Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juegue

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Trivias

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

encuesta

Lee más sobre el deceso de uno de los más importantes escritores de Latinoamérica.

Música latina con su "tumbao"

Desde la Patagonia hasta el Caribe, los compases capturan los corazones y las almas del mundo.

Nuestra Música Latina


— Illustration: Gluekit

Otro gigante musical de América del Sur es Colombia, lugar de nacimiento de la vitalísima cumbia y el caliente vallenato. La cumbia es la destilación perfecta de las tres contrastantes culturas que chocan dentro de la música latinoamericana: las melodías europeas, los ritmos africanos y una sensibilidad indígena. Existen docenas de excelentes conjuntos de cumbia, desde el folclor auténtico de Totó La Mamposina hasta los desenfrenados éxitos comerciales de La Sonora Dinamita. Una de las colecciones más representativas es Greatest Cumbia Classics Of Colombia, Vol. 1 (Discos Fuentes, 1997), un disco que es un reto a no bailar.

El vallenato, por otro lado, se originó en la región de Valledupar. Fusiona adictivas melodías de acordeón con letras conmovedoras. En los años noventa, el cantautor Carlos Vives resucitó la estética del vallenato con toques de rock y pop. El amor de mi tierra (EMI Latin, 1999), un álbum que fluye, puede inspirarlo a explorar los trabajos de padrinos del género como Diomedes Díaz y Lisandro Meza.

Colombia también ha desarrollado su propia marca de música tropical para bailar. Aquí, la presencia de Joe Arroyo es de particular importancia. Brillante cantante y compositor, su Grandes éxitos (Discos Fuentes, 1999) incluye 12 temas clásicos, con la históricamente sabrosa "Rebelión", tema que enciende las pistas de baile.

Una noche en el Caribe

Mucha gente considera a Cuba una joya en la corona de la música latina. La isla no sólo ha producido miles de discos inolvidables, sino que también es responsable de crear géneros que florecerían y se desarrollarían en otros países: son, cha-cha-cha, mambo, bolero, rumba y danzón, por mencionar algunos. Infinitamente cálido, el versátil son es la base de todo lo demás que le siguió.

Trovadores como María Teresa Vera y el Sexteto Habanero fueron sus pioneros. Pero a fines de los años noventa, el guitarrista estadounidense Ry Cooder armó un grupo de selectos músicos veteranos para lograr los éxitos más inesperados en la historia del pop: Buena Vista Social Club (Nonesuch, 1997). Por fin hay un álbum que sí merece la quizás exagerada publicidad por dulce, alegre, eterno y potenciado por el luminoso trabajo en el piano del difunto Rubén González.

En los años cincuenta, durante la era dorada de la música cubana, la Orquesta Aragón perfeccionó la estética de la charanga, que no es un formato de canción per se, sino más bien un tipo de banda que basa su sonido en los exuberantes arreglos de violín y las acrobáticas melodías de flauta. Cuban Originals (Sony International, 1998) ofrece piezas como la ingenua "El bodeguero".

Durante esa época, La Sonora Matancera desarrolló una simpática combinación de formatos tropicales con pop, en la que la percusión rústica comparte el centro de atención con las formales trompetas. Alardeando con cantantes como Celia Cruz, Carlos Argentino y Bienvenido Granda, la orquesta grabó una serie de éxitos, algunos de los cuales pueden encontrarse en Serie nostalgia: Éxitos originales, Vol. 1 (Fonovisa, 2009). Beny Moré, Pérez Prado, Arsenio Rodríguez y el subestimado pianista Peruchín también ocupan un lugar de honor en el panteón de la música cubana.

Tal vez el ritmo latino más fácil de bailar es el contagioso merengue. Proveniente de República Dominicana, el merengue moderno es reconocido instantáneamente por su compás 2/4 —marcado por el güiro y la tambora— y acordes en staccato. El otro popular producto de exportación dominicano es la bachata, también conocido como la música del amargue.

Aquí, las letras amargas de las cuestiones amorosas trágicas son embellecidas por crecientes acordes de guitarra y suaves compases de bongó. Por el lado comercial del pop dominicano, Antony Santos incluye tanto merengue como bachata en la memorable Sin ti (Plátano Records, 2003). Un enfoque más cosmopolita se ve favorecido por el cantante y compositor Juan Luis Guerra, en Bachata rosa (Karen, 1990), un esfuerzo revisionista para aumentar el atractivo de la bachata con armonías de jazz y letras poéticas.

Siguiente: México: Tierra de rancheras. >>

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.