Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Cuidado de hijos adultos

Algunas batallas se pelean en casa

De regreso al hogar, los veteranos descubren que los roles de la familia se han modificado.

Servicios prestados
“La tecnología moderna en el teatro de operaciones significa que tenemos más soldados regresando; pero hay menos muertos y más discapacitados —dice la cirujana adjunta Marta Carcana—. Una vez que se logra que los veteranos discapacitados regresen a casa… es otra historia ”.

Los miembros de la Guardia Nacional de Puerto Rico y sus familias gozan de una serie de servicios y beneficios, pero no siempre pueden acceder a los mismos. Las distancias que hay desde los hogares a estos centros de ayuda, la cantidad de heridos y el hospital de veteranos superpoblado contribuyen al problema.

“Tiene que ver con el hecho de estar en una isla —señala Carcana—. Mi soldado no puede subirse a un autobús Greyhound y viajar a otro estado; mi soldado tiene que abordar un avión con su familia y quedarse en un hotel para recibir ayuda. No es lo mismo”.

Para aquellas familias que han quedado atrás, los Family Readiness Centers (Centros de Ayuda Familiar) esparcidos por toda la Isla ofrecen seminarios, asesoramiento y ayuda con la documentación y los trámites, además de otros servicios.

Fortaleza en los números
Las explosiones que escuchó el sargento Roberto Lloret el 4 de julio de 2007 en Irak no eran fuegos artificiales por el Día de la Independencia. Sin embargo, le dieron una idea a grandes rasgos del alto costo de luchar por la libertad.

Actualmente, está pagando el precio con heridas físicas, psicológicas y un trauma cerebral. No se queja.

En octubre de 2007, regresó a Aguadilla, una ciudad de gente amigable, casas coloridas y con un aire de tranquilidad familiar, cerca del extremo noroeste de la Isla. Pero el suyo no fue un tranquilo viaje sin escalas desde Irak. Hizo paradas en hospitales militares de Alemania, Washington, D.C., Carolina del Norte y Fuerte Buchanan, en Puerto Rico.

Y el Roberto que regresó no era el mismo hombre que había dicho adiós a su esposa Linnette Nieves, de 26 años, a su hija de 5 años, Alaihia, y a su numerosa familia. El padre divertido y amante del béisbol que había consentido a su esposa e hija toda su vida se convirtió en un hombre solitario, que sufría de imágenes recurrentes sobre la guerra a la hora de dormir y que soportaba fuertes dolores a raíz de una herida en el hombro.

“Debido a todas las experiencias que viví… he cambiado —dice Roberto, de 29 años—. Siempre estoy a la defensiva.

Cuando escucho un ruido, salto. Muchos de nosotros no teníamos ese comportamiento con anterioridad. Ahora sabemos por lo que los otros [veteranos] estaban pasando”.

Hace una pausa, quizás preguntándose si debería compartir una de esas experiencias. Finalmente, decide hacerlo y describe lo que ocurrió cuando el dispositivo explosivo improvisado (IED) explotó el 4 de julio: “El artillero estaba cerca de mí. Todos los fragmentos fueron hacia él. Yo recibí algunos, pero no tantos. Cuando el vehículo blindado se incendió, ya no podía ver al conductor ni al artillero. [La explosión] fue como un cuchillo caliente pasando por mantequilla”.

Al despertar, estaba en el hospital. Nadie murió en ese ataque. Esa fue la segunda vez que el vehículo en que él estaba había sido alcanzado por un IED, dijo. La primera vez había ocurrido tres meses antes.

Se mortifica cuando lo primero que alguien le pregunta es: “¿A cuántos mataste?”. “Así me saludan —dice, aún incrédulo—. Uno no quiere hablar de eso. No es lo mismo hablar de eso que vivirlo; no es lo mismo verlo en una película”.

Así como Roberto ha cambiado, también lo ha hecho su familia. A diferencia de muchas de las esposas de los veteranos que regresaron, y que se encontraron riñendo con sus "nuevos" maridos, separándose o divorciándose, Linnette eligió aceptarlo y no ir en contra de su marido.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.