Skip to content
 

Pasos para verificar si tienes en orden los asuntos legales

Si cuidas de alguien y los documentos están bajo tu responsabilidad, sigue estos consejos para proteger a tu familia.

Padre e hijo tomando café y hablando en casa

Foto: Daniel Bosler/Getty Images

Protege a tus seres queridos con la planificación de los asuntos legales.

In English | Si cuidas de alguien, puede que sea parte de tu tarea estar al tanto de los asuntos legales del ser querido de tu familia. Es probable que sepas —o estés aprendiendo— que es una gran responsabilidad.

“El objetivo final es asegurarte de que tengas todos los derechos para tomar las decisiones que necesites a fin de manejar los asuntos de tu ser amado”, aconseja Charles Sabatino, director de la Comisión sobre Leyes y Envejecimiento de la American Bar Association (Colegio de Abogados de EE.UU.).

Sabatino tiene seis consejos sobre cómo proteger los derechos legales de tu familiar, y los tuyos.

Cuenta con la documentación adecuada

Además de un testamento, asegúrate de que tu ser querido disponga de un poder notarial para la salud y un poder notarial para asuntos financieros. Estos documentos legales permitirán a una persona designada tomar decisiones en nombre de un familiar incapacitado o cuya salud sea delicada.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Tu ser querido necesita crear estos documentos cuando todavía es capaz de tomar decisiones. No se necesita contratar a un abogado para preparar un poder notarial para la salud (aunque según el estado, podrías necesitar dos testigos). Sin embargo, lo mejor es usar un abogado para preparar el poder notarial para asuntos financieros, ya que los asuntos monetarios pueden ser complicados.

El poder notarial para la salud debería detallar los deseos de tu ser querido, como por ejemplo cuándo se debería interrumpir el tratamiento de soporte vital (también conocido como un testamento vital). Puedes encontrar formularios gratuitos e instrucciones para directivas anticipadas (en inglés) sobre qué se debe hacer en tu estado en el Centro de recursos para cuidadores, de AARP

Consulta también el sitio web del Colegio de Abogados de EE.UU. (pdf), (en inglés) el cual contiene un kit de herramientas para la planificación del cuidado de salud.

Elabora un plan familiar

Analiza los temas relacionados con la prestación de cuidados con todos los miembros de la familia interesados. Pídele a tu ser querido que deje constancia, por escrito, de quién se hará cargo de cada tarea de prestación de cuidados. Haz que todas las partes interesadas firmen ese documento. Este no es un documento legal pero mantendrá la paz en la familia al especificar el papel de cada persona. Sabatino dice que el principal precursor de los problemas jurídicos es la mala comunicación.

Organiza los papeles importantes

La mayoría de las personas no se dan cuenta de cuántos documentos legales (en inglés) ya tienen disponibles ni de cuántos necesitarán para asuntos que salen a relucir. Los documentos importantes incluyen partida de nacimiento, acta de matrimonio, sentencias de divorcio, documentos de ciudadanía, acta de defunción del cónyuge o padres, poderes notariales, escrituras de propiedad de inmuebles y de parcelas de cementerio, documentación acerca del retiro militar y condición de veterano, pólizas de seguros y beneficios de jubilación. Organiza estos documentos en archivos donde sean fáciles de encontrar.

Explora la posible ayuda económica

Investiga la disponibilidad de beneficios públicos, como los programas por discapacidad del Seguro Social o del Supplemental Security Income (SSI, Seguridad de Ingreso Suplementario); beneficios para veteranos; el Supplemental Nutrition Assistance Program (SNAP, Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria), antes conocido como cupones de alimentos; Medicare; y Medicaid. AARP Foundation ofrece una herramienta en línea, Benefits QuickLINK (Enlace rápido a información sobre beneficios), para ayudar a averiguar si tu ser amado reúne los requisitos para 15 programas gubernamentales distintos. El National Council on Aging (Consejo Nacional de la Tercera Edad) ofrece una herramienta en línea parecida llamada Benefits Checkup (Verificación de beneficios).

Además, analiza la cobertura de seguro privado por discapacidad y seguro de vida de tu ser querido, sus beneficios de jubilación, su seguro de cuidados a largo plazo y su póliza de seguro de salud para empleados para ver si alguno de ellos cubre atención a domicilio, atención especializada de enfermería, fisioterapia o algún tipo de ayuda a corto plazo que podría incluir un terapeuta de salud mental o un fisioterapeuta.

Si pides licencia de tu trabajo para cuidar a un ser querido, tienes derecho a que tu empleador te dé tres meses de licencia sin goce de sueldo según la Family and Medical Leave Act (Ley de Licencia Familiar y Médica) y tienes tu trabajo garantizado cuando regreses.

Piensa más allá de tu ser querido

Si tu padre o madre no puede cuidar a una persona que dependía de él o ella, quizás tengas que asumir ese papel. Esto incluye tomar responsabilidad por hijos adultos con necesidades especiales. Asegúrate de que ese hijo obtenga todos los beneficios disponibles, tales como beneficios por discapacidad del Seguro Social, beneficios locales y estatales por discapacidad, programas de educación especial y transporte gratuito para los discapacitados. Quizás también tengas que asumir la supervisión de los beneficios del cónyuge sobreviviente, lo cual incluye asegurarte de que el cónyuge sea el beneficiario de la cuenta personal de jubilación, la cuenta bancaria, la póliza de seguro de vida y los beneficios de jubilación de tu ser querido. Tu ser amado además podría tener un plan para las mascotas en su testamento y dinero guardado para pagar por su cuidado.

Indaga sobre exenciones de impuestos y ofertas de seguros de vida

Conserva todos los recibos de gastos médicos para efectos de deducción de impuestos. Tu familiar podría reclamar deducciones en sus impuestos federales por muchos gastos médicos, entre ellos una cama de hospital o silla de ruedas, gastos de bolsillo no cubiertos por el seguro médico (costos de medicamentos y copagos), remodelación del hogar (en inglés) a fin de que sea accesible para discapacitados y un cuidador de relevo para darle un descanso al cuidador principal.

Asimismo, averigua si tu familiar tiene una póliza de seguro de vida que pague por adelantado el beneficio establecido por fallecimiento, para contribuir al pago de los cuidados a largo plazo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto