Entrevista

Patrick Stewart encuentra la luz en la oscuridad

El actor, conocido por papeles como el capitán Pickard o Charles Xavier, se ha volcado a la lucha por las mujeres maltratadas y los veteranos

Sir Patrick Stewart, como Vladimir, y Ian McKellen, como Estagon, en la película Waiting For Godot.

(De izquierda a derecha): Sir Patrick Stewart, como Vladimiro, y Sir Ian McKellen, como Estragón, en "Esperando a Godot". — Alamy

Fue mientras rodaban X-Men que Stewart y McKellen se hicieron amigos. Ambos habían sido miembros de la Royal Shakespeare Company pero nunca habían trabajado juntos. "La complejidad técnica de X-Men era tal que como actores pasábamos más tiempo en el tráiler que desempeñando nuestros trabajos", explica Stewart. "Así que Ian y yo conversábamos horas y descubrimos cuánto teníamos en común".

Más tarde, los dos —McKellen nombrado caballero por la reina Isabel en 1991; Stewart, en el 2010— protagonizaron juntos en la obra Esperando a Godot en Londres y de gira. Compartieron un camerino por 22 semanas. "Aunque nacimos a menos de 50 millas el uno del otro", dice McKellen, de 74 años de edad, "los nativos de Yorkshire como Patrick no se entienden con los de Lancashire, como yo. En Yorkshire tienden a ser directos, pero no tanto en Lancashire. Patrick es ciertamente franco. Esto ayuda a que sus actuaciones sean claras como el cristal. Pero en el fondo, tiene una naturaleza muy dulce. Y pasamos gran parte del tiempo que compartimos riéndonos". McKellen, que es gay (se declaró en 1988 a los 49 años de edad), agrega en broma que nunca pasó nada sospechoso: "¡Siempre ocupábamos camas distintas!"

Fuera de bromas, Stewart a su manera se estaba declarando también: en el 2006, reveló públicamente en una entrevista la historia de su padre abusivo. "Nunca había hablado de eso y sencillamente decidí hacerlo", dice encogiendo los hombros. Dentro de meses, los líderes de Refuge, el primer santuario en Inglaterra para mujeres y niños, le pidieron que fuera anfitrión de su ceremonia de recaudación de fondos anual.

Sir Patrick Stewart y Sir Ian McKellan comiendo perros calientes durante el verano del 2013 en Nueva York.

Sir Patrick Stewart y Sir Ian McKellan disfrutan unos perros calientes de Nathan's en Coney Island, Nueva York. — @SirPatStew/Twitter

"Patrick les arrancó lágrimas a los asistentes, cuando les habló de sus experiencias de violencia doméstica durante su niñez", dice Sandra Horley, directora ejecutiva de Refuge. Stewart, que ahora es uno de los patrocinadores principales de la organización, ha estado al frente de muchas de sus campañas prominentes.

También es el rostro de la Campaña de Amnistía Internacional para Combatir la Violencia contra las Mujeres, y el año pasado apareció en un evento patrocinado por Breakthrough, un grupo pro derechos humanos, para iniciar su campaña mundial con el fin de obtener el compromiso de 1 millón de hombres para ponerle fin a la violencia contra las mujeres y los niños.

Está sumamente orgulloso de su trabajo en nombre de las mujeres maltratadas. "Lo hago por mi madre, porque no la pude ayudar en ese entonces", nos dice. Pero actualmente también honra el recuerdo de su padre.

Hace dos años, mientras investigaba la genealogía de su familia para el programa de la BBC Who Do You Think You Are?, Stewart entrevistó al actual sargento mayor de regimiento de la unidad donde sirvió su padre. "A esas tropas aerotransportadas les dispararon mientras tomaban tierra en sus paracaídas, rodeados por fuerzas alemanas, y batallaron en condiciones espantosas", dice Stewart. "Los masacraron". Mientras rodaban las cámaras de la BBC, a Stewart le mostraron un arrugado recorte de periódico en el que se anunciaba el regreso a Mirfield tras haber terminado la Segunda Guerra Mundial del sargento Alfred Stewart, que padecía del trastorno de estrés postraumático, en ese entonces conocido como neurosis de guerra.

"No lo sabía", dice Stewart. "Pienso que mi mamá no lo sabía. Pienso que nadie lo sabía".

Stewart sin demora consultó con expertos en TEPT y pudo apreciar la dura experiencia de su padre. "Masacres de civiles, su vida en peligro, la posibilidad de ser capturado y trasladado a un campo de prisioneros de guerra por quién sabe cuánto tiempo", explica Stewart. "Nunca recibió tratamiento. Le dijeron que se calmara y se comportara como un hombre". El descubrimiento, dice Stewart, le ha permitido "revaluar" la persona que era su padre, pero no excusar su comportamiento. Y ha impulsado sus esfuerzos para prevenir el sufrimiento de otras personas. Se ha comprometido a patrocinar a Combat Stress, una organización benéfica británica que apoya a veteranos que luchan con problemas de salud mental.

"Trabajo con Refuge por mi madre, y apoyo a Combat Stress por mi padre", dice.

Y así sigue su viaje, y con su participación, el hijo ha encontrado su propia recompensa. "Estoy muy, pero muy contento", dice Sir Patrick Stewart, dejando de sujetar sus antebrazos, sus hombros relajados, su mirada clara.

Meg Grant es la editora de la Costa Oeste para AARP The Magazine.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Click en el botón CC para ver los subtítulos en español

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

trivias y
horóscopos

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

blogs

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.