seguridad para
conductores

Apúntese a un curso en línea; sea voluntario y ayúdenos a promover un curso; busque un curso presencial para usted. Ir

comunidad en línea
foros

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Prepárese para su futuro

¿Posee usted el seguro apropiado?

Determine si una póliza de cuidados a largo plazo tiene sentido para usted.

Asegúrese usted mismo a través de ahorros e inversiones

Un asesor financiero o un abogado especializado en asuntos relativos a la tercera edad o en planificación patrimonial puede asesorarlo acerca de cómo ahorrar para cubrir los gastos menores derivados de los cuidados a largo plazo. Si usted tiene el dinero suficiente para pagar un seguro de cuidados a largo plazo y quiere ahorrar sus bienes para sus herederos, evalúe la posibilidad de contratar este seguro.

¿Quién necesita cuidados a largo plazo?

Según los datos más recientes, alrededor del 70 % de las personas mayores de 65 años requerirán cuidados a largo plazo durante sus vidas. En promedio, alguien que actualmente tiene 65 años necesitará algún tipo de cuidados a largo plazo por el término de unos 3 años. Y dentro de ese período, la persona probablemente reciba casi 2 años de atención domiciliaria. Existen diversos factores que influyen en la posibilidad de que usted sea más propenso o no a necesitar servicios de cuidados a largo plazo:

Edad: A medida que usted envejece, su necesidad de cuidados a largo plazo por lo general se incrementa.

Estado civil: Las personas solteras tienen mayores probabilidades de necesitar atención pagada.

Sexo: Las mujeres son más propensas que los hombres a necesitar cuidados a largo plazo, fundamentalmente porque su expectativa de vida suele ser mayor.

Estilo de vida: La mala alimentación y el sedentarismo pueden incrementar su necesidad de asistencia.

Historial clínico y antecedentes familiares: Los antecedentes familiares de mala salud pueden aumentar su necesidad de cuidados a largo plazo.

Por qué las personas compran seguros de cuidados a largo plazo

Existen diversas razones por las que usted optaría por contratar un seguro de cuidados a largo plazo. Una posibilidad es asegurarse de que sus parientes no tengan que pagar por los cuidados que necesite. Otra es que el seguro lo pueda ayudar a mantener su independencia en su propio hogar durante más tiempo. O quizá decida contratar una póliza porque esta le permite ingresar en la institución de vida asistida o en la residencia para el cuidado de adultos mayores que elija. O, tal vez simplemente quiera ahorrar sus bienes para sus herederos.

¿Qué tipo de póliza puede contratar?

En el 2009, la mayoría de las personas contrataron pólizas individuales en forma directa a agentes de seguros. Las compañías de seguros también pueden vender dichas pólizas por correo y por teléfono. Si piensa contratarla a través de un agente de seguros, averigüe si el agente posee capacitación adicional en seguros de cuidados a largo plazo (muchos estados lo exigen). Asegúrese de verificar en el departamento de seguros de su estado si el agente posee la licencia exigida para vender seguros en ese estado.

Mientras tanto, a continuación se describen los distintos tipos de pólizas disponibles:

Planes a cargo del empleador

Algunos empleadores ofrecen pólizas de cuidados a largo plazo grupales o facilitan la contratación de pólizas individuales a tarifas grupales preferenciales. Una serie de planes grupales no incluye criterios de evaluación, lo cual significa que es probable que no deba satisfacer requisitos médicos para ser elegible, al menos en un principio. A veces, los familiares también pueden disponer de los beneficios mediante el pago de primas y después de haber pasado por los exámenes médicos correspondientes.

Si usted dejara de trabajar para su empleador o si su empleador le cancela el seguro, podría conservar la póliza o convertirla en otra póliza. Sin embargo, sus beneficios y los costos podrían cambiar.

Planes ofrecidos por organizaciones profesionales

Las organizaciones profesionales o de servicios también pueden ofrecer seguros grupales de cuidados a largo plazo. Al igual que en el caso de la cobertura a cargo del empleador, evalúe sus opciones para estar al tanto de lo que podría suceder si la cobertura llegara a su fin o si usted abandonara la organización.

Pólizas conjuntas

Estos planes le permiten contratar una póliza con cobertura para más de una persona. El beneficio conjunto puede ser utilizado por un matrimonio, una pareja sentimental o dos adultos que sean parientes. Existe, por lo general, un beneficio total o máximo que se aplica a todos los asegurados en virtud de la póliza. Por ejemplo, si una pareja posee una póliza con un beneficio máximo de $100.000 y una de las personas utiliza $40.000, la otra dispondría de $60.000 para sus propios servicios. Es decir, en el caso de una póliza conjunta, se corre el riesgo de que una de las personas agote los fondos que la otra podría necesitar.

Siguiente: Programas de convenio estatales. »

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Cerdito en la carretera - AARP Driver Safety

Toma el nuevo curso de conducción AARP Smart Driver para refrescar tus conocimientos.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.

Advertisement

Recursos

¿Eres un abuelo que cría a su nieto?

Visita la página informativa de recursos por estado.

Guía para las familias

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos.