Skip to content
 

9 maneras saludables de revitalizar tu cuerpo

¿Cuidas de alguien?, con estas estrategias tendrás más energía durante el día.

Una mujer tomando de un vaso de agua

Foto: iStockPhoto

Tomar agua es importante para evitar una deshidratación, inclusive si es leve porque puede causarte cansancio.

In English | Si cuidas de alguien, seguro que has pasado algunas noches en vela, y sabes que la privación del sueño te hará sentir física y mentalmente agotado en la mañana. En tal circunstancia, puede resultarte difícil atender y resolver las necesidades de la persona bajo tus cuidados, así como las tuyas. Tal vez lo primero que se te ocurra para aumentar rápidamente tu energía tomarte un café, té o alguna bebida que tenga cafeína, pero esta no te permitirá mantenerte activo todo el día. 

Aquí encontrarás consejos saludables que te servirán para mantenerte alerta en el día tras haber pasado una noche privada de sueño y, así, poder cuidar de tu ser querido.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

1. Evita los refrigerios rápidos 

Cuando tu cuerpo se ve privado del sueño, demanda carbohidratos y alimentos con alto contenido de glucosa o sodio. Refrigerios como galletas dulces o saladas, rosquillas, golosinas y papas fritas saben bien, pero son una fuente de energía rápida y de corta duración. A la larga, tu cuerpo experimentará un decaimiento. Asimismo, ingerir excesivamente este tipo de alimentos no es saludable; además, te puede producir un aumento de peso indeseado. Mantente lejos de esos sabrosos bocadillos. Más bien, para satisfacer tu apetito y obtener energía saludablemente, come una manzana, una naranja, una banana o nueces.

2. Come porciones pequeñas de alimentos saludables

Una comida abundante y alto en calorías puede hacerte sentir somnoliento y perezoso. Intenta consumir varias porciones reducidas de alimentos en el transcurso del día, y no te olvides de incluir alimentos ricos en proteínas. Las proteínas suministran y mantienen la energía por más tiempo que los carbohidratos simples.

Disfruta de alguna de estas comidas “pequeñas y livianas”: 

  • Mantequilla de maní baja en grasa, untada sobre apios y manzanas
  • Claras de huevos revueltas, servidas con un acompañamiento de frutas frescas y una tostada de pan integral
  • Atún recubierto de lechuga y tomate sobre una rodaja de pan integral o un pan de pita
  •  Una taza o un licuado de yogur descremado mezclado con fresas o arándanos

3. No abuses de la cafeína

Cuando estás cansado y sabes que tienes que enfrentar quehaceres diarios para cuidar de tu ser querido, quizá te sientas tentado de duplicar o triplicar tu dosis diaria de cafeína. Lamentablemente, es muy probable que ese incremento te mantenga despierto a la hora de irte a dormir. En lugar de aumentar el consumo de cafeína, piensa en cómo mantenerlo en el mismo nivel que consumes durante el día.

4. Toma una siesta

Tomar la siesta es saludable para el cuerpo. Estudios sobre el tema revelan que tomar siestas de vez en cuando puede contribuir a disminuir el riesgo de sufrir una cardiopatía coronaria. Si puedes darte tiempo para tomar una siesta, llama a otra persona para se encargue del cuidado de tu ser querido, en particular si este tiene necesidades especiales que requieran de atención constante.

5. Refréscate con una ducha fría

Si bien una ducha con agua caliente suene como algo muy bueno, puede dejarte somnoliento. ¡Toma una rápida ducha fría o lávate la cara con agua fría para revitalizarte! Esta pausa refrescante puede reconfortarte y prepararte para encarar la siguiente tarea.   

6. Camina durante treinta minutos

Una caminata rápida y enérgica puede recargarte física y mentalmente. Aporta a tus órganos y a tus músculos sangre fresca y oxigenada, reactiva tu metabolismo y te levanta el ánimo. Esta energía adicional puede ayudarte a sostenerte a lo largo del día.

7. Bebe agua

El agua es esencial para preservar la salud de tu organismo. En promedio, entre un 55 y 60% de tu cuerpo está constituido por agua. Beber agua en el día te protege contra la deshidratación. Aunque una deshidratación leve represente solamente 1 o 2% de pérdida del agua corporal puede disminuir tus reservas de energía y hacerte sentir cansado.

8. Cuídate

Luego de una noche de insomnio, deberías tomar conciencia de que tú también puedes estar sujeto a ciertas limitaciones y, en consecuencia, deberías evitar algunas actividades que podrían comprometer tu seguridad y la de tu ser querido. Como por ejemplo:

  • Conducir: en particular si recorres largos trayectos, ya que es muy peligroso si estás cansado. Por lo tanto, si debes llevar a tu ser querido a una cita con su médico o pasar a buscar una prescripción por la farmacia, quizá quieras reprogramar esas actividades o pedirle a un amigo que te lleve. 
  • Beber alcohol: ¡No lo hagas! Puede incrementar tu somnolencia y poner en peligro tu capacidad de cumplir con tus responsabilidades como cuidador.
  • Fumar: una vez más, ¡no lo hagas! Varios incendios que se producen en los hogares son el resultado de alguien que se había quedado dormido mientras fumaba.

9. Planifica con anticipación

Las noches de vigilia no siempre se deben a un sueño poco reparador o a tener que levantarse durante la noche para asistir a tu ser querido. En determinadas situaciones y dada la condición de tu ser querido, es probable que sepas de antemano que una noche en vela es inevitable. Si este fuera el caso, procura descansar un poco antes de sobrellevar una “trasnochada”. 

Aquí tienes algunas recomendaciones que te pueden ayudar si necesitas mantenerte despierto durante toda la noche:  

  • Si trabajas fuera de tu hogar, pregúntale a tu jefe si puedes llegar más tarde al día siguiente.
  • Si tienes niños, verifica si algún vecino puede cuidar de ellos, de modo tal que puedas disponer de algunas horas de descanso antes de pasarte toda la noche en vela.
  • Consigue a otra persona que pueda cuidar de tu ser querido la mañana siguiente.
  • Trata de dormir bien la noche anterior a la que estarás de vigilia. 

Recuerda que tu salud y bienestar son importantes. Necesitas tener energía y una actitud positiva para poder cuidar de ti y de otros.  

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto