Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Tarjeta de crédito

Calculadora

Cómo saldar tu tarjeta de crédito

Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Recursos para encontrar empleo

Boomer Superstar
Concurso

Print

Vota por uno de los semifinalistas del concurso AARP "Boomer Superstar" y podrías ganar $3,000. Reglas oficiales (en inglés).

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Revisa nuestro homenaje a las leyendas del fútbol mundial.

Historias reales de Amor sin barreras

¿Rivalidades entre pandillas? ¿Amores prohibidos? Los residentes del West Side de Nueva York nos cuentan cómo era en realidad.

Blanca Vázquez, profesora del Hunter College del City University of New York, recuerda haber estado de vacaciones en Grecia a finales de la década de 1980 y que la presentaran como puertorriqueña de Nueva York. La reacción fue inmediata, relata la también activista, cuyo trabajo se enfoca en temas latinos y puertorriqueños: “Ah, ¿puertorriqueña? ¡Amor sin barreras! ¡Cuchillos!”

Esta reacción, sostiene, era típica de las personas cuyo único acercamiento a la cultura de Puerto Rico había sido la película ganadora del premio de la Academia, de 1961, que se basó en el musical de 1957. “Amor sin barreras fue la manera en que los puertorriqueños fuimos presentados al mundo”, señala Vázquez. Irónicamente, “la mayoría de los puertorriqueños nunca vieron el musical –añade–. No teníamos dinero para ir al teatro. Vimos la película. Y muchos de los que la vieron y que no eran puertorriqueños nunca antes habían conocido a un puertorriqueño”.

De todos modos, muchos puertorriqueños amaron la película, por el sólo hecho de que los tenía como protagonistas de la historia. “Mi familia y amigos pensaron: ‘qué bien, una película que tiene personajes puertorriqueños’”, cuenta Angelo Falcón, de 57 años, presidente del National Institute for Latino Policy, institución sin fines de lucro. “Después de los movimientos por los derechos civiles y del movimiento por Puerto Rico (entre la década de los 60 a la década de los 80), fue que recién lo analizamos y pensamos: ‘Por Dios, nos hace quedar como si todos fuéramos parte de una pandilla’”.

Una nueva producción bilingüe de Amor sin barreras, que llegará a Broadway esta primavera, podría profundizar esta percepción. Escrita y dirigida por Arthur Laurents, libretista original, esta nueva producción apunta a lograr un retrato más realista de la Nueva York de los años 50, e incluye diálogos en español y una visión exacta sobre los Sharks y los Jets. “Los dos bandos eran villanos –afirma Laurents, de 90 años–. Son muy pobres, pelean acerca de quién es el rey de esa cuadra en particular, lo que los vuelve viciosos. Esta actitud no es restrictiva de una nacionalidad. Los miembros de cada pandilla eran completamente asesinos”.

La violencia, distintivo propio de los conflictos territoriales que históricamente dominaron la ciudad de Nueva York, le ganó el alias de “Hell’s Kitchen” —la cocina del Infierno— a un sector del West Side de Manhattan incluso antes de la época de Amor sin barreras. El área conocida como Hell`s Kitchen se extendía desde la Calle 34 a la Calle 59 y desde la Octava Avenida  hasta el río Hudson, y era un lugar rudo y conflictivo, que hacía honor a su nombre no oficial.

Esta área, que ahora es un lujoso enclave conocido como Midtown West, fue el bastión de las clases trabajadoras puertorriqueñas e inmigrantes de Irlanda, Polonia, Grecia e Italia —y de todo, menos glamoroso— desde la década de los 30 hasta la de los 60. Las familias vivían con lo justo; muchos adolescentes abandonaban la escuela secundaria para trabajar y así ayudar a sus padres a que el dinero alcanzara para llegar a fin de mes. Las pandillas reclamaban cuadras o secciones del parque como su territorio. Algunas de estas peleas terminaron en tragedia y fueron primeras planas de los diarios. De hecho, para fines de los 50, la cultura de las pandillas había proliferado más allá de los límites de la Hell's Kitchen, llegando a todos los distritos de la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, contrariamente a la imagen exótica y extranjera que la película y el musical de Amor sin barreras presentaran de los Sharks puertorriqueños frente a los Jets “norteamericanos”, muchos jóvenes en la Hell's Kitchen eran hijos de inmigrantes, bilingües y biculturales: “todos, con excepción de los irlandeses, hablaban un idioma extranjero en sus hogares, con sus padres”, afirma John Montero, quien residía en el West Side y cuya historia encontrará a continuación.

Y, a pesar de las tensiones que Amor sin barreras resalta entre puertorriqueños y los hijos de inmigrantes europeos, los miembros de ambas comunidades muchas veces se mezclaban y hasta se casaban entre ellos. “Los años 50 fue una época en la que, para los puertorriqueños, ellos se identificaban como norteamericanos, no puertorriqueños”, recuerda Vázquez. “El movimiento puertorriqueño no comenzó, sino hasta más tarde, con los Young Lords, en la década del 60”.

En realidad, el West Side, incluso más allá de la Hell's Kitchen, según los que lo conocen mejor —las personas que vivieron allí—, fue mucho más que la rivalidad entre pandillas. Fue, además, un lugar cautivante, lleno de personajes, optimismo inmigrante, una fuerte ética de trabajo y de amistades que durarían toda la vida.

A continuación, en sus propias palabras, cómo era en realidad el West Side en las voces de John Montero, Reuben Torres, Tony y Edith Emanuel y Elsa Acosta.
Regrese

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s