Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones

Los socios ahorran en comestibles



25 preguntas sobre el Seguro Social

¿Preguntas sobre el Seguro Social?

Obtén las respuestas

Abuela y nieta soplando una torta de cumpleaños

Toys "R" Us

Descuento en tus compras

Explore AARP Life Reimagined

Life Reimagined

Explora las opciones para tu futuro

Siluetas de mujeres cantando - Eres una superestrella boomer

Vota por uno de los semifinalistas del concurso AARP "Boomer Superstar" y podrías ganar $3,000. Reglas oficiales (en inglés).

vencer el
hambre

Niños organizan una caja de comida para una unidad de alimentación escolar, Campaña de AARP Drive To En Hunger

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juegue

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Trivias

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

encuesta

Revisa nuestro homenaje a las leyendas del fútbol mundial.

Travesuras y evolución

El nuevo planeta de los simios

La precuela de Rupert Wyatt, protagonizada por James Franco, da prioridad a la acción sobre la sutileza.

Así que aunque la película rápidamente establece la motivación humana de Rodman para desarrollar el fármaco —la demencia de su padre— sus acciones y reacciones posteriores no tienen sentido. De la noche a la mañana el medicamento le devuelve a su padre los procesos mentales —pero Rodman no informa a nadie (ni nadie se da cuenta que el señor que antes deambulaba sin propósito alguno es de buenas a primeras un genio muy enfocado)—. Y dentro de aproximadamente tres años, cuando empieza el medicamento a perder efectividad, Rodman lo maldice como un fracaso. Ignora desde todo punto de vista el hecho que ha logrado aplazar uno de los más grandes azotes de la vejez —pero por supuesto, desde la perspectiva del guionista, él necesita sentirse así para que el argumento pueda pasar al próximo nivel—.

Asimismo, a César no le importa que lo sujeten con una correa —hasta que le llega a molestar, y con eso se puede comenzar en serio la rebelión de los simios—.

Ni tampoco parecen importarles mucho a los cineastas los problemas logísticos. César, que vive en un tipo de prisión rara de primates —una instalación surrealista que es claramente un invento de las imaginaciones de los escritores— se las arregla para escaparse una noche, viajar una cantidad incalculable de millas hasta la casa de Rodman, robar un poco de suero para desarrollar la potencia cerebral y regresar a la prisión sin que nadie lo vea antes del amanecer. ¿Cómo lo logra? Mediante la voluntad del escritor. Pasa lo mismo con el ataque culminante de los simios contra el laboratorio de investigación: cientos, quizás miles de simios se unen para el asalto. ¿Cómo lograron tan rápidamente los refuerzos de monos, escogidos por César y sus compañeros en un zoológico local, desarrollar la disciplina de infantes de marina sin el beneficio del medicamento de Rodman? Esto...

Mire, sé que estamos hablando de un pasatiempo de ciencia ficción de fines de verano. Pero Rise of the Planet of the Apes expone un caso práctico del enigma que representa el rodaje de las películas de fantasía de alto presupuesto. Sus creadores han invertido millones y millones de dólares para presentar un mundo hiperreal donde los monos pueden, y logran, tomar el poder. Es ese mismo realismo —la extraordinaria humanidad de los chimpancés, la unión meticulosa entre lo real y las imágenes computarizadas— que nos hace más consciente de la pereza de los escritores al contar la historia, y de su actitud de pan y circo hacia su público.

El Planet of the Apes original —con el guión de Rod Sterling, cuyo diálogo, a veces verboso, intentó hacer comentarios intelectuales sobre las nociones de las clases sociales y el prejuicio— fue igual de ridículo en su concepto. Pero podíamos ver que eran Roddy McDowall y Maurice Evans detrás de esas caretas de mono. Se veía claramente que la Ciudad de los Simios era de cartón en un plató de exteriores. La presentación, transparentemente artificial, funcionó: por una parte, la película servía para entretenerse un sábado por la tarde acompañado de palomitas de maíz; y por otra, era una alegoría, con una presentación tan rudimentaria como la del teatro griego.

Al presentar un mundo de simios tan perfecto en todos sus detalles, Rise of the Planet of the Apes se ha puesto el listón tan alto que ni los monos podrían treparlo, a no ser que lo encapsulara un guión perfecto y meticulosamente medido. Con su extravagante premisa, pienso que nadie hubiera podido escribir dicho guión —ni siquiera un montón de chimpancés juntos en una habitación tecleando por mil años—.

 

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.