Conoce más

Abrir
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Videos

AARP Español

¡Subscríbase al canal de consejos en YouTube!

Banco de datos
Electricidad

Costo de la electricidad por estado

Vea cuánto paga en su estado. Ir

Encuesta

Lecciones aprendidas

Resurgimiento triunfal en Nueva Orleans

El barrio Hollygrove resurge mejor que nunca después de la destrucción ocasionada por Katrina.

HOME & GARDEN livable communities

— Erika Larsen/Redux

In English | Cuando el huracán Katrina hizo su paso por Nueva Orleans cinco años atrás, dejó tras de sí vecindarios devastados. Muchos no han logrado recuperarse aún. Pero para los residentes de Hollygrove, una comunidad de clase obrera situada en el extremo oeste de la ciudad, la destrucción ha resultado ser un incentivo para mejorar el terreno sobre el que se edificó sus hogares.

En agosto de 2005, el huracán abrió una brecha en el canal de la calle 17 y convirtió el barrio en un lago que en partes era poco profundo, pero que en otras superaba los 12 pies de profundidad. “El huracán nos borró por completo. Pero al mismo tiempo, supe que también era nuestra oportunidad para brillar”, dice Kevin Brown, de 49 años, director de la Trinity Christian Community (Comunidad Cristiana de Trinity), ministerio iniciado por su padre en 1967. “Supe que podíamos retornar mucho más fuertes que antes si aprovechábamos el momento”.

Y lo aprovecharon.

Hollygrove es uno de los barrios más pobres de la ciudad, pero se recuperó más rápido y con menos atención externa que los barrios Lower Ninth Ward, ampliamente publicitados. La recuperación llevará todavía mucho tiempo —las calles locales siguen surcadas por baches y bordeadas por lotes vacíos y casas abandonadas—, pero los residentes confían en que sucederá, porque han visto un cambio importante que pasa inadvertido para quienes lo visitan: los habitantes han empezado a trabajar juntos. Y gracias a un prolongado esfuerzo, y con el apoyo de una coalición de organizaciones externas, como AARP, están tomando el control de su futuro.

Aversión al delito

Para empezar, la comunidad ya no tolera el delito. En el vecindario, hubo seis asesinatos en la primera mitad del 2009 y tres en el primer semestre de este año. Uno de ellos ocurrió en junio, cuando Darrien Christmas, de 50 años, se encontraba en el lugar equivocado, en el momento equivocado en que la guerra entre cárteles de la droga volvió a golpear. Hay anuncios que marcan el lugar de la calle Edinburgh donde murió y ofrecen una recompensa por información y un número telefónico para datos anónimos.

Varias semanas después del asesinato de Christmas, Ryan Terrence y Michael White, ambos de 22 años, murieron al ser baleados desde un automóvil en movimiento, en la misma calle y a poca distancia. Terrence era sospechoso de otro caso de asesinato y se lo había acusado de traficar drogas desde una casa abandonada que quedaba cerca. La ciudad demolió la casa unos días después de su muerte, luego de meses de insistentes pedidos de los vecinos.

Respuestas de este tipo representan un cambio muy bien acogido en relación con los terribles días del 2003, año en que Joe Sherman, de 66 años, regresó a la casa donde había crecido. “En ese entonces, este era uno de los barrios más sanguinarios del país”, comenta. “Y aún tenemos graves problemas. La diferencia radica en que ahora estamos haciendo algo al respecto”.

La familia de Sherman se mudó a la calle Edinburgh en 1948, cuando él tenía cinco años. Dice que entonces era tan seguro que nunca podía salirse con la suya. Partió para asistir a la universidad, participó en el movimiento por los derechos civiles, “y desde entonces”, afirma “intento hacer que las cosas sean como deben ser”. Hay más que suficiente en este vecindario para mantenerlo ocupado durante su jubilación, y combatir el delito es apenas una parte. “La lista es larga”, sostiene. “Pero antes del huracán, no se hacía nada”.

Un modelo a seguir

El proyecto Hollygrove ha tenido tanto éxito que a cinco años de Katrina la gente lo cita como modelo nacional de organización vecinal. “AARP desea ayudar a que las localidades mejoren sus propias capacidades fortaleciendo lo que ya existe en ellas”, afirma Nancy McPherson, directora estatal de AARP Luisiana. “Hemos aprendido mucho de Hollygrove”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Seguridad para
Conductores

Hombre poniéndose el cinturón de seguridad

Apúntese a un curso en línea; sea voluntario y ayúdenos a promover un curso; busque un curso presencial para usted. Ir

Publicidad

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad