Bienestar integral

Cómo encontrar equilibrio entre el trabajo y el cuidado

Consejos de una especialista, que parten de su propia experiencia, al cuidar de sus padres.

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

Un día, podrías trabajar de 9 a.m. a 5 p.m.; al día siguiente, tal vez debas acompañar a tu ser querido a una consulta médica durante la mañana y entonces puedas trabajar de 12 p.m. a 8 p.m. Algunos empleadores ofrecen un horario comprimido semanal (trabajar más horas durante cuatro días y tomarse el quinto día libre, por ejemplo) o un horario comprimido quincenal (tomarse un día libre cada nueve días de trabajo más largos).

Si no puedes trabajar a tiempo completo, pero quieres seguir trabajando, podrías proponerle a tu actual empleador pasarte a un puesto de medio tiempo o buscar un empleo de medio tiempo en otra empresa.

Otra opción que podrías proponer es compartir el trabajo: mantener tu actual empleo, pero compartiendo el trabajo con otra persona y dividiendo la remuneración. Algunos empleadores brindan a sus empleados capacitación cruzada, a fin de que puedan reemplazarse entre sí cuando alguno necesita ausentarse unos días. Tu empleador puede ofrecerte la posibilidad de una “jubilación progresiva”, en virtud de la cual trabajarías a tiempo parcial hasta jubilarte por completo. Con estas opciones, deberás asegurarte de ajustar tu presupuesto si en el futuro tus ingresos serán menores.

Considera el teletrabajo

Algunos lo llaman “trabajo a distancia” pero el teletrabajo es un recurso que te permite trabajar desde tu hogar o desde otro sitio, tal como el lugar de residencia de tus seres queridos u otra oficina.

Algunos empleadores ofrecen el régimen de teletrabajo de tiempo completo. Otros permiten que se trabaje con esta modalidad algunas horas a la semana o por breves períodos ante una situación de emergencia o ante la necesidad de cuidados más intensivos.

Los cuidadores suelen citar el teletrabajo como la opción de trabajo flexible de mayor provecho para ellos, al permitirles asistir a las personas que cuidan en forma personal o trasladarlas a las consultas médicas, y luego ponerse a trabajar en el lugar donde se encuentren. De esta manera, no pierden tiempo viajando hasta el lugar de trabajo ni tienen que solicitar días libres adicionales.

Algunas empresas brindarán apoyo al teletrabajador, poniendo a su disposición computadoras y otros equipos; otras le exigirán que provea su propio equipamiento.

Si estás brindando cuidados a larga distancia y tu empresa cuenta con oficinas cerca de donde reside tu ser querido, podrías analizar la posibilidad de solicitar un traslado temporal o permanente.

Analiza tomar una licencia

Los empleadores ofrecen distintas opciones para hacer uso de la licencia. Procura comprender las políticas de tu empleador. ¿Ofrecen tiempo libre específicamente para la prestación de cuidados?

Muchos cuidadores dedican su período de vacaciones a la prestación de cuidados. Algunos empleadores les permiten a sus empleados hacer uso de su licencia por enfermedad para atender a familiares enfermos; de hecho, algunos estados o ciertas jurisdicciones lo exigen o autorizan.

Algunas empresas otorgan licencia con o sin sueldo por el fallecimiento de un familiar directo. Averigua las condiciones. ¿La política incluye a tus abuelos, tíos, pareja o amigos íntimos? ¿Cuánto tiempo te podrás tomar? Tal vez puedas disponer de licencia con sueldo para uso “personal” no especificado. Algunas empresas les permiten a sus empleados donar el tiempo de su licencia por vacaciones, por enfermedad o por asuntos personales no utilizado a otros empleados que están atravesando un momento difícil y necesitan más tiempo de vacaciones con paga.

Si necesitas tomarte un período de licencia más prolongado, tu empleador podrá ofrecerte diversas opciones. La mayoría de las licencias prolongadas son sin sueldo. Ten presente que tu empleo estará asegurado durante un período de tiempo determinado, pero no indefinido. Comunícate con el Departamento de Trabajo de Estados Unidos o habla con tu empleador para saber si tienes derecho a gozar de las licencias previstas por la Family, Medical and Leave Act (FMLA, Ley de Licencia Familiar y Médica) o de la licencia para el cuidado de un miembro de las Fuerzas Armadas.

¿He perdido oportunidades y he tenido que luchar contra los singulares desafíos de trabajar por cuenta propia? Sin lugar a dudas. ¿En ocasiones me he sentido frustrada y abrumada? Sí.

Pero esto es lo que me sostiene: saber que mis padres son más vulnerables que yo y que estoy haciendo lo correcto. Hice una elección consciente de cuidar de ellos de la misma manera que ellos cuidaron de nuestra familia, por lo que adapté mis objetivos profesionales y laborales.

Las personas me preguntan cómo lo hago; yo me pregunto, ¿cómo podría no hacerlo? No lo concebiría de otra manera. Tengo éxito porque quiero tenerlo, y porque creo profundamente en lo que estoy haciendo.

Nota del editor: Cuando este artículo se publicó en la prensa, la madre de Amy Goyer, experta en asuntos de familia de AARP, había fallecido. “Me siento desolada por esta pérdida”, dijo Goyer. “Fue un gran honor y privilegios cuidar de mi madre como ella cuidó de mí”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Más
en imágenes

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s