Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para tu familia

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en tus compras 

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Convertirse en padres

De amor y familia

Cada vez son más las familias latinas que recurren a métodos no tradicionales para formar una familia.

Hijos escogidos

“En el ultimo año, el número de latinos que desea adoptar ha crecido tanto que hemos observado una tendencia”, dice Vickye Schultz, vicepresidenta senior de adopción nacional y recursos humanos del Gladney Center for Adoption (Centro para la Adopción Gladney), en Forth Worth, Texas.

Hace unos ocho años, una de esas latinas era Barbara Gutiérrez, una exitosa profesional de casi cincuenta años entonces que siempre había deseado ser madre, pero por su carrera había seguido soltera y sin hijos hasta que, a causa de la soledad que sintió después de la muerte de su padre, decidió convertirse en una madre soltera.

“No fue una decisión fácil”, dice Gutiérrez, ex editora de periódico que ahora trabaja en el departamento de relaciones con los medios en la Universidad de Miami. “Sin embargo, una vez que decidí hacerlo, supe que lo haría y supe que el bebé debía parecerse a mí”.

La piel de Gutiérrez es de color café con leche claro y sus rasgos reflejan su herencia africana, blanca y asiática.

Un año y medio después de tomar la decisión de adoptar, Gutiérrez, que es cubana estadounidense, recibió una llamada de la agencia: una bebé de tres meses, de madre biológica mexicana y padre biológico afroestadounidense, estaba disponible.

Hoy, Katya, de 8 años, mantiene alerta a su madre, de 56. Y Gutiérrez logró lo que deseaba: las dos se parecen —mejillas llenas y ojos sesgados— del mismo modo en que madres e hijas suelen parecerse.

“Está claro que esta niña estaba destinada a estar conmigo, y yo estaba destinada a ser su madre”, dice Gutiérrez.

Soñando con Emma

Además de adoptar, cada vez más latinos, tanto jóvenes como mayores, están recurriendo a la tecnología reproductiva para formar sus familias. Esto es lo que permitió a Armando Correa cumplir el anhelo de toda su vida: ser padre.
 
La última noche de 1999, durante una reunión familiar en el norte de Italia para celebrar el nuevo milenio, después del champagne, la cena y los buenos deseos, Correa se fue a dormir y soñó con algo que, a pesar de su carrera y éxito personal, continuaba eludiéndolo: un hijo. Soñó con una niña. No recordaba el color de sus ojos ni de su pelo, pero despertó con la sensación de haber olido su dulce perfume de bebé y de haber sentido su piel de recién nacida sobre la suya.

“Regresé a casa con la certeza de que tenía que encontrar a mi hija”, dice Correa, un editor de revista cubanoestadounidense de 50 años que vive en Manhattan. “Nunca había estado tan seguro de algo en mi vida”.

Siguiente: Armando Correa lleva su historia al público.>>

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s