Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juegue

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Trivias

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

encuesta

Lee más sobre el deceso de uno de los más importantes escritores de Latinoamérica.

En pantalla

War Horse: sólo para adultos

Este gran relato es brutal, sangriento y, definitivamente, no es para niños.

Albert (Jeremy Irvine, centro) se aferra a Joey mientras su padre (Peter Mullan, a la derecha) observa en esta escena de la película de DreamWorks:

Desde la izquierda: Tom Hiddleston, Geoff Bell, Jeremy Irvine y Peter Mullan en una escena de War Horse. — Foto cortesía de DreamWorks Pictures

  

Director: Steven Spielberg
Clasificación: PG-13 (mayores de 13 años y menores acompañados) Duración: 146 minutos
Protagonistas: Jeremy Irvine y Emily Watson

In English  |  Lo primero que se debe decir: No lleve a un niño de 8 años a quien le encantan los caballitos a ver la película War Horse. Hermoso, de gran alcance y empapado en sentimientos sinceros, el épico relato de Steven Spielberg sobre un caballo de labores agrícolas reclutado para la Primera Guerra Mundial es a la vez brutal, sangriento y trágico de formas que bien pudieran llevar a un niño de 8 años a esconderse de miedo debajo del asiento, sin importar que esté pegajoso el suelo.

Vea también: Tin Tin: aventura a lo Indiana Jones

No envidio a los pobres comercializadores de DreamWorks, a quienes se les encargó la labor de comunicarle al público exactamente qué tipo de película es War Horse. Aun como espectador, al principio deseaba que Spielberg hubiera decidido hacer o un encantador filme pastoral sobre un niño y su caballo, o una intensa película de guerra. Si hubiera elegido un camino u otro, sin embargo, War Horse no habría sido tan impactante, así que tenemos que aceptar o rechazar a War Horse como lo que es: una amalgama profundamente conmovedora de Black Beauty (Un caballo llamado Furia), Lassie Come Home (La cadena invisible), How Green Was My Valley (¡Qué verde era mi valle!), Saving Private Ryan (Salvar al soldado Ryan) y Paths of Glory (Senderos de gloria). Puede gustarle o no, pero le recomiendo que la vea.

Conocemos por primera vez al caballo del título el día que nace, en la ladera de una colina en el norte de Inglaterra. Desde que presencia sus primeros pasos tambaleantes, el joven Albert (Jeremy Irvine) se prenda del potrillo, y el día más feliz de su vida es en el que su padre (Peter Mullan) lo adquiere para que trabaje en la finca familiar. El problema es que es caballo pura sangre, no de carga, y resulta totalmente inadecuado para las labores agrícolas (aunque, siguiendo la tradición cinematográfica, el animal demuestra su espíritu entregándose a la tarea).

Hasta aquí, nada que perturbe al niño de 8 años, pero quizás este sea un buen momento para ir a comprar palomitas de maíz. Pronto, comienzan a sonar las campanas de la aldea con noticias de la guerra en Europa, y se llevan a nuestro cuadrúpedo héroe a luchar contra el Káiser. En una escena de singular, desgarradora energía, Spielberg nos muestra la guerra, y a las pobres perspectivas del ejército británico, aún atado a las estrategias militares de Wellington en su lucha contra un mortífero aparato bélico del siglo XX. Durante una hora, nos vemos sumidos en una carnicería, pues el director hace con la Gran Guerra lo que hizo con la Segunda Guerra Mundial en los traumáticos primeros minutos de Saving Private Ryan. Casi un siglo después del Armisticio, la sociedad se ha acostumbrado a la idea de una guerra mecanizada a todo meter, pero en War Horse Spielberg recrea magistralmente la desorientación y el horror que tienen que haber embargado a los que la experimentaban por primera vez.

A fin de cuentas, Spielberg tiene que ser Spielberg, y la "Necesaria serie de acontecimientos milagrosos" que produce el desenlace es, como siempre, tan impresionante como inverosímil. No importa. Nos hemos visto arrastrados hasta este punto por la habilidad del maestro cuentista. Aun cuando la totalmente satisfactoria conclusión se ve matizada con una última revelación de tragedia fuera de pantalla, War Horse termina con la esperanza de que el mundo aprendiera la lección respecto a los horrores de la guerra. Es sólo cuando ya nos encontramos en el automóvil, casi llegando a casa, que caemos en la cuenta de cuán vana es esa ilusión.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.