Skip to content
 

Cuidados de hospicio

Esta es una opción para ayudar al enfermo terminal a vivir con plenitud hasta sus últimos días.

AARP Centro de Recursos de atención: Datos sobre el hospicio

Foto: iStockPhoto

Los cuidados de hospicio se ofrecen las 24 horas del día y, en muchos casos, a domicilio.

In English | Averigua qué son los servicios de cuidados de hospicio y cómo pueden ayudarte a ti y a tu ser querido en el final de la vida.

¿Qué son los cuidados de hospicio?

Los programas de cuidados de hospicio se dedican al cuidado de personas con enfermedades terminales con un enfoque muy singular. A través de un equipo de profesionales capacitados, disponibles las 24 horas del día, cada paciente recibe la atención médica, el alivio del dolor y el apoyo emocional y espiritual que requiere en función de sus necesidades y deseos. No es un lugar físico, sino un concepto de atención que se puede brindar donde sea. Además de ocuparse del paciente, el equipo de profesionales se encarga también de confortar y brindar apoyo a los parientes, tanto durante la enfermedad de su ser querido como después.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

La filosofía fundamental que anima este concepto, que surgió en Inglaterra en la década del 60, es la creencia de que la muerte es parte del ciclo natural de la vida. No prolonga el sufrimiento pero tampoco apresura el final. El único objetivo de los cuidados de hospicio es que la naturaleza siga su curso, al ayudar al enfermo terminal a vivir con plenitud hasta sus últimos días.

¿En qué se diferencian los cuidados de hospicio de los cuidados paliativos?

En pocas palabras, los cuidados de hospicio atienden a las personas en el final de la vida, mientras que los cuidados paliativos se pueden administrar en cualquier momento durante la enfermedad.

¿Quién puede recibir cuidados de hospicio?

Están a disposición de todas las personas, sin importar su enfermedad, cultura, edad, sexo ni situación económica. Un profesional médico debe pronosticar que al paciente le quedan seis meses de vida o menos y que el enfermo no desea seguir ningún tratamiento curativo.

¿Cómo funciona?

El profesional médico envía al paciente a los servicios de cuidados de hospicio. El personal a cargo del programa hace una evaluación de las necesidades generales de la persona y se organiza el equipo que tendrá a su cargo el cuidado. El equipo de cuidados de hospicio, el principal responsable del cuidado y el propio paciente elaboran el plan de atención adecuado.

Desde el momento en que el paciente comienza con el servicio de cuidados de hospicio, puede beneficiarse de una amplia gama de bienes y servicios como, por ejemplo:

  • Servicios médicos
  • Visitas regulares a domicilio de enfermeros profesionales y auxiliares de enfermería licenciados
  • Auxiliares de salud que lo ayuden en su hogar a realizar actividades de la vida diaria, tales como vestirse o bañarse
  • Servicios de asesoramiento y trabajo social
  • Equipo médico, por ejemplo, camas de hospital y oxígeno
  • Suministros médicos, tales como vendas y catéteres
  • Alivio del dolor y control de síntomas
  • Apoyo de voluntarios, para asistir a los prestadores de cuidados y parientes
  • Servicios especializados, como asesoramiento en nutrición y terapia física, ocupacional y del habla.

¿Dónde puedes encontrar servicios de cuidados de hospicio?

Los cuidados de hospicio pueden prestarse donde quiera el paciente. Ya sea que se encuentre en un hogar para el cuidado de adultos mayores con discapacidades, en un centro de cuidados de hospicio, en el hospital o en su propia casa, el personal médico le prestará servicios donde se sienta más cómodo. Esta flexibilidad es parte del objetivo de los cuidados de hospicio y permite que los pacientes puedan vivir conforme a sus deseos en momentos tan difíciles. Los médicos y demás profesionales de la salud pueden darle información sobre los programas de cuidados de hospicio que se ofrecen en tu comunidad.

Otros dos recursos son la NHPCO (Organización Nacional de Hospicio y Cuidados Paliativos; en inglés) y la HFA (Fundación de Hospicios de Estados Unidos; en inglés). Ambas organizaciones tienen bases de datos de los diversos programas de cuidados de hospicio en todo el país.

¿Cómo se pagan los servicios de cuidados de hospicio?

En general, los paga Medicare. Y Medicaid los paga en 43 estados. Muchos otros tipos de planes de salud cubren el costo de estos servicios. Tal es el caso de las HMO (organizaciones de mantenimiento de la salud) y de las PPO (organizaciones de proveedores preferentes). También existen diversos programas de cuidados de hospicio que ofrecen sus servicios gratis a pacientes que no tienen seguro médico ni resultan elegibles para Medicare ni Medicaid.

¿Son iguales todos los servicios de cuidados de hospicio?

No del todo, pero son similares. Cada programa tiene sus propias características y fortalezas que lo diferencian de los demás. Sin embargo, todos comparten la misión de ayudar a reconfortar a los pacientes terminales. Es importante averiguar todo lo que puedas sobre el programa de cuidados de hospicio que considere.s Algunos son organizaciones sin fines de lucro y otros, no.

¿Quién regula los programas de cuidados de hospicio?

Existen organizaciones federales, estatales y profesionales que evalúan estos programas. Ellas conducen, continuamente, encuestas y evaluaciones para garantizar que estos programas cumplan con los estándares establecidos por la NHPCO (Organización Nacional de Hospicio y Cuidados Paliativos). Además, el estado habilita y Medicare certifica todos los servicios de cuidados de hospicio.

¿Qué es lo que hace de los servicios de cuidados de hospicio algo único?

Los programas de cuidados de hospicio cubren todas las necesidades de los enfermos terminales, incluidos los asuntos físicos, emocionales y espirituales. Además, brindan apoyo a los parientes y amigos de los pacientes mediante asesoramiento para mitigar el dolor durante y después de la enfermedad.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto