Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Revise su IMC con esta calculadora en línea.

¿Cuán saludable es tu peso?

Descúbrelo aquí

Annas Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Videos

AARP Español

¡Subscríbase al canal de consejos en YouTube!

Banco de datos
Electricidad

Costo de la electricidad por estado

Vea cuánto paga en su estado. Ir

Encuesta

Huertas

Jardines con legado

Agregar elementos que le hagan recordar su tierra natal puede reestablecer la conexión con sus raíces.

Exprese su estilo con gusto

Ahora, llegó el momento de elegir las plantas correctas para los lugares correctos. Por ejemplo, si sus espacios abiertos le traen recuerdos de su infancia y del aroma del sancocho (sopa) de su abuelita colombiana, una huerta que le permita agregar sabor a sus comidas podría tentarlo.

Los libros y los sitios web pueden ayudarlo a identificar el mejor tipo de planta para su clima, suelo y grado de exposición al sol. Elija aquello con lo que creció o intente algo nuevo. Cíñase a una ambientación o mezcle y combine. Explore varios colores, texturas y sabores.

Debido a que en el pasado hubo un gran intercambio de plantas de jardín a través de las fronteras, los propietarios de tierras se sienten culpables al cortar plantas que pueden o no ser de su patria. Además, las plantas de América del Norte ya están bien adaptadas a las condiciones aquí reinantes y pueden funcionar bien en un jardín con ambientación latina.

Carmen Arroyo, de 51 años de edad, prefiere muchas hierbas y verduras. Su amor por la tierra comenzó hace seis años, mientras se desempeñaba como voluntaria de El Coquí, un jardín comunitario en el barrio Humboldt Park, en Chicago. “Es un oasis muy pacífico en una ciudad por momentos turbulenta”, indica Arroyo, que vive cerca del terreno donde crecen el culantro y otras plantas utilizadas en la cocina puertorriqueña. (El culantro, originario de México y América del Sur, es diferente del cilantro, que probablemente se originó en el Mediterráneo, pero que también es parte de la cocina puertorriqueña).

La variedad realmente condimenta la vida cuando crea un espacio en el que los sabores latinos prosperan. Tome en cuenta los pimientos picantes. Mientras que algunos países de habla hispana todavía se jactan de tener pimientos únicos, con frecuencia, las plantas eran comercializadas a través de las fronteras y se les asignaba nuevos nombres. El ají cachucha, un pimiento aromático que los cubanos le agregan a los frijoles negros, crece con fuerza y hasta puede convertirse en un árbol en la zona de Miami. Pero los puertorriqueños y los dominicanos lo denominan ají dulce, e indican que es perfecto para saborear el sofrito (salteado de ajo y cebollas).

El orégano cubano, el orégano mexicano y el tomillo jamaiquino son iguales. Es más, “ni siquiera es orégano —señala Mejides—, pero tiene el sabor del orégano, el aroma del orégano y, para los norteños, es una planta hogareña agradable. Se puede utilizar para dar sabor a cualquier plato con pollo o cerdo, o carnes rojas”.

Para todos los de ascendencia cubana resueltos a tener un jardín tropical, Mejides recomienda el lirio mariposa de jengibre, la flor nacional de la isla, que anda bien en el sur de Florida y puede crecer en grandes macetas, más al norte, cuando se lo ubica en interiores, durante el invierno. Y puede cumplir una triple función, expresa: “Es una flor muy bonita, tiene mucha fragancia y sus raíces pueden utilizarse como jengibre”.

Al elegir las plantas, tenga en cuenta de cuánto tiempo dispondrá para ocuparse de ellas, indica Andrea DeLong-Amaya, directora de jardines y floricultura del Lady Bird Johnson Wildflower Center de la Universidad de Texas, en Austin. Ella recomienda comenzar con sólo un puñado de especies de plantas. “Puede no resultar tan interesante [al principio] —señala—, pero así es cuando uno cultiva su propio jardín dedicándole su tiempo e interés.”

Agregue los toques sencillos

Una vez que tenga las plantas en su lugar, agregue muebles u otros elementos para complementar la ambientación. ¿Prefiere lo caribeño? Intente colocar hamacas paraguayas y muebles de caña o ratán. Para lograr un jardín estilo hacienda (colonial), invierta en sillas reclinables de cuero y una fuente central o de pared. ¿Su presupuesto es ajustado? Un estanque con bordes de ladrillo puede brindar un detalle de agua menos costoso. Y en lugar de utilizar muebles de época, recurra a la idea inspirada en las haciendas de pintar las paredes del jardín de color rojo oscuro, amarillo ocre u otros colores tradicionales.

Ahora usted ha creado recuerdos de buen gusto y coloridos que lo motivan a volver a casa.

También le puede interesar: El arte y la ciencia del compostaje.>>

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Seguridad para
Conductores

Hombre poniéndose el cinturón de seguridad

Apúntese a un curso en línea; sea voluntario y ayúdenos a promover un curso; busque un curso presencial para usted. Ir

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP