Skip to content
 

Tipos de prestadores de cuidado a domicilio

Opciones para cuidar de un ser querido en casa.

In English | No hay ningún lugar como el hogar. Es por eso que la mayoría de las personas no quieren moverse de allí. Pero, a medida que envejecen, quedarse en su vivienda puede representar todo un desafío. Para superarlo, muchas veces las familias optan por contratar cuidadores externos y así garantizar la comodidad e independencia de un ser querido.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Si te encuentras en esta situación, el primer paso consiste en determinar exactamente qué tipo de ayuda necesitas, ya sea por sí solo o con el asesoramiento de un médico, un administrador de cuidados geriátricos o un planificador de altas para pacientes de hospitales.

A continuación te describimos los tipos de prestadores de cuidados a domicilio que puedes tener en cuenta:

Profesionales médicos: Según el tipo de cuidados que resulten necesarios, puedes coordinar las visitas de un enfermero, fisioterapeuta e incluso un médico. Estos profesionales por lo general solamente ofrecen servicios médicos y de atención especializados.

Auxiliares de cuidados en el hogar: Son personas que recibieron capacitación formal y aprobaron una evaluación de aptitud; pueden ser CNA (auxiliares de enfermería certificados) o asistentes de cuidados personales. Por lo general trabajan para agencias de cuidados de hospicio o de servicios de salud domiciliarios certificadas por Medicare, que están sujetas a las leyes federales y estatales, y que reciben reembolsos de Medicare o Medicaid. Normalmente los auxiliares para cuidados en el hogar cuentan con la supervisión de un enfermero u otro profesional médico, y la agencia que los contrata asume plena responsabilidad por los cuidados que prestan. Los auxiliares pueden prestar servicios de salud básicos, tales como el control del pulso y la temperatura de un paciente, la administración de medicamentos, el cambio de vendas y ayuda en la realización de ejercicios físicos prescritos. Los más experimentados pueden brindar asistencia con los equipos médicos.

Ayuda doméstica: Es posible que una persona no requiera atención médica en su hogar, pero sí ayuda para llevar a cabo las tareas domésticas y de cuidado personal; en esos casos, puede resultar útil contratar a un asistente de ayuda doméstica, también conocidos como asistentes para las labores domésticas o de cuidado personal. Si bien no se requiere ningún tipo de certificación para realizar estas tareas, en muchos casos los asistentes son contratados por una agencia y cuentan con la supervisión de un enfermero o trabajador social registrado, en tanto en otros es el adulto mayor o su familia quien los contrata de forma directa.

Cómo pagar los cuidados

  • Si un médico prescribe servicios de cuidado en el hogar, es posible que Medicare cubra parte del costo. Al alcanzar el límite de cobertura de Medicare, un seguro de atención a largo plazo puede cubrir los costos. Cabe destacar que Medicare únicamente pagará gastos de atención médica a tiempo parcial o "intermitentes", como por ejemplo tres visitas semanales de 90 minutos durante un tratamiento de terapia física en el hogar. Visite el sitio web de Medicare para obtener más información.
  • En el caso que se tratara del único cuidado necesario —tales como ayuda para bañarse y vestirse— Medicare no cubre el costo de la ayuda doméstica, ni tampoco los servicios de cuidados personales prestados por auxiliares para cuidados en el hogar. Es posible que Medicaid pague algunos de los servicios no cubiertos por Medicare. Visita el sitio web de Medicaid para obtener más información.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto