Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Dirigida Martin Scorsese

'The Wolf of Wall Street', nunca es suficiente

Los excesos y crímenes de un corredor de bolsa encarnado por Leonardo DiCaprio.

Sorteo: Destinos de ensueño - 10 semanas, 10 viajes inolvidables. No desaproveches tu chance de ganar con el sorteo AARP Dream Vacation Sweepstakes (en inglés).  Reglas oficiales.

Director: : Martin Scorsese
Guión: Terence Winter (basado en el libro homónimo de Jordan Belfort)     
Elenco: Leonardo DiCaprio (Jordan Belfort), Margot Robbie (Naomi Lapaglia),  Jonah Hill (Donnie Azoff), Matthew McConaughey (Mark Hanna), Cristin Milioti (Teresa Petrillo), Jon Bernthal (Brad),  Spike Jonze (Dwayne), Jon Favreau (Manny Riskin) y Katarina Cas (Chantalle)
Duración: 120 minutos

.

Leonardo DiCaprio interpreta a Jordan Belfort en 'The Wolf Of Wall Street' — Cortesía Paramount Pictures

In English | ¿Hacia dónde puede ir una historia cuya primera escena es una orgía en la que se utilizan enanos como flechas en un juego de tiro al blanco? La respuesta en The Wolf of Wall Street es hacia arriba y hacia abajo. Hacia arriba, porque el tenor histérico sigue en ascenso y hacia abajo porque el guión se va degradando en la misma medida. La quinta colaboración entre el director Martin Scorsese y el actor Leonardo DiCaprio es un excesivo recuento de los excesos a los que llegó un corredor de bolsa en los años 80 y 90.

Mira también: ¿Cómo llegó Mary Poppins al cine? La película Saving Mr. Banks narra la historia.

The Wolf of Wall Street  narra la historia real de Jordan Belfort (DiCaprio), un genio de las finanzas que se aprovechó de la falta de regulación que existía en Wall Street en esa época para amasar una extraordinaria fortuna, misma que dilapidó en drogas, mujeres y alcohol. Belfort y su equipo de mediocres y corruptos colaboradores utilizaban la oficina igual para vender acciones sin valor a incautos clientes que para organizar extravagantes fiestas animadas por ríos de alcohol y montañas de cocaína. La primera secuencia con el tiro al blanco de enanos es un ejemplo de los niveles obscenos a los que llegaba Belfort en su afán de entretenimiento vacio. "Era una especie de Calígula moderno", es como describió DiCaprio a Belfort en una conferencia de prensa. La diferencia es que por lo menos la historia que rodeaba al demente emperador era la de la Roma imperial. El mundo de Belfort es de un inmenso vacío que no puede sostener una película que dura tres horas.

Belfort llegó a Nueva York como un joven talentoso que podría haber triunfado sin mayores problemas de no ser porque su primer día en la bolsa de valores fue la fecha fatídica del 19 de octubre de 1987, mejor conocida como el “Black Monday”. El colapso financiero obligo al ambicioso corredor a buscar otras avenidas y entrar a Wall Street por la “puerta trasera”. Con su talento para persuadir a la gente (casi como un tele evangelista), Belfort llevó a las “grandes ligas” a una pequeña firma de Long Island que solo lidiaba con acciones que valían centavos de dólares. Aprovechándose de la falta de regulación que existía entonces en el mercado financiero, se enriqueció vendiendo acciones de negocios menores como una panadería en Amarillo, Texas, como si fueran de compañías trasnacionales.

Uno de los grandes defectos de esta película es que nunca presenta el punto de vista de los cientos de miles de personas a las que tuvo que arruinar para amasar su fortuna. Al parecer, DiCaprio, quien funge también como productor, tuvo que convencer a Scorsese de que se embarcara en el proyecto. Se puede ver en el resultado que el corazón de Scorsese no estaba en esta cinta que termina por salírsele de las manos.

Por otra parte, es fácil adivinar por qué DiCaprio estaría interesado en llevar la historia de Belfort a la pantalla; el personaje da grandes oportunidades para el lucimiento de cualquier actor. Belfort está obsesionado con hacer dinero —al que considera el oxigeno del capitalismo— del que quiere “respirar más que ningún otro ser humano vivo”. El problema es que junto con el efectivo, lo que acaba inhalando Belfort son cantidades industriales de cocaína y pastillas Quaaludes, un sedante similar a los barbitúricos, lo cual lo tiene siempre “elevado”. Su grandilocuente actitud lo lleva a realizar bacanales cada vez más degeneradas. Pero ¿cuántas escenas de fiestas cargadas de sexo explícito y drogas se necesitan para establecer un punto en el guión? The Wolf of Wall Street está repleto de ellas, de tal manera que nunca llegamos realmente a conocer las motivaciones íntimas de Belfort ni de ninguno de los personajes que lo rodean, como sus esposas, novias y los “amigos” que lo introducen en las drogas y que solo le sirven de comparsa. 

El guión de Terence Winter, que se especializa en temas de la mafia como las series de televisión The Sopranos y  Boardwalk Empire y quien también escribió Goodfellas (1990) para Scorsese, no pudo darle un tono diferente a la historia. The Wolf of Wall Street  termina utilizando un estilo expresionista para un tema que requería un poco más de sutileza. Al igual que el propio Belfort, The Wolf of Wall Street parece dirigida por alguien que está bajo los efectos de la cocaína y si desde la primera escena estás “arriba” no hay otra dirección a donde ir más que abajo.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

trivias

más en imágenes

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.