Conoce más

Cerrar
Enterprise: Foto de carro rentado

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


Tarjeta del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Pepperoni pizza - Papa Johns

Papa John's

Los socios ahorran todos los días

Compartir es Vivir

Compartir es Vivir

Encuentra oportunidades de voluntariado

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Dónde comenzar

Lecciones aprendidas

En el proceso de cuidar a otros, una hija aprende mucho sobre sí misma.

Traté de controlar ese dolor agudo que me causaba el pensar que me había olvidado porque yo era adoptada. Tenía dos años cuando me adoptaron, por eso nunca conocí a otros padres y la idea de que no fuera de ellos nunca me vino a la mente. Pero, ahí estaba su enfermedad, siniestra y cruel, que había encontrado esa grieta de verdad para refrescársela en su mente y opacar todo el resto.

Pero, este no era el momento de sufrir. Mis lágrimas hicieron que se confundiera todavía más. Las sequé y le di un falso tono de alegría a mi voz. “Está bien. Vamos a buscar algo bonito que ponerte para ir al hospital”. Y así, llegó y se fue el momento que tanto había temido por años. Me di cuenta de que la demencia de mi madre era muy parecida a la de mi abuela. A las dos les gustaban las cosas rosadas y bonitas, cosas de niñas. La única cosa buena de la enfermedad de Alzheimer, al menos para mi madre y mi abuela, fue que al menos las detuvo en una época en que eran las mejores versiones de ellas mismas, chicas jóvenes que se ruborizaban, llenas de vida y entusiasmadas por lo que les ofrecía la vida. Para ellas, por lo menos la enfermedad no las había dejado en un limbo incierto.

Finalmente, la salud de papá mejoró y pudo pasar más tiempo con nosotras en casa; pero, sus exigencias aumentaron, y, de repente me sentí como una niña de nuevo, tratando de ganarme su aprobación. Hubiera dado cualquier cosa a cambio de sus elogios y me esforcé más y más allá de lo que debía. Mi cuerpo me detuvo en seco con un caso grave de neumonía. Pero, tiempo no había para enfermarse, con el estado mental de mamá y las necesidades médicas de papá. Y no había tiempo para mis necesidades; satisfacer esas necesidades era una idea tan absurda que casi nunca se me ocurrió. Algunas veces me hacían falta esas cosas que me gustaban: leer, cocinar, ir de compras, dormir. Pero, como no quise reconocer que estaba tratando de abarcar más de lo que podía, me esforcé demasiado sin prestar atención a los signos de que todavía no estaba curada de la neumonía, hasta que terminé en el hospital.

Fue entonces cuando terminé por aprender lo que me había tomado tres generaciones de aprendizaje. Prestar cuidados a otros empieza por cuidarse uno mismo. Ocurre con demasiada frecuencia que los que deben cuidar a otros caen en esa misma trampa en la que caí yo; dan tantos cuidados a otros que se olvidan de sí mismos. Y ese error casi me costó la vida. En los últimos dos años casi no me había cuidado a mí misma.

Siguiente: El cuidador también debe cuidar de su salud.»

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s