Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juegue

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Trivias

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

encuesta

Lee una reseña de estos estrenos de primavera y revisa nuestras críticas de cine acá.

Las mejores de todos los tiempos

Diez clásicos del verano

Desde Dorothy a los dinosaurios, nuestra selección de las diez mejores películas veraniegas de todos los tiempos.

Películas para este verano


— Lucasfilm/20th Century Fox/The Kobal Collection

Jaws (Tiburón) (1975) El tiburón ni siquiera aparece sino hasta pasados noventa minutos de película (motivando una de las mejores líneas de todos los tiempos: "Vamos a necesitar un barco más grande"). Y esa fue una de las muchas formas en que el novato director Steven Spielberg rompió las reglas en su primera película de terror. Por un lado, en Jaws no hay ninguna mansión abandonada y oscura: el terror explota a plena luz del día, y el que se evidencie esto con la melodía implacable de John Williams logra que la expectativa sea incluso más tensa. Y justo cuando uno espera que la acción llegue al clímax, Spielberg la detiene en seco con un monólogo de siete minutos —uno de los mejores de la historia del cine— cuando el huraño pescador Quint (Robert Shaw) recuerda sus días a la deriva en las aguas plagadas de tiburones tras el hundimiento del buque USS Indianapolis durante la Segunda Guerra Mundial. "...una de las características (del tiburón) es sus ojos sin vida, de muñeca, ojos negros y quietos..." ¡Qué miedo!

Star Wars (La guerra de las galaxias) (1977) Habría que buscar una vieja cinta de video para recordar lo chabacana que se veía Star Wars originalmente (con los años, pareciera que el director George Lucas la ha mejorado digitalmente tantas o más veces que las que Nancy Pelosi se ha inyectado bótox). Pero el núcleo central de la película, que se pierde en casi todas las continuaciones, permanece intacto: es una película de vaqueros convencional, repleta de forasteros libres de convencionalismos, villanos de negro y vastas fronteras a civilizar. Incluso la batalla culminante, hasta el momento en que la Estrella de la muerte va a destruir a los rebeldes, evoca el tictac del reloj de High Noon (A la hora señalada o Solo ante el peligro). Como literatura cinematográfica, Star Wars hace referencia a increíbles fuentes con un ajuste asombroso (excepto por la horrible última escena, en que los héroes se quedan ahí, recibiendo el aplauso de los ciudadanos, como si estuvieran esperando que Lucas, por fin, gritara: "¡Corten!").

Superman II (1980) Si Superman, en 1978, no terminó de cumplir con la coletilla: "Usted creerá que el hombre puede volar", la segunda película sí responde a la pregunta: "¿Puede Superman seducir a Luisa sin aplastarla en un súperabrazo?" Esta entrega es mucho mejor que la original, aunque solo sea porque nos salvó de las laboriosas escenas en el planeta Krypton (¿Recuerda que Marlon Brando recibió $3,7 millones por su breve papel como el papá de Superman?) y las obligatorias escenas de Clark Kent de niño. Aquí la acción comienza inmediatamente, cuando Superman salva la Torre Eiffel de una explosión atómica pero, sin querer, libera a un trío de villanos que juran dominar la Tierra.

Ghostbusters (Los cazafantasmas) (1984) La mayoría de los filmes clásicos de verano de gran presupuesto son películas de acción. No muchas son comedias de plano, y la razón pareciera ser sencilla: en general, cuanto más dinero se gasta en una comedia, menos divertida es (A ver si puede sobrevivir a comedias de exorbitantes presupuestos como "1941" o "Those Magnificent Men in Their Flying Machines" (Los intrépidos y sus máquinas voladoras o Aquellos chalados en sus locos cacharros)). El director Ivan Reitman resolvió ese problema con Ghostbusters al unir el entusiasmo de la ciencia ficción con unas cuantas payasadas. Como poco, Ghostbusters es una combinación de dos películas: una fábula aterradora sobre el mal y una travesura de unos profesores de parapsicología deschavetados como recién salidos de un filme del Rat Pack (grupo de amigos de Hollywood) de los 1950. La mezcla es perfecta y Ghostbusters sobrevive como una de las películas más estremecedoras y divertidas de la historia.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.