Un grande de la música

Tito Puente, por siempre el rey

30 años después del debut de su álbum clásico, El Rey, recordamos a un músico excepcional.

Nacido en Nueva York de padres puertorriqueños en 1923, Puente tomó clases de piano y percusión durante su infancia y dio que hablar como un talentoso bailarín. Después de servir en la marina estadounidense y estudiar en la prestigiosa escuela Juilliard, hizo algo inusitado: trasladó sus timbales —hasta entonces relegados al fondo del escenario, junto a la conga y el bongó— y se posicionó al frente, centro absoluto de la atención. Creó un espectáculo audiovisual tocando infartantes solos de timbal mientras bailaba con la electricidad del mambo, que en los años 50 causaba furor en Estados Unidos.

Los puristas dicen que Puente grabó sus mejores discos durante esta década. En 1958, Dance Mania fue como una declaración de principios, una antología de temas bailables, rústicos y sabrosos, creando un triángulo musical entre Cuba, Puerto Rico y Nueva York. Ya en ese entonces, Puente hacía alarde de su astucia: grababa números accesibles, comerciales, para después contratacar con sesiones experimentales, descargas de percusión afrocubana y miniaturas instrumentales del jazz más sofisticado.

Descubrir a cantantes extraordinarios fue uno de los dones más importantes de Puente. A Celia Cruz la había conocido en un viaje a Cuba. Cuando La Guarachera emigró a Nueva York, Puente aprovechó la oportunidad de colaborar con una de las cantantes más avasalladoras del género. Grabaron ocho discos de calidad excepcional.

Antes, otra cubana había sido el objeto de su devoción musical: La Lupe, haciendo historia con temas volcánicos como el bolero Qué te pedí. Y hubo más: Santitos Colón, quien brilló con Puente durante la década de los 50; la puertorriqueña India en un disco de puro jazz cantado; la inocencia de Sophy en los 70; el bolerista Gilberto Monroig y soneros recios como Meñique y Rolando Laserie.

Nunca paró de trabajar, aprovechando la explosión de la salsa de los años 70, sobrevivirla, refugiarse en el jazz y terminar su carrera grabando con el otro gigante de su generación, Eddie Palmieri.

Unos meses antes de su muerte, en junio del 2000, a los 77 años, tuve el honor de compartir una cena y unas copas de vodka con el maestro. Le hice preguntas sobre toda su carrera, y al final, exasperado, exclamó: “¡Tienes suficiente material para un libro!”.

Pero ahí el maestro estaba equivocado. Se necesitarían varios libros para hacerle justicia a su prodigioso legado musical.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

blogs

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP