Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Historias de familia

El don de la vida

Le doné un riñón a mi adorada cuñada y forjamos un nexo aun más profundo.

In English | Era una tarde como tantas otras en compañía de mi cuñada Philys: estábamos descansando, todavía en pijama, pegadas a la televisión, y hablando y riendo mientras veíamos La historia de Palm Beach, una de las casi 1.200 películas antiguas de su colección. Lo que era diferente ese día, era que a las dos nos habían dado de alta del Hospital Virginia Mason de Seattle, después de una operación del riñón. ¿Coincidencia? ¡Para nada! Ella acababa de recibir un trasplante de riñón (enlace en inglés) y yo había sido la donante.

Mary Mohler donó un riñón a su cuñada

Mary Mohler, izq., y su cuñada Phylis en la sala de espera del hospital antes de la cirugía. — Foto cortesía de Mary Mohler

Phylis y yo nos conocimos en 1979. Había volado a mi ciudad natal en el estado de Washington para pasar el Día de Acción de Gracias con mi familia; ese día, mi hermano David nos presentó a su novia, una morena de 1,75 m de estatura con una frondosa cabellera rizada y un sentido del humor muy original. Nos hicimos amigas de inmediato y mientras el resto de los invitados roncaba después del festín, nosotras hablábamos y hablábamos. Cuando llegó el momento de su partida, estuvimos a punto de llorar pensando que nunca más íbamos a volver a vernos.

Por suerte, mi hermano no la dejó ir y se casaron en abril del año siguiente. Aunque nos veíamos solo de manera intermitente, nunca dejamos de hablar. Pero no fue solamente lo fácil que era sentirnos en confianza lo que solidificó nuestro vínculo. A medida que pasaron los años, descubrí el gran corazón que tiene. Cuando mis padres estuvieron en un establecimiento de vida asistida, los visitó todos los días durante cuatro años. Cuando yo era una exhausta madre soltera, a menudo invitaba a mis tres niños a pasar una semana con ella y David, para que yo pudiera descansar; en esa semana los iniciaba en el placer de las películas viejas como Casablanca, Strangers on a Train (Extraños en un tren), North by Northwest (Al Norte por el Noroeste) y un sinfín más. Sin mencionar que era una excelente jugadora para el juego de cartas pinocle.

Por eso, en el otoño del 2009, cuando supimos que los riñones de Phylis estaban dañados por la diabetes, en seguida le ofrecí uno de los míos. Insistió en que las cosas no estaban tan mal, pero en abril del 2010, fue necesario ponerla en diálisis (enlace en inglés), cuatro horas diarias, tres veces por semana.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.