Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Tarjeta de crédito

Calculadora

Cómo saldar tu tarjeta de crédito

Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Recursos para encontrar empleo

Boomer Superstar
Concurso

Print

Vota por uno de los semifinalistas del concurso AARP "Boomer Superstar" y podrías ganar $3,000. Reglas oficiales (en inglés).

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Revisa nuestro homenaje a las leyendas del fútbol mundial.

Sandra Cisneros: Una mirada hacia atrás

El impacto que tuvo su primera novela en la aceptación de la cultura latina

Sandra Cisneros

— Alberto Cristofari/A3/Contrasto/Redux

P.    ¿Su publicación desempeñó un papel en la aceptación de la cultura latina en Estados Unidos?

R.    Creo que sí. Mucha gente ha dicho que fue el modo en que conocieron acerca de la vida de los latinos. Alguna gente no tiene ningún contacto con la vida de los latinos salvo, tal vez, a través de este libro. La relación más cercana que tienen con la comunidad latina es la lectura de este libro.

P.    ¿En qué momento de su vida escribió La casa en Mango Street?

R.    Era estudiante de posgrado, docente de escuela secundaria, asesora y una persona que quería conseguir una beca del NEA, en ese orden. Lo comencé mientras estudiaba poesía en el programa de Maestrías en Bellas Artes (MFA, por sus siglas en inglés) de Iowa y trataba de escribir sobre un tema que sólo yo conociera, en el cual mis compañeros no fueran especialistas. Se desarrolló durante años como un trabajo de ficción, cuando comencé a agregar y manipular las historias y a incorporarle personajes basados en mis alumnas. Ya no eran memorias, se convirtió en novela.

Trabajé en él desde los 22 hasta los 28 años.

P.    Algunos pueden ver su popularidad en la actualidad y pensar que La casa en Mango Street fue un éxito de la noche a la mañana, pero…

R.    Sí, eso es lo que dice la prensa, pero yo le cuento a la gente que fue una larga noche.

P.    ¿Una noche que duró seis años?

R.    Más que eso, ya que lo terminé cuando tenía 28 años y no comenzó a darme ganancias económicas hasta entrados mis treinta, digamos cuando tenía 40. Así que, de hecho, [fue] una década bastante larga para mí.

P.    ¿Visualizó la escritura como exitosa?

R.    Au contraire. La sentí como un fracaso ya que no podía mantenerme con lo que ganaba por escribir. Mis trabajos de día eran los que importaban, y era difícil hasta conseguirlos, ya que las universidades no me contrataban como a una verdadera escritora. Tenía que tomar los empleos cuando alguien me abría una puerta —otro amigo o colega, o mujer— y entonces podía conseguir un trabajo a tiempo parcial, tal vez por un semestre.

P.       ¿Sintió que se convalidaba como escritora con la publicación de La casa en Mango Street, en 1984?

R.     No, porque estaba acá, transitando mi primer año en Texas, y siendo bastante maltratada verbalmente. Fue una tarea difícil y no era reconocida como escritora. Estaba trabajando en la comunidad y enfrentando momentos difíciles en mi posición, en un centro muy patriarcal, tratando de iniciar un programa de literatura. Por lo tanto, no me imaginaba como autora. Supongo que era una activista comunitaria. Era una trabajadora cultural y la publicación de La casa en Mango Street no modificó mi vida ese primer año. No modificó mi vida hasta unos diez años después. Eran tiempos difíciles en el trabajo todos los días, y estaba buscando otro empleo, para poder renunciar a ese. Transité mis treinta viviendo con cajas y mudándome cada seis meses o un año. Fue mi etapa nubosa: simplemente deambulé como una nube durante diez años, siguiendo las provisiones. Fui cazadora, acumuladora y académica itinerante.

P.    ¿De qué manera?

R.    Era itinerante porque no era reconocida como una escritora legítima. No significa ninguna falta de respeto comparar mi vida con la de la gente que realmente realiza trabajo itinerante; pero tuve que vivir, de hecho, mudándome cada año. A pesar de tener este libro, no estaba causando efecto en mi vida. Tal vez hasta me hacía la vida más difícil, porque si yo no hubiera sido esa escritora, podría haber invertido en algún empleo y quedarme allí. Pero intentaba vivir como escritora, lo cual significaba que tenía dos trabajos y no podía casarme ni tener hijos.

P.    ¿Fue necesario hacer esos sacrificios para crear la vida de una escritora?

R.    Necesitaba hacer los sacrificios que uno hace frecuentemente por algún ser amado, una pareja, hijos. Hice esos sacrificios desde mi corazón y significaron que mis treinta desembocaran en una vida bastante inusual. No tenía perros ni plantas; y lo más importante, no duraban mucho mis parejas.

Muchas de mis relaciones luchaban por mantenerse a flote debido a la escritura. Hoy en día, siempre les pregunto a las mujeres si están dispuestas a abandonar todo por la escritura, porque podría ser que tuvieran que hacerlo. Les advierto que podría ser que nunca alcanzaran la fama ni fortuna; yo nunca las esperé. El hecho de que hayan llegado significa que tengo más trabajo para hacer, que me aleja de mi escritorio.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s