Skip to content
 

La importancia de los aparatos auditivos en el cuidado

Cómo mejorar la comunicación, evitar las frustraciones y otros consejos para los cuidadores.

Mujer mayor con audífonos abraza a un hombre - La importancia de los aparatos auditivos en el cuidado

Image Source/Alamy

El uso de audífonos permite la conexión con tu entorno.

A medida que envejecen mis padres, también declina su capacidad auditiva. Ambos forman parte del grupo conformado por la mitad de mayores de 75 años que tiene dificultades de oír. Para mi familia ha sido una prioridad que mis padres mantengan un nivel de audición aceptable, puesto que poder escuchar es importante para mantener la calidad de vida y la función cognitiva.

Dentro de la labor de cuidado, es fundamental facilitar la comunicación con los adultos mayores que sufren de pérdidas auditivas, más aún si la persona vive con demencia u otros problemas cognitivos. Hoy sabemos que existe una relación entre la capacidad auditiva y el desarrollo de problemas cognitivos (desde los muy leves hasta la demencia). Es decir que cuanto más grave sea la pérdida de audición, también será mayor la propensión a desarrollar demencia.  

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

El uso de audífonos y estrategias de comunicación para mejorar la audición de las personas bajo tu cuidado tiene los siguientes aspectos positivos:

  • Disminuye los malos entendidos y disgustos causados por la información transmitida.
  • Disminuye la frustración de la persona con déficits de audición que se siente aislada al no poder relacionarse, sostener una conversación, o reírse de una broma con otras personas. También disminuye la frustración del cuidador de tener que repetir mensajes varias veces sin saber si se entendieron correctamente.
  • Disminuye la vergüenza que sienten algunos adultos mayores, ya que no tienen que pedir frecuentemente que se les repita lo que se acaba de decir, sobre todo en situaciones sociales.
  • Promueve la participación en servicios religiosos, por tanto nutre la parte espiritual de la persona mayor y previene la depresión por sentirse aislada.
  • Permite la conexión con un entorno más amplio al poder escuchar noticias en televisión o radio, o atender eventos artísticos.  
  • Promueve la seguridad en casa, ya que pueden escuchar alarmas, como las de humo o el timbre de la puerta de la casa.
  • Facilita la comunicación —por teléfono o internet—  con miembros de la familia que participan en el cuidado a distancia.

Adultos mayores con demencia

Imagina la confusión y frustración de una persona a quien la demencia le ha robado la capacidad de pensar racionalmente, de entender los conceptos y de responder al interlocutor. Añade a esto la incapacidad de escuchar las instrucciones. Puedes estar usando la mejor estrategia de comunicación verbal o hablando de la manera más amorosa, pero no tendrá ningún efecto si no te escucha la persona a quien cuidas. No poder percibir los sonidos a su alrededor puede ser una de las razones por las que tu ser querido con demencia presenta conductas disruptivas.

A continuación qué deben tener en cuenta los cuidadores:

  • Si tu ser querido tiene audífonos recetados por un especialista, asegúrate de que los tenga puestos (en los oídos) y no estén causando problemas (por ejemplo, que los pongan en la boca o en la taza del café).
  • La persona con déficits de audición depende de las claves y pistas visuales en su ambiente. Asegúrate de que estén limpios sus anteojos y que haya luz adecuada.
  • Procura disminuir el ruido de fondo cuando te comuniques verbalmente con una persona con demencia. El ruido de la radio o del televisor, sumado a tu voz, pueden confundirla.
  • Antes de empezar una conversación, llama la atención de la persona para que se enfoque en ti. Puedes tocarla suavemente mientras le miras a la cara y le hablas lenta y claramente.
  • Asegúrate de estar a la misma altura o nivel de tu ser querido para evitar que mire hacia arriba o abajo en busca de tu rostro.
  • Trata de no gritar. Esto solo hace que tu voz se distorsione, y probablemente cambie a un tono más alto que podría no escuchar la persona bajo tu cuidado. También puedes dar la impresión de estar disgustado o enojado, y por tanto herir los sentimientos de tu ser querido.
  • Habla un poco más lento y en torno a la misma idea, pero sin perder el ritmo normal al hablar. Esto ayuda a que tu ser querido pueda leer tus labios. No hay necesidad de exagerar los movimientos de los labios. Por ejemplo: “Hoy tienes cita con tu médico”.  “Vamos a ver a la doctora Oakes hoy a las 3”. “Después de almorzar nos alistamos para la cita”. “Estoy pensando en qué cosas necesitamos decirle a la doctora Oakes cuando la veamos hoy”.
  • Si tu ser querido se siente cómodo leyendo, adquiere el hábito de escribir tus mensajes. Algunas personas con demencia prefieren leer, porque les es más fácil escribir que expresar sus ideas verbalmente.

Cómo ayudar a tu ser querido a oír mejor

Para las personas que no pueden usar sus audífonos porque los han perdido o por otra razón (como en el caso de mi padre, que no tiene demencia y usa audífonos, pero aun así tiene dificultad de oír), hay sistemas que ayudan en la amplificación del sonido. Mi padre, por ejemplo, usa sus audífonos, y sobre su cabeza un auricular diadema. Este sistema le ayuda a amplificar el sonido de los audífonos en su canal auditivo, lo que nos permite sostener conversaciones más claras sin hablar en voz muy alta. Algunos aparatos que no necesitan prescripción médica son: Pocketalker ® y Comfort Duett producido por Phonak. Los amplificadores pueden cambiar positivamente cómo te comunicas con tu ser querido.

En otra ocasión compartiré contigo algunas estrategias de comunicación no verbales que pueden ser de ayuda en tu labor de cuidado.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto