(El quinto cuarto)

'The 5th Quarter'

Andie MacDowell y Aidan Quinn enfrentan su pérdida en este abrumador drama familiar.

Así que en este momento, más o menos a media hora de empezar la película, pensé: “Espera, ¿no se trata esta película del fútbol americano?”. Y aproximadamente a los 45 minutos de empezar la película, por fin vemos al hermano mayor, Jon (Ryan Merriman), practicando con poco entusiasmo con sus compañeros de equipo de Wake Forest. Tiene dificultad para concentrarse, y un amigo lo convence para que se oriente con un experto motivacional en el ámbito deportivo, quien, en un montaje inspirado por Rocky, lo ayuda a volver a ponerse en forma, física y emocionalmente.

En algún momento, no se sabe exactamente cuándo, al equipo se le ocurre dedicarle la temporada a Luke —un chico que ellos, como nosotros, apenas conocían—. Milagrosamente, Wake Forest pasa de ser el equipo con menos probabilidades de ganar en su división al favorito, aunque hasta en la narración de la película su éxito tiene más que ver con el hábil liderazgo de su entrenador (Michael Harding) que con el espíritu de Luke, que se supone esté sonriendo con benevolencia sobre el campo de fútbol. De vez en cuando recuerdan a Luke, pero en el torbellino de juegos importantes y actos heroicos realizados contra toda posibilidad, el filme parece perder interés en él y en su lugar deriva su poder emocional del milagro que ocurre en Wake Forest. El sentimiento triunfador que desea despertar Bieber nunca me convenció, pero estoy bastante seguro de que en algunas partes de este país habrá aquellos que alzarán sus puños durante los últimos segundos.

Da la impresión de que The 5th Quarter son dos películas paralelas, cada una con su propio tipo de impacto. Quinn, especialmente, interpreta su personaje con una extraordinaria y emocional actuación: la angustia de Steven en el hospital es palpable; durante el entierro, parte el corazón cuando despide a los portadores del féretro y, a solas y llorando de modo incontrolable, se lleva el ataúd de su hijo de la iglesia. Y al final, cuando con lágrimas en los ojos presiona su oído contra el pecho de la mujer en el cual palpita el corazón de Luke, bueno, a uno tiene que faltarle el corazón para no sentir un nudo en la garganta.

Fiel a la opinión de Aristóteles acerca de la catarsis dramática, los personajes de The 5th Quarter no hacen nada para merecer sus tribulaciones, y al final tampoco se espera que hayan aprendido nada. Aguantan. También rezan, y aunque desde el principio hasta el final aparenta ser que su fe los sostiene, esa parte de su experiencia parece estar amortiguada —una extraña elección por parte de una película que claramente se dirige al corazón del público estadounidense—. Bien pensado, cuando se ponen las cosas en manos de Dios, se puede reducir el drama de la vida, y The 5th Quarter trata del drama más obvio y exagerado.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.