Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones disponsible ¡gratis!

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Y si eres un fanático de las telenovelas, prueba tus conocimientos y contesta estas preguntas.

Estreno

J. Edgar, de Clint Eastwood

Leonardo DiCaprio es extraordinario, electrizante, obsesivo y atormentado en su interpretación como Hoover, el director del FBI.

Leonardo DiCaprio interpretando a J. Edgard Hoover en la película J.Edgar, de Warner Bros. Pictures

Leonardo DiCaprio en el papel de J. Edgar Hoover en la película de Clint Eastwood J. Edgar. — Foto cortesía de Warner Brothers Pictures

   

Director: Clint Eastwood
Clasificación: R (menores acompañados)
Duración: 137 minutos
Protagonistas: Leonardo DiCaprio, Armie Hammer, Judi Dench y Naomi Watts

In English |  Es cierto, en la nueva película de Clint Eastwood, J. Edgar Hoover, personaje interpretado con profunda dedicación por Leonardo DiCaprio, sí se viste de mujer, y sí termina besando a su segundo al mando, Clyde Tolson. Pero bajo la dirección milagrosa de Eastwood, esos episodios tan rumoreados de la vida del director del FBI resultan no ser tan escandalosos. Al final, parecen ser más ilustrativos de un hombre atormentado que nunca pudo resolver precisamente quién era —aun cuando intentaba decirles a sus conciudadanos qué tipo de personas deberían ser—.

Vea también: Cine y televisión.

J. Edgar fue escrito por Dustin Lance Black, quien ganó un premio Óscar por Milk (Mi nombre es Harvey Milk), la biografía cinemática del extravagante concejal homosexual de San Francisco. Por eso es de esperar que esos rumores sobre Hoover y Tolson como amantes tengan un papel crucial aquí. Pero por muy provocador que fuera Harvey Milk, Hoover, en la versión de Black, desmiente sus tendencias homosexuales, hasta se las desmiente a sí mismo (se debe aclarar, oficialmente, que todavía hay muchas personas —algunas que conocían personalmente a Hoover— que insisten que él era, cuanto mucho, fundamentalmente asexual).

Con su acostumbrado pulso firme, Eastwood nos guía por la historia de la vida de Hoover, con saltos de tiempo aquí y allá que ilustran patrones en su vida (por ejemplo, vemos la primera excursión de Hoover y Tolson al hipódromo Del Mar en los años 30 yuxtapuesta con una de sus últimas, convertidos ya en un par de ancianos enfermizos). Conocemos lo más destacado y los puntos más bajos de la asombrosa carrera de 37 años de Hoover como director del FBI: su gran logro en el caso del secuestro del bebé de Lindbergh; su lucha contra los mafiosos; su vigilancia media morbosa de los presidentes (JFK), las esposas de presidentes (Eleanor Roosevelt) y ciudadanos polémicos (Martin Luther King Jr.). Y tenemos a DiCaprio y su extraordinaria caracterización de Hoover: un hombre joven electrizante, obsesivo en su mediana edad y atormentado en su vejez. El maquillaje de DiCaprio realizado por Sian Grigg para marcar el paso de los años es digno de admiración (no tanto el de aspecto plástico de Armie Hammer como Tolson —aunque fue necesario añadirle más años a Hammer, de 25 años, que a DiCaprio, de 37 años—).

A través de los años, varias facciones han trabajado incansablemente para provocar el odio hacia Hoover. Eastwood no quiere saber nada de eso. Es cierto, él pinta un crudo retrato de un vanidoso burócrata que descaradamente se atribuye el mérito de los logros de otras personas —pero Eastwood también le concede la dignidad de un hombre que verdaderamente amaba a su patria y que sinceramente creía que para preservar la libertad era algunas veces necesario eludir los derechos de aquellos que pretendieran derribar la democracia en Estados Unidos—. El Hoover de la película desdeña a Joe McCarthy, provocador de los comunistas, y lo califica de oportunista, y mientras ve el discurso "Yo tengo un sueño" de King por televisión, se ablanda visiblemente, al parecer asombrado al descubrir que un hombre tan diferente a él también podía amar a su patria de una manera tan obvia.

Ineludiblemente, el mundo de J. Edgar es un mundo de hombres, pero Naomi Watts —en el papel de Helen Gandy,  la secretaria siempre fiel de Hoover— logra imponer cierta medida de buen sentido femenino a los acontecimientos. Ella envejece con los demás, pero como frecuentemente pasa con actrices que envejecen a lo largo de una película, los años la tratan mucho mejor. Si tomamos como indicador su maquillaje, a los 75 años, Watts será una mujer muy atractiva.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

hablan los
expertos

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.