Conoce más

Cerrar
Live Nation

Ticketmaster
and Live Nation

Ahorros en entradas



Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

 ¿Cuánto recibirás?

Anna's Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Prestar cuidado

Cuando llega el momento de cuidar de los padres

Cómo se tornan difíciles las relaciones para los hijos.

Foto de madre e hija - Cuando llega el momento de cuidar de los padres

Algunos sociólogos creen que las diferencias culturales respecto al cuidado de los padres influyen directamente en las relaciones del hogar. — Foto: Ramiro Olaciregui /Getty Images

La facilidad o la dificultad de prestar cuidados

En el estudio, las relaciones más fáciles se observaron en Noruega y en Inglaterra, países que tienen programas sociales sólidos que alivian la carga financiera de cuidados. La ayuda en el hogar recibe subsidios altos, al igual que la asistencia en la vivienda y los hogares para el cuidado de adultos mayores. Pero también entran en juego factores culturales, dice Svein Olav Daatland, investigador principal en NOVA, el instituto noruego de investigación social, cuyos datos se usaron en el estudio de Silverstein.

En pocas palabras, los ancianos en Noruega no quieren que sus hijos lleven a cabo la tarea laboriosa —y a veces humillante— de cuidado.

"Y esto no se debe a que no le den importancia a la familia", dice Daatland, experto en gerontología. "Más bien, dicen, 'No quiero ser una carga para la familia'. La respuesta por lo general es: 'Cuando ya no pueda valerme por mí mismo, necesito que me traigan servicios profesionales. Entonces podré estar junto con mi familia sin obligarlos a cuidarme personalmente'".

En otras palabras, las familias quieren poder reunirse para la comida dominical y disfrutar de la compañía mutua sin tener que hablar de quién ayudará a mamá a levantarse cada mañana, o quién va a estar allí en la tarde para organizarle las pastillas que tiene que tomarse al día siguiente. Allnutt entiende todo esto muy bien. Cuando le preguntamos cómo podrían mejorarse las relaciones con sus padres, su respuesta fue muy sencilla:

"Parece que la única vez que compartimos algo es cuando estoy haciendo cosas para ellos", dice Allnutt. "Nunca tenemos tiempo para hacernos una visita de padres e hijos. Si solamente pudiéramos salir y comer juntos. Justamente, hace unos días llevé a mi madre de compras. Su estado físico no le permitía estar afuera mucho tiempo, pero pasamos un buen rato juntas".

Por otra parte, en Noruega, el estigma de "mandar a mamá a un hogar de ancianos" no es tan fuerte como en Estados Unidos, dice Daatland. En realidad, es algo que se hace habitualmente: alrededor del 70 % de los recursos para el cuidado de adultos mayores está destinado a los hogares de cuidado de adultos mayores. Además, la ayuda es asequible. Los que pueden quedarse en su casa pagan 2 % del costo de los cuidados en casa. El resto es sufragado por el gobierno. Cuando una persona necesita ir a un hogar de cuido, su costo por esos cuidados tiene un límite de 75 % de su pensión básica, más 85 % de cualquier pensión u ingreso adicional, independientemente de cuánto dinero o bienes tenga la persona.

Debido a que los cuidados son asequibles, las familias no se están peleando sobre quién pagará por los servicios ni preocupados de que papá o mamá se queden sin dinero. Cada generación en Noruega conserva su autonomía; los parientes más jóvenes no tienen un sentido del "deber" hacia los padres tan fuerte como en España, otro de los países del estudio.

En España, los hijos adultos y los padres que están envejeciendo tenían más probabilidades de vivir juntos, no sólo debido a las normas culturales, sino porque en el país no hay programas sociales sólidos para ayudar a las personas mayores. Sin embargo, en Noruega se asigna mucho valor a la independencia, y aunque los padres a menudo apoyan a sus hijos adultos financieramente, rara vez ocurre lo contrario, agrega Daatland. 

La independencia en Estados Unidos

En Estados Unidos, el deseo de independencia choca contra la realidad de las exigencias de prestar cuidados. Sume a esto una herencia de inmigrantes que asigna valor a cuidar de los padres que están envejeciendo; el aumento de las familias con dos ingresos en las que las mujeres trabajan y están agobiadas por las responsabilidades de prestar cuidados; y la carga financiera de los cuidados en el hogar y de los cuidados a largo plazo, y tendrá la receta perfecta para la falta de armonía.

Siguiente: Pérdida de identidad. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.