17 comportamientos que adopté con placer al cumplir 60 años

Pequeños triunfos emocionan más que una gran lista de cosas que hacer antes de morir.

Mujer que pone en maquillaje en el espejo lateral. Cosas para hacer a los 60 años.

Aceptar la edad y el cuerpo es algo que uno puede lograr exitosamente con los años, pero no es lo único. Hay otras recompensas que llegan con la edad. — Foto: Fotografía por Alto/Alamy

In English | Al cumplir mis 60 años, me di cuenta de que ninguna “lista de cosas que hacer antes de morir” cuadraba con mi vida. No me conmueven los logros pretenciosos, pero sí me emocionan los pequeños triunfos y placeres que he podido disfrutar hasta ahora. Así  que adopté 17 pequeños triunfos con gusto para mi cumpleaños número 60. (¿Cuáles son algunas de las tuyas?).

1. Una 'amistad con derechos'

Se supone que ahora yo tenga menos libido. Intenta decirle eso a mi nuevo "amigo" —un hombre maravilloso que conozco hace más de 40 años—. Su segundo divorcio, todavía no finalizado, no nos permite ser una pareja en este momento de nuestras vidas, pero nuestra relación es cariñosa y gratificante. No está mal, dado que ¡la suma de nuestras edades es 125 años!

Ve también: Más información sobre asuntos legales y financieros.

Descuentos de Hogar para Socios de AARP — Ahorros en alarmas para la casa, asistencia legal, celulares y MÁS

2. Bailar

Algunas veces sencillamente hay que ponerse en pie y moverse. Baila solo o con un compañero, públicamente o a solas, como si nadie te mirara o como si estuvieras haciendo una audición para el programa televisivo Dancing With the Stars. Si estás en casa, ¡prueba bailar desnudo!

3. Reír diariamente

Cuando al final de un día nada me ha hecho reír —algo extremadamente raro— me miro bailar desnuda en el espejo. Eso casi siempre resuelve el problema.

4. Mi nariz

Cuando era niña, los demás se burlaban despiadadamente de mi nariz. De adulta, tuve un novio que me dijo que si me arreglaba la nariz sería bonita. (Deseaba más bien arreglar la de él). Hace un año, tras extirparme una lesión cancerosa, el doctor me advirtió que mi nariz tal ven nunca volvería a tener la misma apariencia. Para el asombro de todos, la herida se sanó sin dejar una cicatriz. Ahora me encanta mi nariz, ¡incluso su tamaño y su protuberancia!

5. Mi cuerpo

Aprendí a aceptar mi cuerpo después que mi esposo me presentó a los complejos naturistas. Por supuesto, ahí vi a algunas personas cuyos cuerpos estaban en forma, pero la mayoría tenían cuerpos regordetes, cicatrizados, gelatinosos, viejos o arrugados. Hoy en día, me agrada el aspecto de mi cuerpo —sobre todo, hasta ahora, todas las partes originales—.

6. Mi edad

La única razón por la que vale la pena mentir sobre la edad es para poder entrar en un club nocturno —algo que no he hecho en unos cuarenta años—. Ahora tengo 62 años; si esto te ocasiona problemas, podrías estar sufriendo de un caso de discriminación por edad no diagnosticado.

7. Mi vestuario

No me visto con sombreros rojos, zapatos cómodos o blusas que disimulen mi forma, gracias pero no. Me siento orgullosa de lo que tengo. En cuanto a esa camiseta de lentejuelas de Old Navy, la conseguí en oferta por $8.50. (Y debo aclarar que me queda de maravilla).

8. Mi capacidad de volver a amar

Mi esposo me rompió el corazón cuando falleció repentinamente en el 2004, pero por lo menos no lo hizo deliberadamente. Pero no fue así con el canalla del que me enamoré unos cuantos años después; tras pedirme que me casara con él, súbitamente terminó la relación. ¿Me hirió? Sí, pero me di cuenta de que mi corazón todavía funciona, aunque se sienta herido y encallecido.

9. Viajar sola

Viajar con un compañero tiene sus ventajas y desventajas. Esto lo aprendí a principios de los años 70, durante un viaje a Irlanda que hice cuando cursaba mi tercer año universitario. Cuando viajas sola, marcas tu propio ritmo y creas tus propios recuerdos.

10. Salir a cenar sola

Cuando se cena a solas, pasan cosas muy divertidas. Regresé a Dublín hace varios años para celebrar mis sesentas —un regalo que me hice tras una mala separación (ver "canalla", arriba)—. En el comedor del hotel la primera noche, el maître sentó a un joven en la mesa de al lado. Su acento reveló su origen extranjero —provenía de Brooklyn— y comenzamos a conversar. Estaba en un viaje de negocios; cuando le comenté la razón por mi viaje, dijo sin pensar, "¡Mi novia me acaba de dejar!". Nos consolamos con el postre y el café, y comprobamos que las personas imbéciles pueden ser tanto hombres como mujeres.

Siguiente: Una faceta de mi personalidad que conocen pocos. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Cerdito en la carretera - AARP Driver Safety

Toma el nuevo curso de conducción AARP Smart Driver para refrescar tus conocimientos.

Advertisement

Recursos

¿Eres un abuelo que cría a su nieto?

Visita la página informativa de recursos por estado.

Guía para las familias

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.