Conoce más

Abrir
Carrito de compras

Ahorros Diarios

Ahorros de las mejores marca

Revise su IMC con esta calculadora en línea.

¿Cuán saludable es tu peso?

Descúbrelo aquí

UPS Store

The UPS Store

Los socios ahorran en productos y servicios

99 Formas de ahorrar

99 Formas de Ahorrar

Échales un vistazo ahora

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Recauda fondos para niños con cáncer

Correr con propósito, a los 71 años

Un cardiólogo, de Miami, compitió en su decimoctavo maratón de Nueva York.

In English | ¿Por qué sometería un septuagenario sus desgastadas rodillas a un durísimo maratón por las calles de la ciudad de Nueva York, entre algunos de los mejores corredores de fondo a nivel mundial?

En el caso del cardiólogo Rafael Sequeira, residente de Miami de 71 años, la respuesta es pena y alegría, a partes iguales. Estos sentimientos contradictorios lo ayudaron a emprender su odisea de 26,2 millas por los cinco condados de Nueva York durante el Maratón ING de la Ciudad de Nueva York 2010, el 7 de noviembre.

La pena proviene del fallecimiento por cáncer hace 21 años de su hijo primogénito, Raphael. La alegría, de poder recaudar fondos para otros niños que se enfrentan al cáncer en la actualidad.

“Era un niño increíble”, dice Sequeira de su hijo, que estuvo aquejado de leucemia linfática por más de una década antes de fallecer víctima de la enfermedad a los 13 años, en 1989. “Compartíamos un vínculo especial”.

Desde el momento que falleció Raphael hasta 1991, Sequeira siguió cumpliendo con sus responsabilidades como médico, esposo y padre de sus otros dos hijos. Pero también luchaba por controlar la ira incontenible que lo carcomía.

Un médico con una misión

Sequeira, un corredor recreativo, por fin decidió correr para enterrar sus demonios internos para siempre. Empezó a correr distancias cada vez más largas, y el desánimo que sufrió por dos años gradualmente se disipó. Alentado por la serenidad que logró al correr, Sequeira se hizo médico con una misión; una misión relacionada con la Gran Manzana.

En el verano de 1993, cuando tenía 54 años, Sequeira puso la mira en participar y terminar el Maratón de la Ciudad de Nueva York ese año, con el fin de recaudar fondos para los niños pacientes oncológicos necesitados que estaban en tratamiento en la Escuela de Medicina Miller de la University of Miami, donde trabaja Sequeira.

Envió cartas a sus amigos y colegas pidiéndoles apoyo financiero para su viaje al maratón en Nueva York a través de donativos prometidos. También creó el Raphael Sequeira Bone Marrow Fund (Fondo de médula ósea Raphael Sequeira), que ayuda a sufragar los costos no médicos como los de alojamiento y transporte para los pacientes pediátricos con cáncer y sus padres.

Había sólo un problema. Como nunca había corrido a nivel de competición, Sequeira llegó a Nueva York con una falta de entrenamiento apreciable para la dura carrera. Resuelto a honrar la memoria de su hijo y para recaudar la máxima cantidad de dinero posible, Sequeira hizo acopio de todas sus fuerzas para llegar a la meta.

Como fruto de su determinación, junto con las ampollas en sus pies, el cardiólogo tenía $11.000 en donativos prometidos. Así comenzó el ritual anual del nativo de Kisumu, Kenia, que ha competido en 17 maratones consecutivos en Nueva York. “Hasta ahora, he recaudado más de $160.000”, apunta Sequeira con orgullo.

Camiseta con la foto de su hijo

Se encontró de nuevo el 7 de noviembre corriendo en su decimoctavo maratón, jadeando por las calles de Nueva York luciendo una camiseta con una fotografía de su difunto hijo y las fechas de su nacimiento y defunción.

La esposa de Sequeira, Kathleen, de 61 años, también corría antes de hacerle caso a las protestas de una rodilla reparada quirúrgicamente. No obstante, eso no le impedió viajar a la ciudad de Nueva York para apoyar a su esposo, como lo ha hecho desde 1993.

“El fallecimiento de nuestro hijo nos inspiró hacer todo esto”, dice. “Creo que nadie supera la muerte de un hijo, porque ninguna persona desea sobrevivir a sus hijos”.

“Muchos me dicen: ‘No sé por qué le sigues permitiendo correr ese maratón’”, ríe Kathleen. “¡Es lo que ama! Sería la persona más feliz del mundo si muriera durante el maratón de Nueva York. No se puede impedir que alguien haga algo que disfruta”.

Hace una década era poco común oír hablar de maratonistas mayores de 70 años, dice Jeff Galloway, de 65 años, antiguo corredor de fondo olímpico. “Las ideas acerca de lo que puede hacer físicamente una persona mayor han cambiado completamente”, observa Galloway, autor de Running Until You're 100 (Correr hasta tener 100 años).

Sequeira reconoce que el entrenamiento se le hace un poco más difícil cada año, pero se rehúsa a quejarse. “Raphael nunca protestó durante su enfermedad”, dice. “Si él pudo hacerlo, ¿por qué debo quejarme?”

Blair S. Walker es un periodista que vive en Miami.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.