Conoce más

Abrir
Outback - Beneficios a los miembros de AARP

Outback Steakhouse

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Pareja con un celular - Consumer Cellular - Beneficios de AARP

Consumer Cellular

Los socios ahorran en planes de wifi

 

 

 

 

Ofertas exclusivas de puntos para socios

Beneficios para miembros de Audífonos

Centro auditivo

Obtiene los recursos y soluciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Yo sufro el síndrome del nido vacío

Nuestra escritora, de 50 años de edad —y sin hijos—, nos cuenta qué siente ante la inminente boda de su padre.

In English | Mi padre es el prototipo del conejito de Energizer, con sus veloces Pumas negras, el bolsillo de la camisa lleno de tarjetas de presentación reunidas mientras establece contactos, el teléfono celular destellando, con un tono de llamada que sugiere romance.

La mayoría de las noches puedo escucharlo andar por los distantes cuartos de la casa que compartimos, mientras se prepara para otra salida nocturna. ¿Velada con el grupo de la iglesia? ¿Cena con su amiga?

¿Cine? ¿Tapas y vino? Nunca lo sé. No puedo mantenerme al tanto. Todo lo que sé es que siempre sale de la misma manera: se da vuelta para hablar con los perros, les echa una mirada severa y, señalándome, les dice: “Cuídenla bien, ¿está claro?” Y sale de casa dejando a su paso una estela de colonia cara.

Mi padre tiene 80 años. En octubre, se volverá a casar. Hemos vivido juntos por casi tres años, desde que mamá falleció. Papá y mamá estuvieron casados durante 51 años y él la cuidó con empeño durante los últimos años de su enfermedad, un cáncer de mama contra el que luchó por 17 años. Papá vino a vivir conmigo un día después del funeral, en un momento en el que los dos estábamos inmersos en un duelo profundo.

Por supuesto, vivimos nuestros duelos de maneras totalmente distintas. Papá, quien nunca fue del tipo meditativo ni de los que se permiten pensamientos depresivos, mantuvo su rutina diaria: estudio de la Biblia al amanecer, crucigramas antes del desayuno, la página de deportes y el café, las visitas a la barbería, el banco, la siesta de la tarde, todo esto llevado a la práctica con una calma característica.

Yo, por otra parte, me deshice emocionalmente muchas veces en privado. Me esforzaba por salir adelante, en el trabajo durante el día y en casa, por las noches. Era tan apegada a mi madre que tenía miedo de avanzar, temerosa de permitir que mi mente se fuera demasiado lejos del costado de la cama dónde ella dio su último suspiro, en mis brazos. Y mientras yo vivía en ese lugar, en esa inercia de color sepia, mi padre encontró el amor.

Una noche, justo cinco meses después de que mamá falleciera, él llegó a casa, de una reunión con su grupo de la iglesia, con una impresionante cantidad de flores, obsequios de las damas de la iglesia, explicó. Era el día de San Valentín. Mientras buscaba en los armarios floreros suficientes para tantos ramos, pude darme cuenta de que él estaba deslumbrado por la atención. Estaba claro que  el acto de generosidad de estas damas había logrado que un día que de otro modo hubiera sido doloroso, se transformara en uno para recordar. Lo tomé como una bendición y no volví a pensar en ello.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait
Publicidad

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad