4 técnicas de respiración que te dejan relajado

Te ayudan a disminuir los efectos dañinos del esfuerzo físico y mental.

Otras técnicas de respiración

Además de usar el diafragma para respirar, puedes agregar las técnicas cuatro por cuatro (4x4), suspiro profundo y soplo en calma. Al comienzo puede parecerte extraño, pero con el tiempo y la práctica se te harán fáciles y lo harás naturalmente. Lo bueno de estos ejercicios de respiración es que los puedes practicar con la persona que cuidas, si no tiene impedimentos cognitivos para seguir instrucciones. Te aconsejo iniciar estas técnicas, y mantener los procedimientos, antes de que se lleven a cabo situaciones estresantes o dolorosas (como el cambio de un vendaje, inyecciones, o movimientos que producen dolor).

2. 4x4

  • Siéntate derecho, con tu espalda apoyada en el espaldar de la silla, y pon ambos pies en el piso.
  • Descansa tus manos sobre tus piernas, o sobre los brazos de la silla.
  • Respira lentamente por la nariz, mientras cuentas mentalmente: uno, dos, tres, cuatro.
  • Aguanta la respiración mientras cuentas: uno, dos, tres, cuatro.
  • Deja salir lentamente el aire por la boca, mientras cuentas mentalmente: uno, dos, tres, cuatro.
  • Descansa y espera mientras cuentas: uno, dos, tres, cuatro.
  • Repite esta secuencia —(¿adivinas?)— cuatro veces.

3. Suspiro profundo

  • Siéntate derecho, con tu espalda apoyada en el espaldar de la silla, y pon ambos pies en el piso.
  • Realiza una respiración naturalmente y, luego, deja salir el aire por la boca como cuando suspiras, con fuerza, dejando hacer un sonido de alivio mientras sale el aire de tus pulmones.
  • No pienses en cómo vas a respirar enseguida, simplemente deja que el aire entre en tus pulmones, lenta y naturalmente.
  • Repite este ejercicio de cuatro a seis veces, lentamente.
  • Practica cada vez que sientas la necesidad de hacerlo o cada vez que te acuerdes.  

4. Soplo en calma

  • Siéntate derecho, con tu espalda apoyada en el espaldar de la silla, y pon ambos pies en el piso.
  • Toma aire naturalmente.
  • Aguanta la respiración por unos cuantos segundos.
  • Imagínate que tienes una pajilla (popote, pitillo o bombilla, straw en inglés) en la boca, pon tus labios alrededor de ella, y deja salir el aire lentamente a través de la pequeña apertura que has dejado en tus labios.
  • Continúa dejando salir el aire lentamente hasta que sientas que ya no tienes más aire dentro de tus pulmones.
  • Repite cuantas veces sea necesario hasta que te sientas relajado.

Escoge cualquiera de las técnicas que presenté arriba, de acuerdo a tus necesidades. Al practicar una de ellas empezarás a tomar control de una función del cuerpo que se volverá consciente y voluntaria. A medida que practiques, empezarás a notar que logras relajarte. Aunque no puedes verlo, la verdad es que vas a producir menos hormonas dañinas para tu cuerpo y, por tanto, prevenir los efectos negativos del estrés. Algunas personas colocan una nota que dice “RESPIRA” en su refrigerador o en un sitio por donde pasan muchas veces al día. Esta nota les hace recordar que tienen que respirar profundo usando los músculos abdominales y exhalar lentamente, cada vez que pasan por allí.  

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.