Opciones para tí

El significado de "cuidarlos en casa"

Te ofrecemos consejos que te ayudarán a cuidar de un ser querido para desempeñar este importante rol familiar.

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

La simple expresión, “cuidarlos en casa”, resume el sentimiento latino de aquello que muchos hemos aprendido —porque lo hemos vivido. Sin embargo, pocos podemos responder a la pregunta por qué nuestros adultos mayores y otros que cuidamos viven bajo nuestro techo. Para muchas generaciones de latinos, la primera ventana al mundo del cuidado de nuestra familia —y en especial de nuestros adultos mayores— fue la forma en que a una temprana edad vimos cómo, con quién y en dónde vivían nuestros abuelos. Sabemos que cuidarlos en la casa va más allá del deber que sentimos, del deseo de proteger y de la convicción de que llega la hora de compensar, al menos en parte, lo que hemos recibido de ellos.

Ve también: Centro de Recursos para Cuidadores en Puerto Rico.

Descuentos de Hogar para Socios de AARP — Ahorros en alarmas para la casa, asistencia legal, celulares y MÁS

Crecemos sabiendo que el respeto y la vida en familia son prioridad. Además, los hogares para adultos mayores, asilos, y hospicios son parte de un lenguaje que no usamos y que afectivamente no entendemos. Esas instituciones son la última opción que consideramos cuando se trata de nuestros familiares. Muchos somos criados en la calma que ofrecen el afecto y la cercanía a nuestros abuelos y otros adultos mayores que juegan un papel importante en nuestros años formativos. Los hogares con miembros de varias generaciones son parte de nuestra cultura.

Más consejos »

Como en cualquier otra cultura, nuestros valores son transmitidos a través de nuestro lenguaje. Pero al contrario de otras culturas, en la nuestra el colectivismo y la interdependencia son reforzadas en cada encuentro y cada reunión familiar. Nos reunimos a festejar los cumpleaños de cada familiar, las ocasiones religiosas y hasta las fiestas nacionales de nuestros países de origen.

Cuando llega el día en que uno de los nuestros necesita recibir cuidados, regresamos inconscientemente a esas raíces que nadie nos enseñó, pero que son parte de lo que somos y de cómo establecemos prioridades. Y es entonces cuando gravitamos hacia los nuestros y hacemos cambios en nuestras vidas que otras personas tal vez consideren excesivas e irracionales. Hacernos cargo de los nuestros implica inmensos sacrificios financieros, físicos, de tiempo, de privacidad, y muchas cosas más, pero así lo preferimos.

Cuidar de los nuestros valida nuestra identidad de latinos y corrobora el sentido de responsabilidad por nuestra familia que día a día vivimos y aprendimos. Para muchos de nosotros es un honor estar al cuidado de nuestros seres amados y una profunda fuente de satisfacción saber que a pesar de las dificultades que se presentan podemos seguir dando de nosotros mismos. Para ello ponemos en marcha todo nuestro ingenio, recursos y sentimientos, y nos llenamos de orgullo cuando a pesar del tiempo que llevemos haciéndolo, podemos decir: “A los nuestros los cuidamos en casa”.

La satisfacción de cuidar de nuestros seres queridos puede en muchas ocasiones crear una situación de desbalance  entre los recursos a nuestra disposición y nuestra intención de proveer el mejor cuidado.  Asumir la responsabilidad del bienestar de otra persona trae consigo tensión, desgaste físico y emocional, que en la mayoría de los casos hace que las personas se sientan aisladas, agobiadas, y estresadas. Esta columna estará dedicada a servir como un espacio en el que todos aquellos que cuidan de un ser querido, sean el centro de atención para recibir recursos informativos y de apoyo de una manera práctica. Con el respeto y la dignidad que merecen nuestros familiares, esta columna pondrá a tu disposición información acerca de cómo cuidarte a ti mismo para poder cuidar de alguien más. Compartiré mis conocimientos y pondré al alcance de nuestros lectores temas como la seguridad en casa, conversaciones difíciles, manejo de conflicto, cómo pedir ayuda y la importancia de hacerlo, estrategias para el manejo de la tensión y guías prácticas para el manejo de circunstancias especiales en casa.

Tres principios básicos —que debemos hacer parte de nuestro diario vivir cuando cuidamos de los nuestros—, son de cierta manera contrarios a la idea de que “la familia está primero”.  Aunque no estamos acostumbrados a hacer cosas primero por nosotros y luego por los demás, quien está al cuidado de otro ser humano necesita:

  • quererse a sí mismo.
  • tomar el tiempo para una actividad que le traiga serenidad o lo distraiga.
  • no sentirse culpable por cuidarse y por buscar ayuda. Permanecer saludable te beneficia a ti y a la persona que cuidas.

Te invito a enviar tus comentarios, inquietudes y preguntas acerca de temas de interés para la gran comunidad de familiares latinos que cuidan de los nuestros en casa, en instituciones y a larga distancia. Este será un espacio dedicado a ti.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Más
en imágenes

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.