Conoce más

Abrir
Outback - Beneficios a los miembros de AARP

Outback Steakhouse

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Pareja con un celular - Consumer Cellular - Beneficios de AARP

Consumer Cellular

Los socios ahorran en planes de wifi

 

 

 

 

Ofertas exclusivas de puntos para socios

Beneficios para miembros de Audífonos

Centro auditivo

Obtiene los recursos y soluciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

becas para
hispanos

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

Economía casera

Cómo prepararse para lo peor

Su plan monetario para afrontar las crisis en la vida.

Usted puede pensar que está preparado para cualquier tipo de crisis en la vida, pero ¿lo está en realidad?

El día previo a su cumpleaños número 65, el marido de Vera Jordan, Arlin, descubrió sangre en la orina. Tres meses después, murió de cáncer de riñón.

Vera tuvo poco tiempo para llorarlo: Necesitaba evitar que su gasolinera fuera a la bancarrota.“Por lo único que se lamentaba era por dejarme en el desastre en el que estaba —cuenta Vera, de 71 años, que luchó por mantener el negocio a flote lo suficiente como para venderlo—.

Hubo momentos en los que le decía a Dios que me había dado más de lo que podía manejar.”Cada año millones de personas enfrentamos acontecimientos inesperados, una enfermedad en la familia, la muerte de un cónyuge, un divorcio, una incapacidad, la pérdida del empleo.

Y para muchos, la tensión y la tristeza que se producen sólo son aumentadas por presiones financieras. ¿Puedo pagar las cuentas? ¿Mantener la casa? ¿En quién puedo confiar para que me ayude a administrar? Ahora que la economía de EE. UU. está en crisis, esta sensación de emergencia no se limita a la gente que sufre un revés repentino.

Tal vez se redujo el valor líquido de su vivienda. O esa carrera estable ya no parezca segura. También está su fondo de jubilación, esos ahorros de toda la vida que, asombrosamente, desaparecen. Si la vida hoy le presentara un revés, ¿estaría usted, como Vera Jordan, buscando dinero?

Para dos de cada cinco norteamericanos adultos mayores, la respuesta es un desafortunado sí. Una nueva encuesta, patrocinada por AARP Financial, realizada a adultos de entre 40 y 79 años de edad, analizó cómo nos preparamos para y reaccionamos ante lo peor que la vida tenga para ofrecernos. Lo que se halló debería hacer sonar las alarmas.

En esta nación de optimistas, el estudio muestra que a menudo somos demasiado confiados antes de que nos ocurra algún problema, y que luego quedamos perturbados.Consideremos la pérdida del empleo: Entre los que nunca experimentaron el desempleo, el 32% indica que está “muy preparado” para manejar su impacto financiero. Sin embargo, sólo el 12% de los que lo han experimentado mira hacia atrás y estima su preparación en un nivel muy alto.

Una reacción más común: el 44% estaba enojado consigo mismo por no haber estado mejor preparado. El 57% de los adultos de entre 40 y 79 años de edad han atravesado al menos una crisis en su vida.

“Enfrentémoslo —indica Richard Hisey, presidente de AARP Financial, la subsidiaria de servicios financieros de AARP—: es bastante difícil contemplar estos escenarios, ni hablar de planear para ellos.

Al mismo tiempo, la realidad es que, tarde o temprano, la mayoría de nosotros atraviesa una crisis. Estar preparados puede marcar una diferencia.”Por lo tanto, es hora de planificar. Comencemos. 

Pérdida de empleo

Myra Parker, de 52 años de edad, no estaba preocupada cuando perdió su empleo en una aseguradora, en 2002. Recibió una indemnización de $45.000, beneficios por desempleo, su cónyuge trabajaba y contaba con una actividad secundaria de venta de planes prepagos de servicios legales.

Pero un año más tarde, su marido, Dennis, de 65 años de edad, conductor de camiones, también fue despedido. “Entonces, nos encontramos en una situación crítica —cuenta Myra, que vive en Chalfont, Pensilvania—.

Había despilfarrado mi indemnización disfrutando de la vida y refaccionando mi casa. Mis problemas habían sido generados por mí.” 

Lo que se debe hacer: Imagine lo peor.

¿Tiene usted un plan sólido? Para evaluar qué tan preparado está para una crisis financiera, el experto financiero Spencer Sherman ofrece estas preguntas y unos consejos.

1. ¿Está usted ahorrando para el futuro? “La abuela y el abuelo no tenían tarjetas de crédito —dice Sherman—. Cuando querían algo, lo planificaban, ahorraban y pagaban en efectivo. No podían acumular deuda. Generalmente, usted sabrá si ha ahorrado lo suficiente como para vivir durante los años de jubilación cuando pueda limitar sus extracciones para gastos a un 3 ó 5 por ciento de sus ahorros al año.  

2. ¿Cuenta usted con el seguro suficiente? “Saber que uno está bien protegido es tranquilizador, lo cual quita presión a otras decisiones financieras. Si sus inversiones han perdido valor, puede tener sentido contratar más seguros de vida, de cuidados de largo plazo o por incapacidad.”   

 3. ¿Están sus activos realmente diversificados? “La diversificación significa más que contar con un espectro de inversiones en acciones y bonos; se trata de diversificar todos los riesgos. Es por eso que usted no quiere que todo su dinero esté en propiedades o que su salario y sus ganancias por inversiones provengan de una sola fuente, como cuando la gente mantiene las acciones de su compañía en su plan 401(k)."   

 4. ¿Qué consejo financiero le daría a un amigo que se encontrara en una situación exactamente igual a la suya? “Con un amigo, libre de las emociones que dispara el dinero, uno trata de ser objetivo, así lo puede ayudar a evitar las decisiones impulsivas. Ahora, póngase en el lugar de su amigo y dése un consejo igualmente objetivo.

”Como nunca se imaginó que Dennis se quedaría sin empleo, Myra no creyó que le llevaría años encontrar un trabajo de tiempo completo adecuado.    “La gente siempre piensa que nada malo le va a suceder —indica Peg Downey, planificadora financiera en Silver Spring, Maryland—. Nuestro trabajo se hace realmente difícil, ya que quedamos como los pesimistas.”  

El optimismo de la gente a menudo encubre temor, destaca Spencer Sherman, autor de The Cure for Money Madness (Broadway Books, 2009).

“La mayoría de nosotros no sabemos cómo contemplar nuestro dinero de forma objetiva. Lo que aportamos a las finanzas es temor, y el temor nos hace impulsivos. Tomamos decisiones sin verificar los números. Decimos: ‘Todo se va a solucionar’." 

Eso convierte un panorama en el que tragaríamos saliva en un ejercicio útil. Sherman hace que sus clientes planifiquen una vida con sólo la mitad de su dinero. “Si uno enfrenta sus peores miedos, no se sentirá inmovilizado por ellos —indica—. Y se puede llegar a sorprender. Le permite volver a focalizarse en lo que realmente tiene valor.”  

 Lo que se debe hacer ¡Comience a ahorrar!

El ingreso de los Parker disminuyó significativamente en 2003. Cada mes en que no podían pagar sus gastos, la pareja echaba mano a sus ahorros para la jubilación. Finalmente, ese dinero también se evaporó.  

La lista de verificación del planificador siempre comienza por ahorrar para emergencias, y el momento para empezar a ahorrar es siempre hoy, mientras todavía puede hacerlo. La pérdida del empleo siempre llega sin aviso: En la encuesta de AARP Financial, el 26% de las personas despedidas habían sido notificadas con menos de un mes de anticipación; un 42% no había sido notificado, y el 35% de los encuestados no contaba con ahorros para seis meses de gastos, un nivel de ahorros prudencial para muchos hogares.  

Lo que se debe hacer: Ponga en marcha su propia red

Los Parker hicieron lo siguiente: le contaron sobre su situación apremiante a todos sus conocidos.

“Mucha gente es demasiado orgullosa como para contarle sus problemas a cualquiera, pero la gente no puede ayudarlo si no sabe que necesita ayuda”, comenta Myra, que consiguió algunos clientes a través de amigos, ex compañeros de trabajo y miembros de la iglesia a la que asiste con Dennis.   Stephen M. Pollan aplaude semejante apertura.

“Uno debe hallar el modo de aprovechar la energía emocional”, indica Pollan, autor de Lifelines for Money Misfortunes (Wiley, 2007). Las crisis de la vida “son explosiones emocionales que nos sacuden. Otras personas nos ayudan a encontrar el camino hacia la claridad y la objetividad.”  

Myra y Dennis también fueron inteligentes al mantener las certificaciones que les permitirían volver a obtener empleos en las áreas de su elección.

El año pasado, luego de cinco años y medio desocupada, Myra volvió a conseguir un trabajo de tiempo completo como vendedora de seguros.  

INCAPACIDAD

Kim Sherburne estaba dictando su clase de enfermería cuando se dio cuenta de que se había olvidado algo en el auto. Al correr para recuperarlo, se cayó sobre la rodilla. Eso ocurrió en 1998.   “Me realizaron una cirugía artroscópica, y no sé si fue un ejercicio o un accidente durante mi rehabilitación —recuerda—, pero desarrollé una distrofia simpática refleja (DSR)."  

La DSR es un desorden nervioso que puede provocar dolor intenso e incesante. La terapia logró que Sherburne, que vive en Mansfield, Ohio, volviera a trabajar a tiempo parcial, pero en 2007 se volvió a caer, quebrándose la misma pierna que se había lastimado previamente. La DSR volvió con ganas.  

Lo que se debe hacer: Cubra sus activos

“Nunca imaginé que algo así me sucedería —se lamenta Sherburne, que ahora tiene 49 años de edad—. Tengo ese complejo que tienen las enfermeras: asumimos que estamos acá para cuidar de los demás; no nos podemos enfermar.” 

Este pensamiento no es exclusivo de las enfermeras, indica Peg Downey, “pero la gente necesita darse cuenta de que su recurso más importante es su poder de ganar dinero. No se puede proteger eso con nada, excepto con un seguro.”  El temor nos impide contemplar el dinero en forma objetiva, indica Spencer Sherman:“El temor nos hace impulsivos. Decimos: ‘las cosas se van a solucionar’.”   

En la encuesta de AARP Financial, el 84% de la gente menor de 60 años cuenta con un seguro de vida, pero sólo aproximadamente dos tercios tienen cobertura por incapacidad. Eso representa un riesgo. Las enfermedades graves o la incapacidad están clasificadas segundas, después de la pérdida del empleo, como apuro financiero.  

A pesar de que muchos empleadores ofrecen seguro por incapacidad como un beneficio, es bueno examinar los términos exactos antes de decidir que usted se encuentra asegurado en forma correcta.

El valor de una póliza depende, entre otros factores, de la proporción del salario que reemplaza (cualquiera entre el 30% y el 70%), de cualquier período de espera o tope monetario y de cómo se define la incapacidad. Para los individuos, el costo puede representar un desalentador 2 a 3 por ciento de su salario. Eso torna indispensable, entonces, una comparación de precios. 

Actualmente, Sherburne está solicitando beneficios por incapacidad a la Administración del Seguro Social, que cubre a las personas que se encuentran totalmente incapacitadas para trabajar. Su solicitud inicial y su primera apelación fueron rechazadas, lo cual es común, y si bien cree que finalmente tendrá éxito, en el ínterin apenas si se las arregla para vivir.   

DIVORCIO  

Jeff Condon nunca lo imaginó. El abogado de 47 años de edad, de Santa Mónica, California, sabía que había tensión en su matrimonio, pero pensó que esa tensión era normal, la misma que existe en todas las parejas, hasta que un día su esposa le comunicó que ya era suficiente.

Desde entonces, los dos han peleado por la casa, los hijos, hasta por viajes para ver los partidos de los Dodgers. Durante tres años, estima, han gastado $250.000 peleando entre sí.  

Lo que se debe hacer: Sea un cónyuge igualitario.

Al avanzar sobre los objetivos del planeamiento financiero, la protección contra un divorcio no debería encontrarse entre las primeras prioridades, salvo que usted comience un matrimonio con un patrimonio que deba proteger.

En ese caso, puede llegar a necesitar un acuerdo prenupcial y fideicomisos. Para el resto de nosotros, la protección contra un mal divorcio la pueden constituir buenos y sencillos hábitos de presupuestación y realizar inversiones en forma conjunta, lo que enseña a las parejas a no pelear por dinero.

"Soy un gran defensor de que los cónyuges manejen sus asuntos en forma conjunta, especialmente si uno de ellos gana más que el otro —indica Spencer Sherman—. Todos queremos ser escuchados.”Como una cuestión práctica, ambos cónyuges deberían tener crédito, según Mark Brown, planificador financiero de Denver.

"Cada uno querrá una tarjeta de crédito para poder alquilar un auto o realizar una reserva de hotel”, indica.   Si se produce el divorcio, el hábito de compartir las decisiones monetarias va a ayudar. Jeff Condon ha escrito dos libros sobre planificación patrimonial.

Eso lo convierte en un experto respetado por derecho propio. Sin embrago, admite que su vida personal proporciona un relato cautelar: “Los amigos han dicho: ‘Hagamos lo que hagamos, no queremos un divorcio como el de los Condon’. "  

FALLECIMIENTO DE UN CÓNYUGE  

Durante la mayor parte de los 34 años de su vida matrimonial, Vera Jordan se ocupó de su propia carrera como coordinadora de personal en un centro médico de Anniston, Alabama. Después de jubilarse, ayudó a Arlin atendiendo detrás del mostrador en la estación de servicio. “Él era un mecánico de oficio y me encantaba —señala—. Yo sabía cómo poner el auto en marcha, nada más."  

Luego, Arlin recibió la noticia de que le quedaban meses de vida. Resultó, finalmente, que le quedaban tres.

Lo que se debe hacer: Prepárese para actuar.

Llevar adelante el negocio del cónyuge puede resultar una carga pesada. Una parte esencial de la planificación patrimonial es un “plan B”. La gasolinera de Arlin estuvo al borde de la bancarrota, recuerda Vera.

Desde la cama, Arlin le enseñó todo, desde cómo manejar los camiones remolques hasta los reglamentos ambientales que debía cumplir.    Vera lo pudo manejar. Cuenta que no tenía tiempo de compadecerse de sí misma. “Arlin y yo compartimos horas hablando sobre cosas prácticas, y eso nos ayudó a ambos.”  

La capacidad de actuar, de no paralizarse, es de gran ayuda para enfrentar una crisis, según Stephen Pollan. La mayoría de los temores y las tensiones provienen de la propia mente, indica.

“Uno no se preocupa por lo que está sucediendo en este momento, sino por algo que podría ocurrir mañana.”   “Concéntrese en lograr que hoy sea un buen día —aconseja—. Uno de los mejores modos de eliminar el temor es permanecer en el presente, en el hoy. El mañana esperará por usted.”  

Luego del fallecimiento de Arlin, Vera tuvo que hacerse cargo de la deuda de $400.000 de la estación. “No es una desgracia encontrarse en apuros financieros —dice—. Creo que todo el mundo llega a ese punto en algún momento. Sólo se convierte en una desgracia si uno no intenta salir de esa situación.”Arreglándose con $2.000 al mes de pensiones, Vera acordó planes de pago con cada acreedor y más tarde vendió el negocio, logrando quedar a mano. En la actualidad, dice estar agradecida por aquellos últimos días con Arlin.

“Cuando se ha estado casada durante tanto tiempo como nosotros, a veces se da por sentado que se puede contar con el otro —comenta—. No dimos eso por sentado en absoluto durante aquellos tres meses finales.”  

Kathy Kristof es columnista de finanzas personales. El año pasado se publicó una nueva edición de su libro Investing 101 (Bloomberg). Fuente de datos estadísticos: Encuesta telefónica de 1.200 personas de entre 40 y 79 años de edad llevada a cabo entre el 09/10/2008 y el 08/11/2008. Margen de error +/- 2,8%.

Publicidad

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad