Skip to content
 

Riesgos y beneficios de los ensayos clínicos

Qué preguntas deberías hacer en caso de participar. Consulta con estos consejos.

Riesgos y beneficios de los ensayos clínicos - Mujer observa exámenes médicos

Andrew Brookes/Getty Images

Cuando nuestros seres queridos se ven afectados por enfermedades serias como el cáncer, o incurables como la enfermedad de Alzheimer, es natural explorar todas las opciones de tratamiento disponibles. Entre estas opciones están los estudios de investigación clínicos, conocidos también como ensayos clínicos. Algunas personas deciden buscar en estos estudios un tratamiento como posible solución a su problema de salud, otras quieren contribuir al proceso de descubrimiento científico de las causas de la enfermedad, la prevención y la curación al igual que contar con la posibilidad de curarse. Un tercer grupo de personas quiere participar, sin estar enfermo, en estudios de investigación que ayuden a los científicos a obtener nuevos conocimientos. Nuestra participación como hispanos —de diferentes edades, género, nivel de educación, condición socioeconómica y origen nacional— es vital. Cuando los estudios clínicos incluyen poblaciones diversas, los conocimientos obtenidos pueden aplicarse a diferentes grupos de personas.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

El primer paso para averiguar qué estudios clínicos están disponibles es habler con tu médico, quien puede saber de algunos. También puedes averiguar en los Institutos Nacionales de la Salud (NIH)  llamando a la oficina de reclutamiento para estudios al 1-800-411-1222 (opción 2 para español). Allí te pedirán información para saber si calificas para alguno de los estudios. Debes saber que en Estados Unidos los estudios de investigación con sujetos humanos tienen que contar con la aprobación de una junta de revisión institucional de los derechos de quienes participan. A esto se le llama la aprobación del IRB (Institutional Review Board). Un aspecto clave de esta aprobación es que el participante obtenga un documento de autorización —en el idioma apropiado para el participante— que contenga:

  • el nombre de los investigadores y cómo contactarlos;
  • el objetivo del estudio, duración y cuantas personas serán incluidas;
  • los procedimientos o exámenes que recibirás;
  • los beneficios y posibles efectos secundarios y riesgos de cada procedimiento o medicina que recibas;
  • la explicación de quién pagará los gastos médicos en caso de que haya alguna lesión durante el estudio;
  • la suma de dinero o explicación de incentivos que el estudio pueda estar dando a los participantes si ese es el caso. También debe tener una explicación de si debes devolver el dinero al retirarte del estudio;
  • la explicación de que el estudio es completamente voluntario, que puedes retirarte en cualquier momento si lo deseas, y que no habrá represalias o cambios en tu cuidado médico por retirarte;
  • la confidencialidad con la que se mantendrá tu información personal, y quienes tendrán acceso a ella; y
  • la explicación de cómo continuarán con tu cuidado médico en coordinación con el equipo de investigación.

Es muy importante que entiendas que en los estudios clínicos no se te garantiza que recibirás el tratamiento experimental, pues podrías estar asignado al grupo llamado “de control”. Los estudios clínicos pueden ser:

  • estudios clínicos aleatorios, que quiere decir que se asigna a los participantes al grupo de control o al grupo de tratamiento al azar;
  • estudios clínicos doblemente ciegos. En este caso ni los investigadores ni los participantes saben quién está asignado al grupo de tratamiento o al grupo de control; y
  • estudios aleatorios y doblemente ciegos. Estos son los estudios más rigurosos.

Para saber  más acerca de los estudios clínicos y las personas mayores te sugiero visitar el sitio de internet en español del Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA, en inglés). Los Institutos Nacionales de la Salud han publicado también una guía completa para los participantes sobre investigaciones clínicas de la salud mental. En esta guía encontrarás, explicada en palabras simples, la terminología que se usa en los estudios de investigaciones, y los pasos a dar cuando estás buscando un estudio.

Para buscar información específica acerca de los estudios de investigación clínica, visita ClinicalTrials.gov (en inglés).  Allí encontrarás información acerca de estudios clínicos del cáncer, enfermedad de Alzheimer, enfermedades infecciosas y enfermedades neurológicas, entre otras. Ten en cuenta que aunque los estudios aparecen en el sitio web, NIH no los aprueba ni los respalda. Puedes hacer una búsqueda directa (en inglés) de los estudios que se encuentran reclutando participantes. Cada estudio mostrará:

  • descripción y objetivo del estudio;
  • nombre del/la investigador/a;
  • información para contactar al equipo de investigación; y
  • fase en la que se encuentra el estudio; por ejemplo, si aún están reclutando participantes.

También puedes ingresar tu nombre en el registro nacional de voluntarios para investigación ResearchMatch. Este sitio, en inglés solamente, tiene como objetivo ayudar a los investigadores a encontrar voluntarios que quieran participar en estudios de investigación; no tiene ningún costo, es seguro, y fue desarrollado por instituciones académicas serias del país. Cualquier persona puede inscribirse en ResearchMatch, ya que muchos estudios buscan participantes saludables de todas las edades, así como también se buscan personas con ciertas enfermedades.

En caso de que acudieras a anuncios en internet o la prensa sobre estudios que se encuentran reclutando personas, pide a tu médico que te ayude a discernir el tipo de estudio que es. No toda la información que aparece publicada es de confiar; y si suena demasiado bueno, probablemente no lo es. No olvides que tienes derechos como sujeto de investigación y como mínimo debes recibir información acerca de qué institución u organización ha revisado y aprobado los procedimientos del estudio. En general todos podemos contribuir a obtener nuevos conocimientos científicos, pero debemos hacerlo con precaución.  

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto