AARP The Magazine

Kate Mulgrew: la hija que entregué en adopción

La actriz de 'Orange Is the New Black' enfrenta su pasado y se libera del peso de la vergüenza.

Retrato Kate Mulgrew

“Temía relatar mis experiencias, temía que se juzgaran. Me sentía avergonzada, y me arrepentía muchísimo de manera inexpresable. Específicamente, debí haber hecho un mayor esfuerzo para quedarme con mi hija. Era joven y deseaba tanto mi vida como actriz”, revela Kate Mulgrew. — Jason Merritt/Getty Images

In English | Hace mucho que sé quién soy, en el nivel aterrador de: ¿qué harás cuando te llegue el momento de la verdad? Lo supe muy joven.

Cuando tenía 18 años, dejé Dubuque, Iowa (y a mi numerosa familia católica) para estudiar actuación con Stella Adler en Nueva York. Poco después, obtuve un papel principal, el de interpretar a Mary Ryan en Ryan’s Hope. Me convertí en una de las actrices más vistas en la televisión diurna. Y luego supe que estaba embarazada.

Era soltera, estaba sola y aterrorizada. Pero supe que iba a dar a luz a aquel bebé.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

El padre del bebé sugirió que me hiciera un aborto. Mi madre no podía ayudarme, ni física ni mentalmente. Así que decidí dar a mi bebé en adopción. Era una decisión, la única que podía tomar.

Era poco común, en 1977, actuar en la televisión nacional si eras soltera y estabas embarazada. Mi agente y muchos de mis amigos pensaron que cometía un gran error. Ofrecí renunciar, pero en vez de eso, Claire Labine, la creadora del programa, incorporó mi embarazo al guión de la telenovela.

Tres días después de dar a luz a mi bebé y darla en adopción por medio de Catholic Charities, yo estaba de vuelta en el estudio, grabando una escena en la que mi personaje trae a su bebé a la casa del hospital. Me dieron un bebé de mentira y un monólogo bello.

Millones de personas lo vieron ese día. Estuve a punto de flaquear. Me acuerdo que pensé: “Si lloras, no pararás. Así que no debes hacerlo”.

Renunciar a una hija no es algo común. Me moldeó, desde todo punto de vista. Poco después de la adopción, empecé a buscarla en serio. Hasta contraté a un investigador privado.

Con el pasar de los años, en la parte inicial de las relaciones, a veces contaba sobre mi hija. A los hombres, sentía, les parecería demasiado, muy difícil, muy poco atractivo. Me lanzaba sobre ese arpón para juzgar su capacidad de comprensión. El primer hombre que quiso explorar esto conmigo fue Tim Hagan, quien luego fue mi esposo. Se acercó cuando estábamos frente a una chimenea y dijo: “Dios mío, lo que te debe haber costado. ¿Cómo lo superaste?”.

Luego, en 1998, por casualidad, me encontré a la monja que supervisó la adopción. Por 20 años, Catholic Charities se había negado a darme información alguna sobre mi hija. La hermana Una por fin transigió y nos envió los formularios de inscripción de la adopción tanto a mi hija como a mí.

Enviamos nuestros formularios de regreso durante la misma semana. Yo estaba en el escenario de Star Trek: Voyager cuando mi hija me llamó. Viajé de inmediato a conocerlos a ella y a su familia.

Actriz Kate Mulgrew con su primera hija Danielle, que dio en adopción

Kate Mulgrew buscó a su hija, Danielle, por años. Su primera reunión sucedió durante la producción de “Star Trek: Voyager”. — Cortesía de Kate Mulgrew

En ese momento, mi hija, Danielle, era estudiante de tercer año en University of Iowa. Después descubrí que había empezado a buscarme un año antes. Me escribió una carta y la envió a Catholic Charities. Nunca recibí esa carta.

Hoy en día, veo a Danielle con la misma frecuencia con que veo a mis hijos, y nos hemos vuelto íntimas. Ella también tiene una relación íntima y cariñosa con mis hijos, Ian y Alec, sus dos hermanastros. Su madre adoptiva falleció hace un año. Su padre es generoso, muy buena persona y sólido como una roca.

La capacidad de perdonar de mi hija es algo que nunca había visto en mi vida. Esa sensación de abandono fue terrible en su vida. No hay suficiente tiempo para recuperar lo perdido, solo suficiente tiempo para amar. Lloramos mucho. Lo único que podemos hacer es seguir adelante. Y lo hacemos. Cuando le dije que estaba escribiendo una autobiografía que iba a incluirla a ella, le encantó.

Escribí Born With Teeth con la intención de honrar el amor con la verdad. No podría haber escrito este libro hace 10 años, cuando mis padres todavía vivían. Escribí sobre los seres a quienes más amo en el mundo.

Así que es cierto, temía relatar mis experiencias, temía que se juzgaran. Me sentía avergonzada, y me arrepentía muchísimo de manera inexpresable. Específicamente, debí haber hecho un mayor esfuerzo para quedarme con mi hija. Era joven y deseaba tanto mi vida como actriz. Eso no se puede esquivar. Como me dijo en ese entonces mi amiga Beth (a quien el libro está dedicado), tiene que ver con lo que es mejor para el bebé. Pero no tenía ni idea de lo que costaría.

Kate Mulgrew en una escena de Orange Is the New Black

En el 2014, Mulgrew obtuvo su primera nominación a un Premio Emmy por interpretar a Galina “Red” Reznikov en “Orange Is the New Black”. — Netflix/Cortesía de Everett Collection

Algo cambió cuando acepté el papel de Galina “Red” Reznikov en Orange Is the New Black en el 2013. Se descorrió el pestillo del portón. Dejé atrás la vanidad para interpretar a esta campesina de edad madura, una rusa feroz y orgullosa. Aproveché el lado opuesto de la ferocidad de Red, esa gran vulnerabilidad. Por fin estaba lista. Era el momento de contar mi relato, simplemente porque había estado grabado en mi corazón por tanto tiempo y ahora añoraba ser contado.

Volver a pensar en esos recuerdos cambió cómo me sentía. La ansiedad, algo que dolía, se disipó de manera palpable. Le cedió el camino a una nueva sensación de libertad. Escribir disipó lo que quedaba de esa tortura, la cual había sentido todos los días de mi vida. Al escribir este libro, por fin me sentí libre.

Por supuesto, también escribí sobre mis siete años en Star Trek: Voyager como la capitana Kathryn Janeway. No me hago ilusiones. Será el titular de mi obituario, aunque escriba 10 libros. Si me casara con el papa, el titular diría: “La capitana Janeway se casa con el papa”.

Kate Mulgrew, de 59 años, vive en Nueva York. Su libro, Born With Teeth: A Memoir, se lanzó el 14 de abril.

— Tal como le fue contado a Jo Beth McDaniel

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad