Conoce más

Cerrar
Live Nation

Ticketmaster
and Live Nation

Ahorros en entradas



Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

 ¿Cuánto recibirás?

Anna's Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Prestar cuidado

Cuando llega el momento de cuidar de los padres

Cómo se tornan difíciles las relaciones para los hijos.

Foto de madre e hija - Cuando llega el momento de cuidar de los padres

Algunos sociólogos creen que las diferencias culturales respecto al cuidado de los padres influyen directamente en las relaciones del hogar. — Foto: Ramiro Olaciregui /Getty Images

Cuando Linda Higueras crecía, su abuela vivía con su famila hasta que llegó el día de su muerte. "Mis padres nacieron en América Latina y allá no se pone a los ancianos en hogares de [cuidado]", dice. Por eso, cuando la salud de sus padres se deterioró (su padre de 88 años tenía demencia senil y su madre, de 84, ya no podía cuidarlo sin ayuda) se mudaron a su casa en Sonoma, California. Era lo que había que hacer tradicionalmente. Pero, emocionalmente era difícil.

"Las cosas se volvieron muy combativas en mi casa cuando mis padres vinieron a vivir conmigo", dice Higueras, de 55 años. "Mi madre y yo nunca estábamos de acuerdo sobre lo que había que hacer, y mi padre empeoraba cada vez más".

Entonces, un fuerte golpe despertó una noche a Higueras. Su padre se había caído y había sangre en toda la alfombra. A la visita a la sala de urgencias le siguió una estadía en un centro de cuidados de largo plazo para personas con demencia senil. Pero Higueras y su madre consideraron que no lo estaban supervisando bien allí y llegaron a un acuerdo: sus padres se mudarían de regreso a su propia casa, pero tenían que aceptar alguna ayuda profesional. Ahora, Higueras y su hermano pagan unas 20 horas de ayuda por semana, e Higueras presta la mayor parte de los otros cuidados.

"Una noche cuando estaba cambiando el pañal de mi padre, me dijo, 'Odio esto. Odio tanto esto. Esta no es la vida que esperaba. Y tampoco es la vida que quiero para ustedes'", recuerda Higueras.

Higueras no puede contradecir ese argumento. Ella extraña su antigua vida y eso aumenta la tensión. Antes corría maratones, pero no ha participado en una carrera, caminata ni en una sola sesión de su clase de Pilates desde hace varios meses. "Pienso que al igual que la mayoría de los hijos adultos todos tenemos nuestras vidas separadas, pero ahora mi vida está entrelazada con la de ellos", dice. "No puedo tomar vacaciones. Tengo que preocuparme por visitarlos tan a menudo como pueda".

Pérdida de identidad

Es esa lucha por mantener nuestras identidades individuales lo que aumenta la tensión en las relaciones, dice el médico psiquiatra Scott Haltzman, autor de The Secrets of Happy Families: Eight Keys to Building a Lifetime of Connection and Contentment (El secreto de las familias felices: Ocho claves para desarrollar una vida de conexión y satisfacción). Este es un rasgo esencialmente estadounidense que define a la generación de los baby boomers: esos que ahora están prestando los cuidados y se están convirtiendo en los que tendrán que aceptar ser cuidados.

"Fue hace poco menos de 50 años, cuando John Kennedy dijo, 'Pregúntese no lo que su país puede hacer por usted, sino lo que usted puede hacer por su país'", dice Haltzman. "Pero ahora la gente ya no se hace esa pregunta. En realidad no es cuestión de lo que usted pueda hacer por los demás, es lo que otros puedan hacer por mí, es acerca de lo que me hará más feliz".

Haltzman dice también que los hijos adultos sienten a menudo que les están robando sus años dorados. Es posible que sus propios hijos hayan dejado el nido y los padres que soñaban con haber terminado con las carreras desde los juegos de fútbol hasta las clases de piano, ahora tienen que manejar para ir a citas médicas y a las farmacias.

"No creo que ninguna generación se haya concentrado tanto en el cuidado de los niños, minuto a minuto, como nuestra cultura", dice Haltzman. "Podría ser que los adultos jóvenes ya estén extenuados cuando sus hijos dejan la casa". No pueden imaginarse invertir más energía para cuidar a alguien, como por ejemplo, a sus padres.

Siguiente: Años no tan dorados. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.