'Joy', una dicha de verse

Con Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Édgar Ramírez, y Bradley Cooper.

DIRECTOR: David O. Russell
GUIÓN: David O. Russell y Annie Mumolo 
ELENCO: Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Édgar Ramírez, Diane Ladd, Virginia Madsen, Isabella Rossellini, Bradley Cooper, Dascha Polanco y Donna Mills
DURACIÓN: 124 minutos

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Jennifer Lawrence en una escena de la película 'Joy'

Jennifer Lawrence en una escena de 'Joy'. — Cortesía Twentieth Century Fox

Dicha es lo que menos hay en el hogar de Joy Mangano, y la ironía en el título es solo el principio. La película contrasta la brutal realidad con el falso optimismo de un comercial de televisión. La improbable asociación entre felicidad y limpiar una casa es en esencia lo que acabó llevando a Mangano al éxito. La película Joy (dicha) está basada en la vida real de la inventora del trapeador “Miracle Mop”; uno que desde los años 90 es parte indispensable de los productos de limpieza que tiene la particularidad de que gracias a su ingenioso mecanismo, se puede exprimir sin ensuciarse las manos. De alguna manera, es esto también lo que hace el director David O. Russell, quien empaqueta en una comedia agridulce una historia con serios tonos dramáticos.

La película arranca con la escena de una ridícula telenovela de los años 80 —actuaciones exageradas y peinados cargados de spray—. El asunto se volverá trágico cuando a partir del abandono de su esposo, Terry (Virginia Madsen), la madre de Joy, se evade de la realidad todo el día frente al televisor. La pantalla adquiere después una diferente carga simbólica cuando pasará de ser ruta de escape a eventual clave del éxito de Joy. Es Mimi (Diane Ladd), la abuela de Joy, la que se tiene que hacer cargo tanto de ella como de Terry. Ante la absoluta incompetencia de su madre, es Mimi la que le da a la niña la motivación y estabilidad que tanto necesita.

De hecho, es Mimi quien narra la historia. En una pequeña introducción, escuchamos su voz en “off” describiendo a su familia como una típica de la clase media estadounidense. Como si fuera un comercial de los años 60, vemos desfilar escenas de aparente armonía doméstica. Joy—nos dice Mimi—tiene, como toda familia, un papá (Robert de Niro), una mamá, una hermana y una sencilla casa en Long Island. Vemos a la niña Joy jugando con su hermana mayor, Peggy, y colocando unas figuras de papel que ella misma creó en una casita de muñecas. Joy le dice a Peggy que algún día también inventará productos que van a revolucionar a los hogares. Cuando Peggy le pregunta por qué no hay un príncipe, Joy le contesta que ella solita saldrá adelante. La idílica escena doméstica es brutalmente interrumpida por un altercado entre los padres que resulta en la ruptura del matrimonio. Rudy, el papá, les informa que se va a vivir con otra mujer de la que se ha enamorado y que además se llevará a Peggy (hija de una relación anterior). Terry se debe quedar con Joy. Las figurillas de papel salen volando por la ventana como las ilusiones de Joy.

Ya de adulta (la maravillosa Jennifer Lawrence), Joy sigue viviendo en la misma casa; está divorciada y tiene dos hijos pequeños. La madre sigue ahí, como siempre, instalada frente al televisor. Joy acaba de perder su trabajo y su situación es desesperada. La única presencia reconfortante es Mimi. Para empeorar las cosas, llega Rudy llega a su puerta en compañía de la esposa en turno quien lo viene a “devolver”. La mujer ya no lo aguanta y lo deja ahí con sus maletas. Aunque Joy le dice a  Rudy que no se puede quedar, él se impone a gritos. De Niro, en una de sus mejores actuaciones de los últimos años, interpreta a Rudy como un perfecto sinvergüenza: mujeriego y machista. Rudy tiene que compartir el sótano con el exmarido de Joy (Édgar Ramírez). Tony Miranda, un músico fracasado, es tan encantador y descarado como su exsuegro y las escenas entre los dos actores son algunas de las mejores de la cinta. En una serie de flashbacks vemos como Joy y Tony se conocieron y enamoraron para disgusto de Rudy, quien en plena boda les vaticina que máximo tienen un 50% de posibilidades de éxito. En esto tuvo razón, pero al igual que él, Tony sigue siendo una presencia constante en la vida de sus hijos.

El asunto en común entre los Mangano y Tony es su origen latino (italiano, en el caso de ellos), y con ello, su habilidad para reconocer que la salvación está en compañía. Entre Tony y los Mangano se crea una red de apoyo que es la que eventualmente los llevará a salir adelante. Rudy comienza a salir con una viuda millonaria y gracias a Trudy (Isabella Rossellini) Joy obtiene la primera inversión para desarrollar su trapeador. El otro elemento clave en el triunfo de Joy es Neil Walker (Bradley Cooper), un productor de la cadena de venta directa por televisión QVC, quien le da su primera oportunidad.

Aunque se promueve a Cooper como el personaje masculino central, la historia pertenece a Tony, y Ramírez está espectacular. El venezolano va en camino de convertirse la exportación más exitosa de América Latina en los últimos años. Además de buen actor y bien parecido, Ramírez habla cinco idiomas (español, inglés, francés, alemán e italiano), lo cual hace tiempo le abrió las puertas de Europa. De hecho, Ramírez gano en 2010 un César (el Oscar francés), por su rol en la mini-serie “Carlos” sobre el terrorista venezolano conocido como el Chacal. En Estados Unidos ha participado en The Bourne Ultimatum (Dir. Paul Greengrass, 2007) y Zero Dark Thirty (Dir. Kathryn Bigelow, 2012), y lleva el rol estelar en el remake de Point Break.

El camino de Joy está lleno de obstáculos que tienen que ver sobre todo con su condición de mujer y su falta de escolaridad. Asimismo, es una historia feminista, en el mejor sentido de la palabra. Pero Joy es, sobre todo, una historia de superación digna del mejor cine escapista de Hollywood, pero también de la versión más rescatable del sueño americano.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad