Más que preocupaciones

El poder curativo de la tristeza

Para quienes cuidan de un ser querido, ser 'absolutamente honesto' puede ser terapéutico.

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

¿Cómo pueden las familias que prestan cuidado darle un uso positivo a lo que es (aparentemente) negativo? Aquí hay tres maneras:

1. Hablen sobre las preocupaciones

A lo largo de todos los años en los que un ser querido necesita cuidado, todos los familiares se preocupan en mayor o menor nivel. Es una respuesta natural a la incertidumbre; además se ha demostrado que es una manera de prepararse para los retos futuros. Cuando algunos familiares titubean sobre dar voz a sus sentimientos, sin embargo, a menudo comienzan a internalizar su angustia. ¡Si tan solo se atrevieran a hablar de sus preocupaciones! Hacerlo permite a todos los familiares evaluar (y posiblemente corregir) las ansiedades poco realistas que puedan tener, lo que puede tranquilizarlos. En pocas palabras, compartir las preocupaciones puede activar los sistemas familiares de consuelo y apoyo mutuos.

2. Digan que están molestos

Las irritaciones y los azares del día a día —encontrar platos sucios en el fregadero, por ejemplo, o no ver las sutilezas que indican que él o ella necesita atención— no cesan cuando ocurre una enfermedad. Al contrario, se multiplican. Los cuidadores no quieren agravar el sufrimiento de la persona afectada, obviamente, así que prefieren callarse sus quejas. Pero esto roba a la familia las interacciones de reciprocidad: la idea de que los seres queridos tienen expectativas (y están compometidos a cuidar) unos de otros.  Los cuidadores que se rehúsan a decir lo que les molesta podrían eventualmente sentir un profundo resentimiento, señal segura de que el serio agotamiento del prestador de cuidados es inminente.

¿La alternativa más saludable? Con calma y de manera constructiva, los cuidadores deberían expresar su enfado con las personas que reciben atención. Solo porque alguien está enfermo no significa que deja de ser miembro de la familia con todos sus deberes y derechos. Esta es una mejor manera de expresar las emociones y resolver quejas, porque en gran parte restaura la reciprocidad de la vida familiar antes de que ocurriera la enfermedad. Los cuidadores que se expresan, no se resienten.

3. No repriman la tristeza

Si existe un sentimiento negativo que los familiares que prestan cuidados y las personas que reciben atención parecen evitar, es la tristeza. A algunas personas les preocupa que sea el primer paso hacia la depresión. Otras la suprimen porque temen que los demás la vean como una señal de derrota o resignación.

Pero como sabe todo el que haya asistido a una emotiva misa funeral, expresar tristeza puede hacer que los familiares se sientan más unidos. Discutir sus pérdidas —tanto las reales como las que anticipan— puede forjar una profunda conexión entre los cuidadores y los que reciben cuidado, haciéndolos sentir que enfrentarán juntos lo que venga. El poder hablar con toda honestidad con el ser querido es el verdadero aspecto positivo de esta nube gris.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Más
en imágenes

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP