Conoce más

Abrir
Carrito de compras

Ahorros Diarios

Ahorros de las mejores marca

Revise su IMC con esta calculadora en línea.

¿Cuán saludable es tu peso?

Descúbrelo aquí

UPS Store

The UPS Store

Los socios ahorran en productos y servicios

99 Formas de ahorrar

99 Formas de Ahorrar

Échales un vistazo ahora

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Y si eres un fanático de las telenovelas, prueba tus conocimientos y contesta estas preguntas.

Antonio Martorell

De aquí p’allá

El inagotable pintor de Santurce es el primer artista puertorriqueño en la Historical Society de Nueva York, con una obra sobre los inmigrantes.

 

¿Por qué un homenaje a “la guagua aérea”?

Yo llamo a esta obra “De aquí p’allá”, sin precisar el aquí del allá, porque lo que hace tan particular nuestra migración es lo que Luis Rafael Sánchez, en su maravillosa imaginación, bautizó como la “guagua aérea”, porque es un viaje de ida y vuelta. La puertorriqueña es la primera migración aérea masiva en nuestros tiempos, y hoy todo el mundo habla de guagua aérea cuando toma el avión de Puerto Rico a Nueva York. Yo hice una primera instalación de esta obra en este mismo museo hace 18 años, con motivo de la traducción de Gregory Rabassa [de “La guagua aérea”]. La primera era más grande y en las sillas no te podías sentar porque tenían mucho ornamento. Esta es muy diferente; yo odio repetirme. ¿Para qué?

Veo que sus “inmigrantes” no tienen un vestuario de la época.

No, es una moda atemporal.  Los curadores me dijeron ‘Usted tiene licencia para llegar al futuro’ y yo propuse este viaje a través del tiempo y del espacio.

¿Cuál ha sido su relación personal con Nueva York?

Mis traslados siempre han sido de privilegio: como estudiante, como artista visitante; nunca he sufrido los rigores de la inmigración, pero sí tengo familia y amigos que la han sufrido. La migración fue un programa del gobierno de los años 50 para salir de un exceso poblacional de un país que estaba en la miseria. Los puertorriqueños que permanecimos en Puerto Rico tenemos una deuda impagable a la diáspora porque ellos se fueron, con conciencia o sin ella, para que nosotros sobreviviéramos.

Su primera formación fue la de diplomático. ¿Cómo ocurrió eso?

Yo desde niño dibujaba y sí me alentaban a tomar algunas clases. Pero a la que –ya de adolescente– empecé a albergar alguna idea romántica de ser artista, maestros, vecinos y familiares me dijeron que me iba a morir de hambre, y yo me lo creí. Estudié relaciones internacionales en la Universidad de Georgetown en Washington, D.C. Me enseñaron tan y tan bien que decidí que nunca iba ser diplomático.

Entonces estudió en Madrid con el artista español Julio Martín Caro y en Puerto Rico con Lorenzo Homar y Rafael Tufiño. ¿Cuándo se dio cuenta de que podía vivir del arte y no se iba a morir de hambre?

Empecé a hacer de todo. Mis maestros Homar y Tufiño me enseñaron a hacer trabajo comisionado, a hacer carteles, portadas de libros, de discos, escenografías, retratos, murales, arte público… Muchos artistas consideran que eso es negar su propia inspiración, pero a mí me encanta. No hay otro modo de aprender que haciendo lo que no sabes hacer. Por eso he hecho televisión, teatro, cine, he bailado profesionalmente. Todo lo he hecho por la necesidad de comunicar.

A su edad, mucha gente piensa en que ya le toca descansar. Pero usted sigue creando y exponiendo, hace radio, escribe una columna mensual en el diario Primera Hora, y recientemente también presentó en España su nuevo libro El velorio (novela), sobre la pintura de Francisco Oller El velorio

Yo desde que empecé en el arte, me percaté que grandes genios de la pintura –y no es que me compare, pero uno tiene que mirar p’arriba, no p’abajo–, Picasso, Tiziano, Rembrandt, Goya… hicieron su mejor obra después de los 80. Así que yo vivo eternamente con la ilusión que lo mejor está por venir.

Para mí el trabajo no es la maldición bíblica, es la salvación. Además, encima me pagan – a veces. Y me celebran – a veces… Siempre tengo más cosas para hacer que tiempo para hacerlas. Trabajo un promedio de 10 a 12 horas por día, entre una cosa y otra. Si hay un día que no lo hago, me siento que estoy perdiendo el tiempo.

Este año protagonizó una popular campaña televisiva de la agencia de salud puertorriqueña Medicare y Mucho Más en que lanza el concepto de “súper adultos”. ¿Nos comenta?

Es que no me gusta eso de que nos llamen ‘tercera edad’ o ‘envejecientes’. Uno es envejeciente desde que nace. Por eso, prefiero que nos llamen súper adultos, porque eso es lo que somos.

Se ha descubierto que en Puerto Rico hay más de 200 centenarios. ¡Y yo quiero llegar ahí!

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Horóscopo

Sagitario - Horóscopo de AARP

¿Eres Sagitario?

Mira lo que te depara el destino si tu cumpleaños es entre el 23 de noviembre y el 21 de diciembre. Si no eres sagitario aquí encontrarás tu signo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.