Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para tu familia

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en tus compras 

Videos

AARP Español

¡Subscríbase al canal de consejos en YouTube!

Banco de datos
Electricidad

Costo de la electricidad por estado

Vea cuánto paga en su estado. Ir

Encuesta

A la hora de jubilarse

Volver al país de origen

Quizás al jubilarse en Latinoamérica esté haciendo realidad un sueño. Pero antes prepárese bien.

Abuelos disfrutando de un cumpleaños

— Caterina Bernardi/Getty Images

Ecuador, Honduras, Nicaragua y Panamá no cobran impuestos sobre las pensiones. Además, Panamá ofrece descuentos para jubilados sobre una larga lista de productos y servicios, desde cuidados médicos y recetas médicas hasta transporte y actividades culturales.

Salameh detalla que otros países de Centroamérica están entrando en el juego, con incentivos y nuevos proyectos en lugares pintorescos, como el pueblo de San Juan del Sur, en la costa del Pacífico de Nicaragua. La caribeña ciudad costera de Cartagena, Colombia, también está emergiendo como competencia por los dólares de los jubilados, con nuevos proyectos y recursos.

También hay que tener en cuenta los servicios médicos, incluyendo el seguro correspondiente. Muchos lugares de Latinoamérica, considerados favoritos a la hora de jubilarse, cuentan con profesionales e instalaciones médicas de primera categoría, pero resulta de suma importancia asegurarse una cobertura adecuada antes de mudarse.

“En muchos de estos países, no se puede obtener un seguro privado después de los 65 años, pero en los países donde sí se puede obtenerlo, el seguro privado es mucho más accesible que en Estados Unidos —explica Suzan Haskins, directora de redacción para Latinoamérica, con base en Mérida, de International Living—. Las recetas [médicas] no son siempre las mismas; pero, por lo general, siempre se puede encontrar algo que funcione”.

Otro beneficio que ofrece la vida en Latinoamérica es lo fácil que es contratar ayuda para cuidados médicos o para tareas domésticas. Haskins dice: “En México, no podrá encontrar un centro para la vida asistida, pero podrá contratar una enfermera que viva en su casa”.

Para ubicar otros servicios profesionales, como los de un contador o un abogado, Haskins sugiere contactarse con funcionarios de los consulados estadounidenses, quienes, a menudo, disponen de listas de proveedores recomendados.

Puede que estudiar hojas de cálculos o trabajar con un servicio de conserjería no resulte suficiente para dilucidar si la vida en el extranjero funcionará para usted. Haskins recomienda que, antes de comprometerse, alquile, al menos por seis meses, en el sitio que desea convertir en su nuevo hogar. “Es una decisión que se toma por más de una razón —dice—. Podrá ser emocional o financiera, pero las dos cosas necesitan funcionar bien juntas”.

Raúl Oña, de 70 años, descubrió que realmente es así. Después de haber vivido más de 40 años en Estados Unidos, se jubiló y se fue a vivir a Ecuador, donde había nacido, e inició un pequeño negocio. Terminó perplejo por la burocracia ecuatoriana que encaró a la hora de realizar trámites simples, como obtener la licencia para conducir, o al realizar proyectos más complicados, como montar un negocio.

“No me arrepiento de haber regresado a mi país, pero no me había dado cuenta de lo acostumbrado que estaba al nivel de eficiencia de Estados Unidos”, admite Oña.

Jorge Navarro, quien regresó a Chile, tampoco se arrepiente de su decisión. Él y su esposa volvieron un poco antes de que ella falleciera de cáncer. Los parientes ayudaron con la mudanza —y todavía lo siguen ayudando—. “La extraño todos los días —cuenta Navarro—, pero me habría sentido mucho más solo si hubiéramos permanecido en Estados Unidos. Aquí, estoy rodeado por mi familia”.

Ya sea por el calor de la familia o por el efectivo contante y sonante en su bolsillo, jubilarse en Latinoamérica puede ser un sueño hecho realidad, siempre que al mudarse tenga los ojos bien abiertos.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Seguridad para
Conductores

Hombre poniéndose el cinturón de seguridad

Apúntese a un curso en línea; sea voluntario y ayúdenos a promover un curso; busque un curso presencial para usted. Ir

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s