'Anomalisa': el amor como excepción

La película animada narra los esfuerzos de un hombre exitoso para volver a sentir una chispa de vida.

DIRECTOR: Charlie Kaufman y Duke Johnson
GUIÓN: Charlie Kaufman (basado en su obra de teatro)
ELENCO: David Thewlis, Jennifer Jason Leigh y Tom Noonan
DURACIÓN: 90 minutos

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Escena de la película animada Anomalisa

Escena de 'Anomalisa'. — Cortesía Paramount Pictures

La elección del director Charlie Kaufman de usar muñecos de “stop-animation” y no actores vivos para contar Anomalisa es totalmente atinada para describir el mundo como lo percibe alguien que padece de depresión. Es decir, como un lugar deshumanizado y mecánico. Para destacar aún más la monotonía intrínseca de ese estado emocional, todos los personajes, sin importar el sexo o edad, están doblados con la voz de un adulto hombre (Tom Noonan). Todos, menos Lisa, la protagonista (Jennifer Jason Leigh), de la cual se enamora precisamente por eso el personaje central. La apuesta de Kauffman es mostrar al amor como una anomalía; como la excepción en un entorno gris e impersonal. La anécdota es mínima; ocurre en el transcurso de una noche y un día, pero Anomalisa retrata un vasto universo psíquico de malestar existencial.

Michael Stone (voz del británico David Thewlis), es un experto en la industria de atención al cliente que viaja de Los Ángeles (donde radica) hasta Cincinnati para dar una conferencia. Su libro “Como le puedo servir para que sirva a otros” es ya un clásico en la materia. De hecho, todos los seres humanos con los que se relaciona Stone desde que lo vemos llegando al aeropuerto, subiéndose a un taxi y registrándose en su hotel, exhiben diferentes versiones del trato amable, pero impersonal de quienes lo atienden como cliente. Stone, un hombre de edad madura, está obviamente pasando por una crisis. Nada parece darle la menor satisfacción; ni la impecable habitación, ni la deliciosa comida que le llevan a su cuarto: todo le sabe igual. De hecho, el hotel donde se hospeda, el “Fregoli”, hace alusión a un tipo de paranoia en el que el individuo no puede distinguir entre un ser humano y otro y siente que todos lo persiguen con el mismo fin de destruirlo.

Stone habla con su esposa por teléfono, quien está obviamente preocupada por él. Tanto ella como el hijo de Stone tienen la voz monocromática de un adulto aburrido. En un desesperado intento por animarse un poco y recuperar la chispa de vivir, Stone busca a una amante a la que abandonó once años atrás inexplicablemente. Bella parece aún mantener la llama viva por Stone y acepta tomarse una copa con él en el bar del hotel. La reunión resulta catastrófica porque Bella todavía resiente el pasado y sobre todo que Michael la haya buscado siendo ya un hombre casado. De todas maneras, la intención de Stone de revivir la llama del amor es fallida en cuanto sabemos que la voz de Bella suena como todas las demás.

Frustrado y aún más deprimido, Stone regresa a su habitación cuando de repente escucha en el pasillo la voz específica de una mujer. Desesperado, toca en todas las puertas tratando de encontrar a quien la posee. La dueña de tan melodioso sónico es Lisa, una sencilla muchacha que se ha gastado todos sus ahorros para escuchar la conferencia de Stone. Ella trabaja justo en un departamento de atención al cliente donde su libro es una biblia. Stone aprovecha la admiración de Lisa y la invita a tomar algo y luego a su recámara, donde se da una excepcional escena de sexo entre los muñecos. Es en Lisa que la película exhibe su mejor logro. Stone es un personaje tan plano como él percibe al resto del mundo, pero el muñeco que representa a la muchacha logra alcanzar una creíble dimensión humana. Lisa es una mujer solitaria y resignada a que nadie se fije en ella debido a su falta de atractivo físico acentuado por una cicatriz en la cara. Son sus supuestos “defectos” lo que la hacen destacar dentro del mundo de amabilidad estudiada que percibe Stone a su alrededor. Lisa no pretende ser más que lo que es: una mujer cuya abierta inseguridad y baja autoestima le dan un carácter auténtico en medio de tanta falsedad.

Anomalisa es apenas la segunda película como director de Kaufman—conocido guionista de historias igualmente originales como Adaptation, Being John Malkovich y Eternal Sunshine of the Spotless Mind—y, hasta ahora, la mejor. El sentido de la historia recuerda al chileno Alejandro Jodorowsky, quien hizo una carrera exaltando deformidades físicas como el enanismo. Jodorowsky consideraba toda desviación de la norma como la “imaginación de la genética”. De alguna manera, Anomalisa hace lo mismo al presentar la excepción como algo deseable; de hecho, como la esencia misma del amor.

Sobre todo, Anomalisa ilustra la máxima de Marshall McLuhan de que el medio es el mensaje: los muñecos son forma y contenido a la vez. Además, funcionan como una perfecta metáfora del sombrío tono al que las fuerzas del mercado han reducido  las relaciones interpersonales: un mecánico intercambio de frases hechas diseñadas para halagar a potenciales clientes.  

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad