Skip to content
 

Dónde encontrar ayuda económica

Programas de asistencia económica que pueden ayudarlos a ahorrar a usted y a su ser querido.

In English | El dinero pasa a ser una cuestión muy importante para muchos de nosotros a medida que envejecemos. El cómo pagar por necesidades como alimentos y servicios públicos puede ser un verdadero problema. Afortunadamente, hay programas estatales, federales y privados para ayudar a ahorrar a los adultos mayores, e incluso para generar un ingreso. Puede que requiera investigar un poco, pero la ayuda está disponible para quienes resulten elegibles.

Vea también: Los desafíos de cuidar a una madre.

Herramientas útiles
Un buen punto de partida es la herramienta Benefits Quicklink (enlace rápido a información sobre beneficios para adultos mayores, en inglés), de AARP. Con esta aplicación, el usuario podrá encontrar programas y recursos que lo ayudarán con los costos de los servicios públicos, alimentos, gastos médicos y mucho más. El proceso toma solo 15 minutos, y todos sus datos estarán protegidos y serán mantenidos en la más absoluta reserva.

Hipotecas revertidas
Si su ser querido es propietario de una vivienda cuyo valor represente un capital significativo, una hipoteca revertida podría proporcionarle dinero que lo ayudaría a pagar gastos médicos y otras necesidades. Al contrario de lo que sucede con una hipoteca tradicional, una hipoteca revertida no requiere del pago de cuotas mensuales, y el dinero otorgado es prestado contra el valor líquido de la propiedad. Esto puede ser ideal para aquellas personas que hayan terminado de pagar su vivienda, cuyo valor posiblemente haya aumentado significativamente.

Usted puede optar por recibir los fondos generados a partir de una hipoteca revertida en un solo pago, en pagos mensuales o en forma de una línea de crédito. Estas opciones también pueden combinarse. 

La hipoteca revertida se deberá redimir en su totalidad —incluidos intereses y demás cargos acumulados durante el plazo del préstamo— al vender la vivienda o cuando el o los propietarios se muden definitivamente, o fallezcan.

La desventaja de la hipoteca revertida es que cuanto mayor sea el importe del préstamo, menor será la ganancia que el dueño obtenga de la venta de la propiedad. Considere la hipoteca revertida como un adelanto de lo que podría obtener de la venta de la casa. Estos préstamos también pueden resultar costosos y, a veces, riesgosos. Asegúrese de investigar en detalle antes de recurrir a una hipoteca revertida.

Siguiente: Más información sobre hipotecas revertidas. »

Para obtener más información sobre hipotecas revertidas, vea estos recursos adicionales de AARP:

Reverse Mortgage Loans: Borrowing Against Your Home (Préstamos de hipoteca revertida: un préstamo hipotecario sobre su vivienda)

Reverse Mortgage Basics (Información básica sobre las hipotecas revertidas)

5 Questions To Ask Before Considering a Reverse Mortgage (Cinco preguntas a formular antes de considerar una hipoteca revertida)

Ahorre en medicamentos
Si la persona a su cuidado tiene cobertura de Medicare Parte D, podrá ayudarla a ahorrar en medicamentos y, tal vez, incluso, a evitar que entre en el período sin cobertura o “doughnut hole”, mediante el uso de la calculadora del período sin cobertura. Revise nuestro sitio de preguntas frecuentes para conocer más sobre la calculadora.

Otras maneras de ahorrar
Cuando el dinero se convierte en un problema, es importante aprovechar todas las alternativas de ahorro. Juntar cupones y hacer las compras durante las liquidaciones son sugerencias obvias. Otra idea es comenzar a usar medicamentos genéricos. Esto tal vez no siempre resulte una opción válida —y algunos seres queridos podrían resistirse a hacerlo—, pero se puede ahorrar mucho dejando de lado los medicamentos de marca para pasar a usar genéricos. La FDA exige que los medicamentos genéricos sean de la misma calidad que los de marca, así que los temores acerca de la eficacia de los genéricos pueden olvidarse. El ahorro bien puede valer la pena: de $20 a $40 por mes, según nuestros cálculos.

Cenar en casa en vez de hacerlo afuera también es una manera obvia de ahorrar. Sugiérale a su ser querido que se limite a ir a comer afuera solo una vez a la semana.

Los servicios públicos pueden ofrecer oportunidades para ahorrar. Y los canales especiales (conocidos como “premium”) pueden aumentar significativamente la factura mensual del servicio de televisión por cable. Evalúe si su ser querido aprovecha esos canales lo suficiente como para justificar el gasto. Un servicio de suscripción a películas probablemente sea más rentable. Los planes telefónicos, tanto de líneas fijas como celulares, también deberían revisarse. ¿Usa su ser querido todos los minutos que tiene disponibles mensualmente? Si no lo hace, considere ajustar el plan. Por último, si su ser querido tiene servicios de televisión por cable, teléfono e internet, averigüe si hay algún paquete combinado que cueste menos que los servicios individuales.

Para obtener más consejos para ahorrar, vea Quick Tips for Saving Hundreds per Month (Consejos prácticos para ahorrar cientos de dólares por mes).

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea una muestra »

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto