Conoce más

Abrir
Enterprise: Foto de carro rentado

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


Tarjeta del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Pepperoni pizza - Papa Johns

Papa John's

Los socios ahorran todos los días

Compartir es Vivir

Compartir es Vivir

Encuentra oportunidades de voluntariado

Videos

AARP Español

¡Subscríbase al canal de consejos en YouTube!

Banco de datos
Electricidad

Costo de la electricidad por estado

Vea cuánto paga en su estado. Ir

Encuesta

Jardinería urbana

5 pasos sencillos para crear una huerta orgánica

Plante sus verduras y hierbas, y cree su abono orgánico siguiendo esta guía práctica y económica.

Jardines Orgánicos

Para saber qué tipo de plantas elegir, es importante identificar si su huerta recibe el sol de la mañana o el más caluroso sol de la tarde. — Cultura/Getty Images

2.- Cómo preparar la tierra

Empezar con una tierra adecuadamente nutrida es una de las claves de la jardinería orgánica. Por eso es tan importante que determine la calidad del suelo en el que vaya a plantar. Un modo eficaz y económico de conocer la composición de la tierra en su huerto es enviar una muestra a una de las Oficinas de la Extensión Cooperativa del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. En el National Institute of Food and Agriculture (Instituto Nacional de Alimentos y Agricultura) encuentra una lista de las distintas oficinas organizadas por estados. Solicite que le envíen un Análisis de Nutrientes Estándar (“Standard Nutrient Analysis”) y por muy poco dinero recibirá un desglose completo del pH (potencial de hidrógeno) y de los niveles de nutrientes que tiene su tierra, así como recomendaciones para enriquecerla. No se olvide mencionar que planea cultivar orgánicamente. De acuerdo a los expertos, el otoño es la mejor época para analizar el suelo y aplicar los nutrientes orgánicos que sean necesarios antes de que empiece el invierno. En cualquier caso, asegúrese siempre de que el suelo en el que vaya a iniciar su huerta orgánica tenga una buena capa de mantillo compuesto de abono, recortes de hojas y césped y estiércol.

3.- Cómo hacer su propio abono natural

El abono orgánico o compost se obtiene de los restos vegetales del jardín y del consumo cotidiano en nuestro hogar. Si tiene un rincón apartado en el jardín donde le llega parcialmente el sol, puede hacer simplemente un montón con los restos y cubrirlos con cartón o ponerlos en una caja de madera. La opción más práctica y sencilla, sin embargo, es utilizar un compostador que puede comprar en su tienda de jardinería o hacerlo usted mismo utilizando un cubo grande de basura que tenga tapa y que quede bien cerrado. Como el compostaje precisa la circulación del aire para que se produzca la descomposición, necesitará hacer pequeños agujeros en el cubo utilizando un taladro o simplemente un clavo y un martillo. Asegúrese de que los agujeros cubran toda la extensión del cubo y de que estén separados entre sí por unas dos pulgadas (5 cm). Ponga el compostador directamente en la tierra y calcule que por cada 220 libras (100 kg) de restos orgánicos obtendrá 66 libras (30 kg) de abono.

4.- Qué restos poner en el compostador y cuáles dejar fuera

La clave del éxito del abono natural está en la variedad de restos orgánicos que formen la mezcla. El objetivo es conseguir un buen equilibrio entre restos “verdes” (materiales ricos en nitrógeno) y “marrones” (ricos en carbono).

Del jardín puede echar en el abono hojas verdes y marrones, recortes de césped, hortalizas, ramas podadas, malezas o malas hierbas sin semillas y el estiércol de las aves de corral y de anímales herbívoros como vacas y caballos. Si no tiene acceso a una granja o un establo, en las tiendas de jardinería encontrará bolsas de 25 libras de abono orgánico con estiércol de vaca (pida por organic compost with cow manure) por menos de $3.

De su hogar puede echar cenizas de madera (moderadamente), los posos (o borra) del café, las bolsitas o las hojas del té, las cáscara del huevo machacadas, las peladuras de frutas y vegetales crudos, revistas, periódicos, cartones (incluyendo las cajas de cereales y de los huevos), corchos, paja utilizada como acolchado si tiene un corral, serrín y virutas de madera, fibras naturales (cien por cien algodón o lana) e incluso pelo y uñas.

Tan importante cómo saber qué restos orgánicos poner en el abono es saber cuáles dejar fuera. Aquí tiene una lista orientativa:

— Las hierbas malas con semillas y las que se extienden incluso sin semillas

— Plantas enfermas

— Comida cocinada

— Carne

— Pescado

— Huesos

— Productos lácteos

— Demasiados vegetales podridos

— Excrementos de animales domésticos

— Pañales desechables

— Las cenizas o el serrín de maderas tratadas o aglomerados

Siguiente: Recursos para encontrar semillas orgánicas. >>

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Seguridad para
Conductores

Hombre poniéndose el cinturón de seguridad

Apúntese a un curso en línea; sea voluntario y ayúdenos a promover un curso; busque un curso presencial para usted. Ir

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s