'Los 33', un drama en las entrañas de la tierra

Antonio Banderas, Juliette Binoche y un gran elenco dan vida a la historia de los mineros chilenos.

DIRECTORA: Patricia Riggen
GUIÓN: Mikko Alane, Craig Borten, Michael Thomas, basado en la historia para la pantalla escrita por José Rivera y el libro Deep Down Dark de Héctor Tobar
ELENCO
: Antonio Banderas (Mario Sepúlveda), Juliette Binoche (María Segovia), James Brolin (Jeff Hart), Gabriel Byrne (André Sougarret), Coté de Pablo (Jessica Salgado), Kate del Castillo (Katty Valdivia), Bob Gunton (Sebastián Piñera), Lou Diamond Phillips (Luis Urzúa), Paulina García (Isabel Pereira), Juan Pablo Raba (Darío Segovia) y Rodrigo Santoro (Laurence Golborne)
MÚSICA: James Horner
DURACIÓN: 120 minutos

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Cuando la mina de oro y cobre San José sufrió un derrumbe en agosto del 2010, pocos pensaron que los 33 mineros atrapados en el yacimiento del norte de Chile sobrevivirían. Más increíble aún fue la inédita operación que concluyó con el rescate de los trabajadores tras permanecer 69 días en un refugio ubicado a 700 metros (más de 2,200 pies) bajo tierra, y cuya emisión televisiva en vivo fue seguida por más de mil millones de personas alrededor del mundo. Una cápsula metálica se sumergió por un ducto perforado en la roca y sacó a los hombres a la superficie.

Dada la naturaleza épica de la así llamada Operación San Lorenzo, era cuestión de tiempo para que, una vez terminada la carrera por salvar a los mineros, comenzara la carrera de los estudios cinematográficos por convertir los hechos en una superproducción hollywoodense. La negociación de los derechos se dilató y más de un minero se quejó por lo que consideraron fue el escaso dinero recibido por vender su historia. Sin embargo, cinco años después que el último de los rescatados saliera de la cápsula Fénix 2 la película Los 33 estrena en Estados Unidos.

Dirigido por la mexicana Patricia Riggen (Girl in Progress, 2010) y protagonizada por un elenco internacional, el filme cuenta las historias paralelas de los hombres atrapados bajo tierra, el drama de sus familias, y la tensión vivida por los personeros del gobierno chileno y el grupo de ingenieros y técnicos a cargo del rescate. Pese a no tratarse de una superproducción (se habla de un presupuesto de $25 millones, bajo para estándares de la industria) y que con la excepción de Antonio Banderas sus actores no suelen protagonizar “blockbusters”, Los 33 se apega a las convenciones del género de las “disaster movies” hollywoodenses. Riggen y los guionistas dejan que la necesidad dramática de contar una historia cautivante se imponga a una representación fidedigna de los hechos (después de todo, no se trata de un documental). Es así como el entonces ministro de minería chileno Laurence Golborne (Rodrigo Santoro) se vuelve un idealista enfrentado al pragmatismo del Presidente de Chile Sebastián Piñera (Bob Gunton), quien a ratos pareciera estar más preocupado del dinero gastado en la operación de rescate o el prestigio de su gobierno ante la opinión pública. De esta misma forma, personajes ficticios como la asesora presidencial Isabel Pereira (interpretada por la actriz chilena Paulina García) operan como la voz del escepticismo y el pragmatismo, obstáculos que Golborne y el ingeniero a cargo del rescate, André Sougarret (Gabriel Byrne), deben sortear. Los buenos y no tan buenos de esta historia quedan claramente delineados pese a que en la realidad los contrastes no suelen ser tan nítidos.

Escena de la película Los 33  con Antonio Banderas (derecha)

Escena de la película Los 33 con Antonio Banderas (derecha). — Cortesía Warner Bros Pictures

Y quizás este sea el peor defecto de la película: tanto sus personajes como buena parte de sus diálogos parecen cumplir un rol más bien utilitario. Explican el conflicto, los detalles técnicos del rescate, o lo que está en juego para el país, pero no parecen conversaciones de gente real ante un dilema aterradoramente real como fue el accidente minero. Dicho reparo –uno de los más persistentes de la crítica cinematográfica de Chile, donde el filme se estrenó en agosto– se puede deber a que la película fue rodada en inglés. Cada actor, desde el español Banderas en su rol del carismático líder de los mineros, Mario Sepúlveda, hasta la francesa Juliette Binoche como María Segovia, hermana de uno de “los 33”, recita sus líneas en inglés con un acento foráneo. Si bien sus actuaciones son convincentes, el diálogo en sí parece pasteurizado. (Por cierto, en Chile y otros países latinoamericanos también se exhibió una versión doblada a un español “neutro” que acentúa aún más la sensación de ver una película de Hollywood).

Para lo anecdótico queda otra crítica de algunas reseñas chilenas y de las mismas personas representadas en Los 33, es que muchos actores no parecen chilenos, y menos mineros del norte del país. Como dijera cándidamente María Segovia, si bien le gustó la actuación de Binoche, hubiese preferido a una actriz “un poco más gordita y morenita. Más parecida a mí”.

Pero esto no se trata solo de la autenticidad del filme o de reparos que seguro son más importantes para una audiencia chilena que para el público internacional que se tiene en mente. Lo justo es evaluar a Los 33 como una “disaster movie” basada –énfasis en “basada”–  en hechos reales. En ese sentido, Riggen ha dirigido un filme ágil que en dos horas muestra el drama vivido tanto fuera de la mina como en sus profundidades. Doble mérito si se trata de relatar una historia cuyo desenlace es conocido por todos. Si bien por tratar de sintetizar tanto material e historias solo podemos ver pinceladas de la personalidad de cada individuo, la película humaniza el drama de los mineros y captura la sensación opresiva de estar atrapado en un espacio reducido, sin luz natural, y con la incertidumbre de no saber si se sobrevivirá.

Asimismo, la dirección de fotografía a cargo del peruano Checco Varese captura tanto los colores del desértico norte de Chile como la penumbra de la mina, apenas iluminada por la tenue luz de los cascos de “los 33”. A ella se suma la partitura del compositor James Horner –ganador de dos premios Óscar por la banda sonora de Titanic (1997)–  cuya combinación de coros orquestales y música andina ambienta y dramatiza las escenas de forma eficaz.

Un detalle no menor y que habla muy bien de la forma en que se abordó el tema: la película abre con un texto que menciona cómo cada año mueren 12 mil mineros en accidentes alrededor del mundo. Si bien la trama se desarrolla en Chile, el drama que describe, incluyendo la capacidad del ser humano para enfrentarse a la adversidad, es universal. He ahí el principal atractivo de esta historia y de este filme.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad