Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones disponsible ¡gratis!

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Y si eres un fanático de las telenovelas, prueba tus conocimientos y contesta estas preguntas.

Historias reales de Amor sin barreras

JOHN MONTERO

En un lugar donde la apariencia ruda era una ventaja, ser un preadolescente delgado y caminar por la Hell`s Kitchen llevando un estuche de violín podría haber metido en problemas a cualquiera.  Sin embargo, John Montero, quien nació en Manhattan, hijo de un conserje puertorriqueño y de una costurera, supo pasar inadvertido gracias a su tranquilo encanto y a su empatía.

John vivió en la Hell's Kitchen durante una década, hasta 1940, antes de que los puertorriqueños se mudaran a la zona en grandes cantidades, unos 20 años más tarde. Solía andar con un grupo de muchachos que, en su mayoría, eran de origen griego, y que vivían en su cuadra, la Calle 53, entre la Novena y la Décima Avenida.

La mejor manera de mantenerse alejado de los problemas era conocer cuál era tu territorio, que, por lo general, era la cuadra en la que vivías, cuenta. “Una cuadra era italiana, la otra cuadra era polaca, y la cuadra irlandesa —uno no deseaba entrar allí, donde estaban los irlandeses”, relata Montero, de 82 años, durante una entrevista en su cálido y espacioso hogar en los suburbios, en Bergenfield, Nueva Jersey, a unas 25 millas del lugar donde creció. John recuerda que “los de origen irlandés eran los más rudos, e ibas a encontrar problemas si entrabas en su territorio”, en la Calle 54, a tan sólo una cuadra de donde él vivía.

Crecer en el West Side significaba jugar al stickball, stoopball y a las canicas en el medio de la calle con tus amigos. Una de las actividades principales era andar en patineta en la bajada entre la Novena y la Décima Avenida, que se extendía por casi tres cuadras. “Éramos muy pobres, de manera que nos armábamos nuestras propias patinetas —cuenta Montero—. Tomábamos los cajones de frutas que los supermercados desechaban y cortábamos una base de dos por cuatro. Después le colocábamos una caja arriba, le clavábamos unas ruedas de patines viejos y obtenías una patineta que corría bastante bien”.

Montero no vio la producción original de Broadway de Amor sin barreras; pero recuerda haber pensado que la película era “extraña” y que no se parecía en nada al lugar y a la gente —que incluía a griegos, italianos, puertorriqueños— que él conocía.

“La película tiene una parte donde uno de la pandilla toma un cuchillo y lo utiliza para atacar a otro, y otra parte donde se utiliza un revólver para matar a Tony —señala Montero—. La verdad es que no teníamos armas. De hecho, los grupos las despreciaban. Si alguien pensaba que tenías un arma, eras considerado un cobarde, y nunca supe o escuché que alguien tuviera una… Como si no fueras lo suficientemente rudo como para pelear desarmado, con los puños”.

Por otro lado, dice Montero con una carcajada, “nuestro grupo tenía a Tony”.

Tony Emanuel era el mejor amigo de Montero, y su alter ego. “Tony era alto, grande; podía ganarle a cualquiera —dice Montero—. Tenía manos que parecían guantes de boxeo y cada uno de sus dedos era grueso como un pulgar”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.