más grande que la Organización de las Naciones Unidas jamás había organizado, a la cual asistieron 17,000 delegados.

Un foro de la ONG sobre la mujer complementó la Conferencia Mundial, celebrado de forma paralela en Huairou, un pequeño pueblo 35 millas hacia el noreste de Beijing que atrajo a más de 30,000 participantes. La ciudad campamento del foro, como la de una feria ambulante, estaba al final de un largo camino normalmente polvoriento que estaba hecho lodo, ya que había estado lloviendo casi sin parar durante los días de las reuniones. En la cultura china, el espíritu femenino está asociado al agua. Normalmente, el mes de septiembre en Beijing es muy seco. Según los chinos, la lluvia constante se debía a la energía femenina que emanaba de las más de 40,000 mujeres que se encontraban ahí.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Yo era una de las delegadas estadounidenses a la conferencia de la ONU, una de aproximadamente 70 mujeres empapadas, por lo general cubiertas en ponchos de plástico, quienes asistimos a la reunión y sesiones independientes oficiales. China fue la única nación que se había ofrecido para ser sede de la conferencia, quizás para pulir su imagen internacional tras la represión de las protestas en la Plaza de Tiananmén. Los funcionarios chinos parecían no estar preparados para los montones de mujeres testarudas —y algunos hombres— que llegaron. Estaban especialmente perplejos e irritados por los activistas tibetanos, que estaban extremadamente en contra de los chinos.

Fue fascinante estar con mujeres, todas muy diferentes, de 189 países. Madeleine Kunin, en ese entonces secretaria adjunta de Educación, dice "Visualmente era algo extraordinario —los colores, los trajes, los rostros de las mujeres—. A algunas mujeres solo se les veían los ojos, escondidas tras velos que las cubrían totalmente. Pero estaban ahí".

Veronica Biggins, miembro del liderato de la delegación, recuerda, "Fue fascinante sentarme y hablar con las mujeres y oírlas contar cómo llegaron a China…. Recuerdo haber estado con un grupo de mujeres africanas, conversando sobre la circuncisión femenina y sobre las niñas que se casaban a los 6 o 7 años de edad. Te das cuenta de cosas que das por sentado pero que un enorme porcentaje de mujeres en el mundo jamás llega a tener".

Aun así, Marjorie Margolies, la vicepresidenta de la delegación, explica, "Pienso que logramos mucho en las sesiones independientes, especialmente sobre el tema de la violencia contra las mujeres. Recuerdo en una de las sesiones una mujer habló sobre cómo en su aldea un hombre golpeaba a su esposa todas las noches. Todas las demás mujeres de la aldea rodearon su choza y le dijeron, 'dale un respiro, golpea a una de nosotras'. Él se avergonzó. Fue un punto de partida".

Para muchas, el momento culminante de toda la conferencia fue el discurso de la primera dama Hillary Clinton. Melanne Verveer, que era la jefa del gabinete de Clinton, recuerda, "Estábamos tras bastidores a la derecha del podio, y a medida que la escuchábamos nos fijamos cómo sus palabras estaban impactando, de manera asombrosa, a los hombres y mujeres del público, especialmente cuando trató el tema de los abusos que soportan las mujeres, como la violencia doméstica, las violaciones, el tráfico de mujeres y niños, y niñas que no se educan o valoran".

¿Cuánto se logró en realidad? Linda Tarr-Whelan, quien luego fue la representante de Estados Unidos a la Comisión de la Condición de la Mujer, piensa que fue extremadamente significativo que se reconociera que las mujeres son importantes para la economía y el futuro de las naciones. La Plataforma de Acción de Beijing, firmada por todos los 189 países, creó cotas de referencia para lograr el empoderamiento y progreso de las mujeres. Donna Shalala, en ese entonces secretaria de Salud y Servicios Humanos y ahora directora ejecutiva de la Clinton Foundation, concuerda que debido a la conferencia han sucedido muchas cosas significativas. La educación primaria para las niñas hoy en día es casi universal, y se han logrado mejoras significativas en la atención médica maternal. La mayoría de las constituciones nacionales escritas desde 1995 ahora garantizan la igualdad de género.

Sé que dejé la conferencia sintiendo que la hermandad femenina entre las mujeres de muchas naciones es poderosa, pero también me sentí muy dichosa de ser estadounidense. El recuerdo que más me sustenta es uno muy personal. Cada delegada tuvo la oportunidad de ser la representante oficial de Estados Unidos durante una de las sesiones de la conferencia. Recuerdo haberme sentado entre la representante del Reino Unido, una aristócrata, Lady no sé qué, y la representante de Uruguay, la esposa de un funcionario del gobierno. Y entre ellas me encontraba yo, la nieta de inmigrantes húngaros muy pobres. Sé lo asombrados que hubieran estado mis abuelos. Sé lo orgullosa que hubiera estado mi madre, nacida en Inglaterra, y mi padre, que comenzó a trabajar cuando solo tenía 13 años de edad. Sí, estaba representando a Estados Unidos en una conferencia mundial debido a mis propios logros, y eso era cierto para cada mujer en nuestra delegación. Y lo único que podía pensar era, ¡solo en Estados Unidos!

Myrna Blyth es la directora editorial de AARP.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Dile al Congreso que proteja a Medicare

Medicare es un acuerdo establecido con el pueblo hace mucho tiempo. Ahora le toca al Congreso protegerlo. Únete a la lucha

 

Publicidad

El tío Sam
a tu servicio

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad