Dirigida por Sofia Coppola

Obsesión por los famosos en 'The Bling Ring'

Un grupo de adolescentes vive su sueño americano en tacones de Louboutin.

Calculador de beneficios del Seguro Social

Calculadora de AARP para el Seguro Social: Calcule sus beneficios y sepa cuándo solicitarlos.  Más herramientas »

Director: Sofia Coppola
Guión: Sofía Coppola  (basada en el artículo de Nancy Jo Sales de la revista  Vanity Fair : "The Suspect Wore Louboutins")
Elenco: Katie Chang (Rebecca), Israel Broussard (Marc), Emma Watson (Nicki), Claire Julien (Chloe), Taissa Farmiga (Sam), Georgia Rock (Emily) y Leslie Mann (Laurie, la mamá de Nicki).
Duración: 142 minutos.

.

Reseña de la película The Bling Ring

Un grupo de adolescentes roba las prendas de los famosos en 'The Bling Ring'. — A24/Cortesía Everett Collection

Básicamente, desde su debut con la magnífica The Virgin Suicides (1999), Sofía Coppola nos ha estado diciendo lo mismo. Pero si esa primera película era un discurso completo y bien articulado, las cuatro que le han seguido parecen palabras sueltas o frases inconexas. Es por eso que para hacerle justicia a The Bling Ring hay que verla como parte de un conjunto, como un párrafo más en el discurso de quien ha estado interpretando el malestar de la cultura del privilegio y la celebridad de la que ella misma es producto. Si la narrativa de Coppola es balbuceante, incompleta y accidentada, en The Bling Ring por lo menos convergen como en un círculo completo, dos de sus temas recurrentes: la mirada y el vacío de autoridad. ¿A quién observamos, quienes son nuestros modelos a seguir?

Vea también: 'Man of Steel', el regreso de Superman

En The Bling Ring nadie parece supervisar ni las mansiones de las celebridades en Beverly Hills, ni a los adolescentes que se dedicaron a robarlas  entre octubre del 2008 y agosto del 2009. Los seis adolescentes de clase media alta (luego bautizados como The Bling Ring) recaudaron casi tres millones de dólares en bolsas, zapatos, relojes, maquillaje y perfumes de diseñador atracando las casas de Paris Hilton, Lindsay Lohan, Megan Fox, Rachel Bilson y Orlando Bloom, antes de ser atrapados. La obsesión de Rebecca, Marc, Nicki, Chloe, Sam y Emily por las mercancías de marca de rayaba en el fetichismo, o mejor dicho en el fervor religioso. Coppola, quien a los quince años fue becaria en la casa de modas Chanel, captura perfectamente estos tiempos en que los centros comerciales se han convertido en las nuevas catedrales y comprar es la oración. 

A Coppola se le ha criticado por aquello que su cine indirectamente denuncia: la relación con su padre. La hija del director Francis Ford, se habrá valido de su apellido para avanzar su carrera, pero sus cintas proyectan una luz implacable en los progenitores. Más allá de la vacuidad y banalidad del sector especifico de la sociedad que retrata, lo que el cine de Coppola nos revela es un vacío de autoridad, la ausencia de la figura paterna, la falta de liderazgo. En sus películas, los que están a cargo no sólo han abdicado a una responsabilidad que en realidad nunca asumieron, sino que están enfrascados en su propia, constitucional y muy americana búsqueda de la felicidad. Las figuras paternas se comportan peor que los  hijos y demuestran estar tanto o más perdidos que ellos. Ya sean las cinco hermanas Lisbon que se suicidan en The Vrigin Suicides; o Scarlett Johannson buscando apoyo en el actor maduro de Lost in Translation; o la adolescente Kirsten Dunst perdida en Versalles (Marie Antoinette, 2006); o la niña Cleo (Elle Fanning) observando a su insufrible padre, Johnny Marco (Stephen Dorff) en Somewhere (2010), todos los protagonistas de Coppola padecen de una mala fortuna infligida por progenitores negligentes o indolentes.

Ninguno de los personajes en el cine de Coppola tiene hacia dónde mirar en busca de alternativas a la vorágine de autodestrucción en la que invariablemente caen. La madre de Nicki en The Bling Ring, por ejemplo, es una loca que les da a sus hijas todas las mañanas un potente fármaco y les instruye en ridículas teorías New Age. En The Virgin Suicides, son los mismos vecinos adolescentes los que tratan de reconstruir la trágica muerte de las hermanas Lisbon a partir de las cosas materiales que dejaron atrás. De alguna manera, es lo mismo que trata de hacer Coppola en su reconstrucción de los hechos en The Bling Ring.

Lo malo es que hay una orfandad que también permea el producto final. Ya sea que sus propias limitantes como artista le impidan articular una respuesta; o que sus filmes estén calculados para proyectar honestamente ese vacío de liderazgo, lo cierto es que en el cine de Coppola adolece de un punto de vista definido. Sólo hay el eco de una respuesta en el tratamiento visual y en la banda sonora, que son cajas de resonancia de los hechos ya digeridos por la cultura pop o los medios de información. Esto se siente particularmente grave en The Bling Ring ya que sin una postura clara, el filme podría ser como la simple dramatización de un caso más en The E! True Hollywood Story. Dependiendo de cómo se le vea, The Bling Ring puede ser una perla —o un cristal— más en el collar cinematográfico de Sofía Coppola.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.