Conoce más

Abrir
Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis

Herramienta del Medicare

¿Preguntas sobre Medicare?

Obtén las respuestas

Prescripción de medicamentos fuera de su botella

Descuentos en recetas

Programa exclusivo de Catamaran

Bombilla fluorecente

Luchando por ti

Te ayudamos a ahorrar en servicios públicos

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Amigos de por vida

Mientras crecíamos, éramos inseparables. Y cuando mi mejor amigo tuvo que luchar por su vida, encontramos nuevas fuerzas en esos lazos tan antiguos.

Extracto del libro And you know you should be glad: A true story of life-long friendship.

In English | Caminamos lentamente hacia la colina Audie Murphy, que está en el extremo norte del pequeño jardín ubicado en el 228 de South Ardmore. Él —Jack— vivía en esa casa cuando nos convertimos en los mejores amigos. En ese entonces, teníamos cinco años; ahora teníamos 57.
“Parecía tan empinada”, le dije.
“Bueno, éramos niños”, respondió.
Esto sucedió hacia el final. Cada vez que volvía a casa para visitarlo, hacíamos esa caminata, era lo que él quería.

La cuesta apenas si se eleva. Sin embargo, para nosotros, en aquellos años, cuando recién nos conocimos —los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial— era algo así como estar en Italia o África del Norte. Solíamos asaltar
ese tranquilo pedazo de césped, en aquella segura calle de Ohio, y, con palos como rifles, jugábamos a ser Audie Murphy, el soldado más condecorado de la guerra.
“¿Tienes ganas de subir la colina?” pregunté. No era, en absoluto, una colina,  pero resultaba demasiado intimidante para él.

Algunos meses antes, Jack no se había sentido bien. Cuando volvió a su casa después de trabajar, subió al dormitorio y le pidió a su esposa Janice que le avisara cuando fuera hora de cenar. Ella lo encontró en el suelo, inconsciente.

Todos nosotros, si somos afortunados, tenemos en nuestra vida a alguien como Jack: los primeros amigos, los amigos más antiguos. Si somos especialmente afortunados, permanecen cerca nuestro sin importar adónde nos lleve el mundo.

Los amigos que lo son todo para nosotros —los amigos sin los cuales nuestra vida estaría vacía— son el modelo más perdurable de lo que significa la bendición y la buena fortuna. Cuando los perdemos, nos damos cuenta de que nuestra vida ha estado llena de maravillosos regalos que ellos nos han dado.

Sé el momento exacto en que lo conocí.

Fue en el jardín de infantes, en Bexley, Ohio. Nuestra maestra era la señorita Barbara. Una tarde, estábamos todos sentados en el piso alrededor de ella. Yo estaba atrás, y noté algo en el labio; era como si mi nariz estuviera goteando.

Enrollábamos algunos pares de calcetines y jugábamos baloncesto con una caja de zapatos. Las risas, los gritos…llenaban de calidez aquellos días de invierno.

Ya me había sangrado antes la nariz, pero siempre había estado mi madre para ayudarme. En ese momento, estaba sentado en el piso con otros niños de cinco años. Estaba avergonzado. Cuando tienes esa edad, lo último que deseas es quedar en evidencia en público.

Incliné la cabeza hacia el suelo de linóleo, con la esperanza de que nadie me viera. Me levanté la punta de la camiseta y la presioné contra la nariz, creyendo que la presión detendría la sangre. No fue así. Ahora, la camiseta estaba manchada con sangre y comencé a sentir el pánico de un niño de cinco años.

Entonces, cerca de mí, alguien se levantó. Escuché su voz antes de verlo. Había estado mirando hacia abajo, asustado y avergonzado.
“¿Señorita Barbara?” dijo.
La señorita dejó de leer.
“Bob se lastimó”.
Se llamaba Jack Roth. No nos conocíamos; pero cuando tomaban lista, había aprendido mi nombre. Un minuto después, estaba en la enfermería, donde me limpiaron. Todo iba a estar bien.
“Bob se lastimó”. Como el resto de nosotros, lo último que él quería era perturbar este nuevo mundo del jardín de infantes. Sin embargo, ahí estaba, de pie, apoyando a alguien a quien todavía no conocía.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Para abuelos
recursos

GrandFacts

Visite la página informativa de recursos locales por estado para los abuelos que crían a sus nietos. Ir

Guía GrandFamilies

Información, consejos y recursos para los abuelos que crían nietos. Lea

 

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.