Patricia Clarkson: "No tomo nada por sentado"

La protagonista de 'Learning to Drive' se identifica mucho con el personaje.

Patricia Clarkson en una escena de Learning To Drive

Patricia Clarkson en una escena de la película 'Learning To Drive'. — Linda Kallerus/Broad Green Pictures

Patricia Clarkson (Nueva Orleans, 1959) es una de las grandes actrices de “carácter” del cine independiente estadounidense. A pesar de ser una mujer guapa, la carrera de Clarkson se distinguió desde su juventud por preferir roles fuertes antes que de dama joven. Prueba de ello es su elección del personaje que lanzó su carrera, el de una alemana decadente y heroinómana en High Art (Dir., Lisa Cholodenko, 1998).

A pesar del éxito de High Art, Clarkson prefirió seguir haciendo películas de bajo presupuesto con temas fuertes y controvertidos. Con el tiempo ha podido combinar ambos mundos, trabajando también para algunos de los directores más respetados del cine “comercial”, como Martin Scorsese, Todd Haynes y el mismo Woody Allen.

Si el conjunto de los roles más representativos de esta singular actriz —Shutter Island (2010), All the King's Men (2006), Dogville (2003), Far from Heaven (2002), The Pledge (2001)— la pudieran calificar, se podría decir que ante todo, Clarkson es una feminista. Por eso llama la atención que eligiera un personaje como Wendy Shields, una exitosa crítica literaria de Manhattan que se viene abajo cuando su marido la abandona por una mujer más joven, en la película Learning to Drive. Mientras estuvo en Washington, D.C., para promover el filme, pudimos charlar con ella.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

¿Fue fácil para usted identificarse con un personaje como Wendy?
Por supuesto. Aunque yo nací y crecí en Nueva Orleans, he pasado la mayor parte de mi vida adulta en Nueva York, así que me siento como ella, neoyorquina. Y creo que Learning to Drive es en gran medida una historia típica de Nueva York, aunque sus temas son universales. Los neoyorquinos no dependemos del coche y el hecho de que ella dependiera de su esposo para que la llevara en auto cuando era necesario es muy comprensible.

Usted se ha caracterizado por interpretar roles de mujeres fuertes, independientes, que no se vendrían abajo tan fácilmente por el abandono de un hombre…

Pues sí, pero eso no quiere decir que no pueda entender a alguien como Wendy. Yo he amado y he sufrido por la pérdida de seres amados. Por muy fuerte que seas, nadie está inmune a ese tipo de sufrimiento. También me interesó mucho de Wendy el hecho que ella, siendo tan ferozmente intelectual, se tuviera que doblegar para aprender algo muy mecánico, pero fundamental, para la verdadera independencia. Aprendí a manejar muy joven, pero desde que vivo en Nueva York nunca más tuve que hacerlo, así que al igual que Wendy, me tuve que preparar para tomar nuevamente el volante.

¿Tuvo que tomar clases?
No tanto, pero sí tuve miedo las primeras veces que grabamos escenas mías conduciendo [porque] había perdido totalmente la práctica. La gran cosa acerca de las mujeres de mi generación [es] que podemos tener un hogar y una carrera y Wendy lo ha tenido todo; pero al mismo tiempo, no puede dejar de depender para ciertas cosas de su marido. Todos dependemos de todos y por muy independiente que seas, hay cosas en las que debes confiar en los demás. Por eso es tan importante y significativo que ella “tome el volante” y vea otra vez al mundo de frente.

¿Usted diría que eso lo pudo aprender solamente con la edad, con la experiencia que dan los años?

Sí, absolutamente. Todo el mundo está viviendo en una burbuja ahora. La vida actual nos aísla de la realidad. Estamos todo el tiempo viendo el mundo a través de una pantalla, ya sea nuestro teléfono, computadora, etc. Manejar un auto es una de las pocas actividades que nos quedan en la que tenemos que ver hacia el frente y no hacia abajo. Manejar nos obliga a vivir en el momento porque nuestra vida depende de lo alerta que estemos a nuestro alrededor. De alguna manera, la filosofía oriental de Darwan, el instructor de manejo (interpretado por Ben Kingsley), coincide con la actitud que se requiere al manejar: estar presente, vivir el momento. Al enseñar algo muy sencillo y mecánico, Darwan le transmite a Wendy una visión del mundo que es opuesta a la que ella conoce.

Muchas actrices que fueron “damas jóvenes” del cine, se quejan de que a medida que envejecen, es más difícil conseguir buenos papeles. ¿El hecho de que usted prefirió los roles de “carácter” le ha ayudado a hacer la transición mas fácil?
Yo te diría que en general, esta carrera no es fácil para ninguna mujer. Es una industria dominada por hombres y eso es un hecho que no va a cambiar en el corto plazo. Además es un negocio que discrimina a la gente de cierta edad. Pero al final del día, tenemos que hacer nuestro propio camino. No me ha preocupado nunca conservar una imagen, así que eso me ha dado la libertad de aceptar papeles con directores que apenas empiezan —talentosos, eso sí— pero que aun no tienen renombre. Como no siento que tengo tanto que perder si me involucro en tal o cual proyecto, siempre estoy ocupada y en el ojo público, lo cual hace más fácil que los directores me tengan presente. Hay grandes personajes abiertos para las mujeres de mi edad y de hecho, creo que algunos de mis mejores papeles me llegaron después de los 40. Por otra parte, yo siempre me muestro agradecida de cualquier ofrecimiento. No tomo nada por sentado. También hay que tener la pasión de luchar por proyectos como Learning to Drive, que para mí fue muy importante.

¿Por qué?
Porque, curiosamente, me gustó que el personaje de Wendy no fuera heroico, que fuera una persona común y corriente, al igual que Darwan. Wendy es trágica y divertida al mismo tiempo, y eso es un tono raro. A las mujeres rara vez se nos muestra en el cine como divertidas y serias a la vez. Wendy es muy real. Por una parte es divertida, atractiva, elegante, dulce y enojada. Y me gustó todo eso en combinación con la de Darwan que es un hombre tranquilo, paciente, que ha sufrido mucho. Él es todo lo contrario a ella. Es un hombre que ha sobrevivido enormes adversidades. Y ese inesperado contacto entre ellos, que los lleva a labrar una profunda amistad a pesar de sus diferencias, me parece muy hermoso.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad