Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal

Los socios ahorran en entradas de cine

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Ancestry.com

Ancestry.com

Ahorros en una suscripción de un año

99 Formas de ahorrar

99 Formas de Ahorrar

Échales un vistazo ahora

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Y si eres un fanático de las telenovelas, prueba tus conocimientos y contesta estas preguntas.

Vampiros y amoríos

Confesiones de una adulta twihard

Por qué la saga Twilight (Crepúsculo) atrae a la adolescente que hay en tantas mujeres adultas.

Robert Pattinson and Ashley Greene attend the premiere of Twilight: Breaking Dawn

Los actores Robert Pattinson y Ashley Greene en un evento de Crepúsculo: Al amanecer: Parte 1, la cuarta película del romance de vampiros protagonizada por Pattinson y Kristen Stewart (vistos juntos en el afiche como Bella Swan y Edward Cullen). — Foto por Stephane Cardinale/People Avenue/Corbis

In English | Aunque los tan exitosos libros de Crepúsculo fueron escritos para mujeres adolescentes, hay mujeres adultas que se han enamorado locamente de la serie de vampiros adolescentes, cuya quinta entrega The Crepúsculo: Al amanecer: Parte 1, se estrenó el 16 de noviembre.

Cuando descubren su obsesión compartida por Crepúsculo, mujeres de edades muy diversas se preguntan unas a las otras: «¿Eres del equipo Edward o del equipo Jacob?». (¿Perplejo? vea "Cómo hablar a un seguidor de Twilight". Y para un pequeño resumen de la saga, lea el recuadro en este artículo).

¿Cómo me hice adicta de una serie de romance adolescente? Mi amiga Erin tiene la culpa. Algo delirante y prestándome los cuatro libros, se convirtió en mi representante de Crepúsculo. Desde entonces, Erin ha sido mi cita obligada para las películas, que he visto en cine y DVD tantas veces que ya no puedo llevar la cuenta.

El 2009, asistí al estreno de medianoche de New Moon (La saga crepúsculo: Luna Nueva) con hordas de chillonas adolescentes jóvenes y, sí, mujeres mayores. He organizado eventos junto a otras madres para asistir a los estrenos de Crepúsculo: Eclipse (el 2010) y Crepúsculo: Al amanecer: Parte 1 (el 2011). Las mismas mujeres y yo nos estamos preparando para ver el esreno de Crepúsculo: Al amanecer: Parte 2. Como otras fanáticas de Crepúsculo, compro mis entradas de cine con semanas de anticipación.

Una vez leídos los libros de la serie (dos veces cada uno, en mi caso) y vistas las películas una y otra vez, mujeres aparentemente mayores como yo se suman a los espacios de chateo y grupos de Facebook de Crepúsculo. Escuchamos la banda sonora de la película y vemos sus avances, además de las películas hechas por fanáticas en YouTube. Después de abrirme camino por los libros de Crepúsculo y todo lo que pude leer sobre ellos, volví a leer Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë, porque Bella y Edward comparan notas sobre la novela. La historia de Brontë me ofreció una forma de mantenerme conectada a Crepúsculo.

Cuando se estrenó el DVD de Crepúsculo, me reuní con seis amigas para verla. De las siete mujeres presentes, solamente a Lyn y a mí nos habían consumido los libros. Las demás asistieron por el gusto de juntarse y por curiosidad respecto de la historia y de la obsesión de sus hijas adolescentes. Cuando sugerí a Lyn que recomendáramos la serie a las 15 integrantes de nuestro grupo de lectura, objetó. «Creo que no quiero esa responsabilidad», dijo. «No quiero ser la razón de que alguien quede tan consumida por las historias que todo lo que quiera hacer es leer los libros y leer sobre los libros y pensar en Edward Cullen».

Después de esa reunión, tres de las neófitas leyeron los libros de la saga Crepúsculo. Una confesó que miraba a su marido y trataba de imaginárselo como Edward Cullen. Otras amigas han admitido pasar horas en internet buscando información sobre las historias y, un par de ellas, quisieron averiguar el paradero de ese novio de secundaria de tanto tiempo atrás. En una cita con mi médica, nos desviamos de tema en una larga conversación sobre la serie.

Cuando mi enamoramiento por Edward asoma a la superficie, mi esposo me mira incrédulo. «¿Qué te pasa?» , pregunta. «Es como si estuvieras enamorada de un personaje de ficción».

Mi respuesta: «Es que es tan buen novio».

Aunque Edward Cullen bien podría ser descrito de maniaco controlador, Bella no lo percibe así. Edward es listo, considerado, educado y devoto. Cocina para Bella y la lleva a restaurantes, aunque él no come alimentos. Por la noche, la abraza hasta que se duerme, aunque, por ser vampiro, él nunca duerme. A Edward no le importa que Bella vaya a envejecer y él no. La quiere por quién ella es, no por su apariencia.

¿Por qué la obsesión?

Por muchas razones, la autora Stephenie Meyer ha creado el novio de fantasía que desearíamos para nuestras hijas, y el hijo cauto, responsable y caballeroso que nos enorgullecería tener. O, si dejamos nuestra edad de lado, ha creado personajes que desearíamos que fueran objeto de nuestro propio amor. Gran parte de la expectación por Crepúsculo: Al amanecer: Parte 1 se debió a que Bella y Edward contrajeron matrimonio — y se fueron de luna de miel (por fin, ¡algo de acción!).

En las películas, Edward es interpretado por el actor británico Robert Pattinson, de 26 años. Pattinson y Kristen Stewart, 22, quien interpreta a Bella, también son una pareja que termina y se reconcilia en la vida real. Jacob Black, el tercer miembro del triángulo amoroso del filme, está personificado por Taylor Lautner, de 20 años (para hacer el papel de Jacob, quien de la primera película a la segunda pasa de ser un adolescente desgarbado a un musculoso asesino de vampiros, Lautner desarrolló marcados abdominales mortales).

Si bien el enamoramiento por el joven Taylor Lautner/Jacob Black puede resultar inapropiado por la edad, las fanáticas más maduras pueden justificar la atracción por Robert Pattinson/Edward Cullen aclarando que su enamoramiento es por Edward el personaje y no por Pattinson el actor. Y puesto que Edward tiene casi 110 años de edad, es un hombre mayor.

La otra conexión que ofrece el libro a muchas mujeres es que nos regresa a nuestros 17 años, o cualquier edad menor que la actual cuando nos enamorábamos así, cuando el chico lindo que mirábamos desde lejos se dignó a hablarnos (o no lo hizo), cuando nos enamoramos por primera vez de alguien que sentía lo mismo por nosotras. Mi amiga Darlene tiene una teoría sobre por qué algunas mujeres están, como declara Bella de sí misma, «incondicional e irrevocablemente enamoradas de» Edward Cullen, y por qué otras no sucumben a sus encantos.

Las mujeres que aman a Edward y aman Crepúsculo son las que tuvieron una historia de amor apasionada cuando eran más jóvenes, según Darlene. Crepúsculo devuelve a las mujeres mayores esos sentimientos de querer tanto a alguien y ser querida por él, de sentirse deseada, cuidada y protegida. Tal vez las mujeres que nunca albergaron esos sentimientos apasionados no puedan relacionarse del mismo modo con la historia de amor entre Edward y Bella. «No extrañan lo que nunca tuvieron», sostiene Darlene. «Nosotras extrañamos lo que tuvimos».

He aquí una verdad esencial sobre la popularidad de Crepúsculo entre las damas «mayores». Yo tenía 19 años cuando conocí a mi marido; él tenía 20. Hay tantas cosas en Twilight, New Moon, Eclipse (Crepúsculo, Luna Nueva, Eclipse) y Breaking Dawn (Amanecer) que me recuerdan al principio de nuestro noviazgo y vida juntos: el encaprichamiento inicial y la vacilación en involucrarse, el tira y afloje para cambiar o no cambiar a la otra persona, las luchas y batallas de la voluntad, las separaciones forzosas y los reencuentros. Años más tarde, en el transcurso de la vida adulta diaria, se hace difícil para las parejas recordar la vida antes de los bebés y los jefes, las facturas y las cosas pendientes, las barrigas cerveceras y el busto poco firme.

El estreno de Crepúsculo: Al amanecer: Parte 2 será un evento agridulce para muchos Twihards. Este es el último filme. No quedan más por esperar. Nuestra addición a Crepúsculo disminuirá, o satisfaceremos nuestras ansias siguiendo conectadas a través de nuestra obsesión compartida. Puedo contar con mi propia comunidad intergeneracional de obsesionadas por Crepúsculo.

Puedo hablar trivialidades de Crepúsculo con cualquiera, desde las hijas preadolescentes, adolescentes y estudiantes universitarias de mis amigas hasta mujeres de mi edad y mayores. Y me reconfortan mucho las amables palabras de mi vecina Lexi, de 18 años, quien, cuando me burlé de mi propia fascinación por estos libros escritos para adolescentes, dijo «¡Oh, no!, los libros son para ti. Stephenie Meyer es madre y escribió las historias tanto para ella como para las personas de mi edad».

Melissa Stanton es editora de AARP.org y, obviamente, una desvergonzada miembro del "equipo Edward".

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Horóscopo

Escorpión - Horóscopo de AARP

¿Eres Escorpión?

Mira lo que te depara el destino si tu cumpleaños es entre el 24 de octubre y el 22 de noviembre. Si no eres escorpión aquí encontrarás tu signo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.